X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista

Lestapis (October): "Las empresas valencianas confían en el sistema crowdlending a la hora de solicitar préstamos"

11/06/2019 - 

VALÈNCIA. "La incursión de las fintech ha estado sirviendo de preparación a la banca para hacer frente a los nuevos competidores: las BigTech". Así se manifestaba hace cuatro meses Grégoire de Lestapis, consejero de October España, plataforma de financiación participativa líder en Europa. La misma que hace medio año cambio de nombre al pasar de Lendix a October.

El que fuera director general del BBVA en Francia, que en agosto de 2016 -y tras más de 14 años en el 'banco azul'- decidió pasarse al sector fintech, tiene más de tres décadas de experiencia en el sector bancario en Asia, África, Europa y las dos Américas. Fue en otoño de 2016 cuando Lestapis se sumó al proyecto -ya realidad- de October aportando su amplia experiencia y sus no menos vastos conocimientos.

En pleno boom fintech y con el 'open banking' tratando de hacer frente a los nuevos y durísimos competidores como son las 'BigTech (Alibaba, Amazon, Apple, Facebook, Google, Tencent...), este diario se puso en contacto con Lestapis para conocer sus impresiones sobre diferentes cuestiones, que no dudó en responder amablemente.

-¿De qué salud goza actualmente October y en qué números se están moviendo en España (clientes, volúmenes, empleados…)?
-Dos años después de haber aterrizado en el mercado español, me siento orgulloso de poder decir que October goza de muy buena salud. Nos hemos consolidado en España y a la fecha de hoy hemos alcanzado los 39 millones de euros de financiación, que se han destinado a 63 pymes, cuya facturación global asciende a casi 780 millones de euros, impactando a 3.000 empleados, principalmente de los sectores de industria y manufactura, hostelería y restauración, así como de servicios. Pero no solo estamos en España, sino que también operamos en Francia, Italia y Países Bajos. De manera global hemos concedido 310 millones de euros en préstamos para más de 630 proyectos de desarrollo de empresas europeas de todos los tamaños y en todos los sectores. Con respecto al número de empleados, contamos con casi 100 en Europa, de los cuales 18 forman parte de la plantilla española. 

-¿Y cómo ha sido posible dicho afianzamiento en España?
-El afianzamiento de October en el mercado español ha sido posible gracias a dos factores: la regulación y su modelo híbrido de inversores. October está regulada por la CNMV y por lo reguladores locales de los países donde se encuentra presente. Por otra parte, gracias a su modelo híbrido de inversores, October cuenta con una comunidad de 17.000 pequeños ahorradores o inversores particulares que prestan a empresas para ayudar a la economía real. 


-A los que hay que añadir inversores institucionales..
-Así es; a éstos se suman los inversores institucionales, que coinvierten sistemáticamente a través del fondo de inversión gestionado por October y alimentado por inversores institucionales privados (compañías de seguros, bancos, family office, High Net Worth Individuals (HNWI)...); instituciones públicas, como Fondo Europeo de Inversiones (FEI), así como del BPIFrance, homólogo francés del ICO; y los propios directivos de October. Esta fórmula ha permitido superar la marca de los 100 millones de euros reembolsados a sus inversores, lo que supone la devolución del 32% de los 310 millones de euros que hemos prestado a empresas europeas desde que abrimos la empresa en 2015.

-¿Y en la Comunitat Valenciana?
-La Comunitat Valenciana es una de las regiones que más está apostando por el crowdlending -préstamo de varios inversores particulares a las empresas- en este momento, junto con la Comunidad de Madrid, Catalunya y Navarra. Según los datos que tenemos a la mano, las empresas confían en el sistema crowdlending a la hora de solicitar préstamos y la media de financiación es de 600.000 euros, principalmente en el sector industrial, servicios y hostelería. Esta confianza la hemos tenido desde el principio, cuando financiamos la mayor operación de crowdlending en España por valor de un millón de euros para desarrollar el proyecto del nuevo Hard Rock Café València, y ahora último hemos financiado varios proyectos de empresas industriales de la región de Castellón.

