GRUPO PLAZA

SE DESVINCULAN DE LOS ANÓNIMOS

Las 28 productoras de AVAPI admiten que enviaron una carta al presidente del CVMC

En ella exponían sus “sospechas” contra los directivos de la nueva televisión, pero dicen que son “legítimas” y lo hicieron por el bien de la televisión pública por la que han luchado “encarnizadamente” y para “desactivar la posibilidad de dar munición a los enemigos”

7/05/2017 - 

VALÈNCIA. La asociación de AVAPI de productores independientes envió un comunicado en respuesta al artículo de Valencia Plaza titulado ‘Anónimos, mentiras: Así funciona la guerra sucia contra los directivos del nuevo canal autonómico’. En él se desvinculan de cualquier anónimo y aseguran que su intención cuando han expresado sus “sospechas” ha sido siempre por el bien de la televisión pública, por la que dicen que han luchado “encarnizadamente”. Igualmente se ratifican en cuestionar la presencia de César Martí en la directiva de la nueva televisión, e insisten en hablar de “un posible conflicto de intereses”, y admiten que enviaron una carta al presidente del Consejo Rector para denunciarlo, pero siempre por el bien de la televisión pública.

El comunicado enviado desde la asociación critica el artículo por considerarlo “un ataque frontal a la asociación empresarial que más ha luchado por la televisión pública en nuestro país”. Por ello, insisten en aclarar varios puntos.

Así, aseguran que “de ninguna manera” han enviado un anónimo para poner en duda la idoneidad de los nuevos cargos directivos. De esta manera, sostienen que ellos siempre han actuado con transparencia “y siguiendo las vías adecuadas”.

Que es “precisamente para obtener transparencia y asegurar que el proceso de reapertura no se encuentre más obstáculos”, por lo que los socios de AVAPI decidieron, reunidos en asamblea, “expresar delante de la administración las dudas y los problemas que se puedan derivar de un posible conflicto de intereses delante del hecho (poco habitual) que un productor en activo y con muchas concesiones públicas se incorporase al equipo directivo de la televisión pública”. “Desde el primer momento rehusamos la idea de hacer un escándalo del tema y es por eso que decidimos expresar la dudas que se han extendido por todo el sector al organismo institucional que ha de poner luz sobre el tema, es decir, al Consejo Rector”.

“Así entonces, la junta de AVAPI hizo llegar una carta al presidente del Consejo Rector para que este conociera las preocupaciones del sector y pudieran atenderlas con la transparencia necesaria. Somos conscientes de que hay gente interesada en que la televisión no se ponga en marcha y harán lo posible para poner trabas a su funcionamiento. Precisamente lo que queremos desde AVAPI es desactivar la posibilidad de dar munición a los enemigos de la televisión pública y la mejor manera, entendemos, es hacer las cosas legales y con transparencia”.

En su escrito, los miembros de AVAPI aseguran: “Nos limitamos a expresar dudas sobre realidades que puedan derivar en problemas posteriores y pedimos que el Consejo Rector tome las medidas necesarias para desactivar posibles obstáculos futuro a la puesta en marcha de la TV. Las dudas y las sospechas reunidas en el escrito enviado al Consejo Rector son legítimas y velan por la transparencia y para evitar los conflictos de intereses y los favoritismos que, por desgracia, eran moneda corriente en la antigua TVV. Por eso, una vez presentada, esperamos una respuesta adecuada del Consejo Rector que escampe de problemas el futuro de