-¿Cuál es el perfil tipo del cliente de October?
-Tenemos dos tipos de clientes: por un lado, están las empresas y, por otro, los inversores. Nosotros queremos ayudar a las empresas a impulsar sus negocios y para ello ofrecemos una respuesta rápida y ágil a la hora buscar financiación. No exigimos garantías reales ni productos vinculados a las empresas. Se trata de un proceso 100% online, que permite financiar incluso los intangibles. Ofrecemos préstamos cuando se quiere adquirir una empresa, internacional un negocio, digitalizar el negocio, hacer una reforma, también refinanciamos deudas, entre otros. Eso sí la empresa debe tener como mínimo de dos años de vida, ser rentables y tener una facturación superior a los 250.000 euros. Actualmente, las empresas que recurren a October tienen una vida media de 18 años y una facturación media de 13,5 millones de euros.


-¿Y en el otro lado de la ecuación?
-Están los inversores particulares o institucionales, que pueden acceder a una nueva clase de activo mientras ayudan a empresas de la economía real a crecer. Para los particulares o pequeños ahorradores, hemos creado una app móvil (iOS o Android), desde donde pueden prestar en solo tres clics a empresas de su elección desde 20 euros, sin comisiones y obteniendo el 100% del tipo de interés cobrado a la empresa mes a mes. Los inversores institucionales privados y públicos (compañías de seguros, bancos, family office, entidades públicas...) coinvierten con los particulares a través de un fondo de inversión gestionado por October e prestan sistemáticamente en todos los proyectos. A estos últimos, se suman los propios directivos de October que alinean sus intereses con los de los inversores prestando de manera sistemática en cada uno de los proyectos.

-En noviembre de este año le pregunté a José María Roldán, presidente de la AEB, su opinión sobre el fenómeno ‘BigTech’ y me respondió: "Son auténticos monstruos digitales, que todo el mundo reconoce que son irreplicables. Yo rezaría para que no entraran en la banca". ¿Coincide con sus palabras?
-El panorama va a cambiar con las Big Tech. En estos momentos vemos que los bancos se alían con las fintech para agilizar sus servicios y poder ofrecer al cliente exactamente lo que quiere. El 'open banking' es el siguiente paso, además de una extraordinaria oportunidad para los bancos. Si (o cuando) las instituciones financieras adopten un modelo de Open Banking podrán competir contra los GAFAs -Google, Amazon, Facebook y Apple´, dado que servirán al cliente adecuadamente.

-¿Realmente está preparada la banca española para ‘combatir’ a las ‘BigTech’?
-Tienen todo lo que necesitan para poder competir mejor. Cuando entramos en el mercado español, la banca estaba en contra de las fintech y hoy vemos que compran fintech y se alían con ellas porque ven los beneficios que podemos aportar tanto a su negocio como a sus clientes.


-¿Cómo ve el boom fintech que se está viviendo en España? ¿Estamos todavía muy lejos respecto a los países de nuestro alrededor donde las fintech llevan más tiempo asentadas?
-Según un estudio de DBK, la cantidad de empresas del sector fintech que se han creado durante el pasado ejercicio de 2018 ha crecido más de un 60%. Esto nos hace ver que seguimos viviendo este boom en España y que su oferta responde a las necesidades del mercado. Si nos centramos específicamente en las empresas fintech que se dedican a las modalidades de crowdfunding y financiación alternativa, observamos que han movido más de 430.000.000 de euros en 2018, lo que supone un aumento de más del 63% con respecto a 2017.

-Recientemente firmaron un acuerdo con Bnext para impulsar el ‘open banking’ en España, ¿estamos ante un nuevo modelo de hacer banca en un país históricamente tan tremendamente bancarizado?
-No cabe duda de que el sistema bancario está actualmente viviendo una importante transformación donde diferentes actores se unen con el objetivo común de mejorar la experiencia del usuario. Sin duda, la colaboración es el camino al éxito. Y las fintechs tenemos que ser el motor que promueva estos cambios y, por ello, nos unimos fortaleciendo el ecosistema y desarrollando un modelo innovador como es el 'open banking' que juega en favor de los clientes. Desde October, nos enorgullece haber firmado un acuerdo de colaboración como el de Bnext, así como de poder contribuir al crecimiento del sector.

-Y mientras tanto la banca tradicional externalizando sus servicios a las fintech...
-El 'open banking' también significa que la banca tradicional está empezando a externalizar sus servicios a las fintech y otras entidades externas para llevar a cabo sus procesos de innovación. El acuerdo que firmamos en su día entre Liberbank y October representaba nueva relación entre banca y fintech. Un nuevo escenario que ha sido impulsado desde las propias instituciones europeas para responder a las necesidades de una sociedad que vive en la era digital y que demanda una nueva banca. Estamos orgullosos de ser promotores de este camino rompiendo las barreras entre bancos y fintech en España. La banca tiene la infraestructura y los clientes, mientras que nosotros tenemos la agilidad apoyada en la innovación tecnológica, por lo que, su unión es algo casi natural.

De iz. a dcha: Olivier Goy, fundador de October; Joaquín Sevilla, Chief Digital Officer de Liberbank; y Lestapis
-Por cierto, ¿qué tal va la alianza que firmaron en noviembre pasado con Liberbank para financiar las pymes?
-La colaboración va viento en popa. Empezamos de manera escalonada, actualmente estamos trabajando con 20 oficinas de Liberbank, llevando a cabo diferentes iniciativas relacionadas con potenciar la comunicación interna y la formación. Estas oficinas tienen acceso a nuestro escáner inmediato desde donde pueden testear la elegibilidad de sus clientes en un minuto y ver cómo pueden dar un servicio más amplio a sus clientes. Gracias a estas iniciativas ya se han comenzado a financiar proyectos permitiéndonos, tanto a Liberbank como a October, reforzar nuestro compromiso con el sector empresarial, siempre con el objetivo de ofrecer las mejores soluciones financieras para nuestros clientes.

-¿Por qué sigue habiendo en España tan pocas empresas de crowdfunding (o de plataformas de financiación participativa) debidamente registradas por la CNMV?
-Creo que no se trata tanto de la cantidad sino de la calidad. Cuando las plataformas emergieron en Francia en 2014, unas 70 plataformas de crowdlending aparecieron. Al cabo de 2 años solo quedaban unas 10. El mercado se va consolidando poco a poco. Nosotros tenemos dos fortalezas: accionistas que nos apoyan en nuestro camino y un modelo híbrido, que une 17.000 inversores que coinvierten con un fondo de inversión. Además, como hemos mencionado, la regulación es muy importante para nosotros y por ello estamos regulados en todos los países en los que estamos presentes.

-¿Qué le llevó a dejar de ser director general de todo un grande de la banca como BBVA en Francia para montar la anteriormente llamada Lendix y ahora October?
-La necesidad de innovar. Estamos viviendo una revolución digital que está cambiando la forma de hacer las cosas en todos los sectores y yo quería vivir este cambio en primera persona. He tenido la suerte de que October me ofreciera participar de forma activa en esta revolución que también se está viviendo en el sector financiero. Para mí está siendo reto, no solo a nivel profesional sino también personal, y que mejor que participar en esta revolución de la mano de Olivier Goy, fundador y CEO de October. Olivier es una persona que hace 16 años revolucionó el panorama de la inversión de capital con la creación del primer fondo de inversión de capital privado dedicado a inversores privados, y que en 2014 lanzó October (antes Lendix) con el objetivo de democratizar el mercado de créditos para las pymes y crear una nueva clase de activos para los inversores privados e institucionales. Un proyecto que está respaldado por equipos muy diversos: un equipo de tech cuya media de edad es de 25 años combinado con personas con 30 años de experiencia en finanzas, así como por accionistas muy sólidos. October tiene todos los componentes para ser líder europeo de este mercado.

-Por cierto, ¿a qué respondió el cambio de nombre de Lendix por October?
-El proceso de expansión internacional que emprendimos desde October demandaba de una identidad global. Una de las claves para conseguirlo era tener un nombre fácil de entender y memorizar en todos los idiomas. Por ello, se decidió este cambio que ha dado como resultado una nueva imagen que refleja perfectamente el espíritu de October: una empresa de tecnología con corazón europeo que busca convertirse en un socio estratégico de las empresas en los momentos claves de su crecimiento. Estamos seguros de que esta nueva etapa va a impulsar nuestra actividad, permitiéndonos seguir creciendo para servir mejor a las empresas de tamaño medio en fase de crecimiento agudo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email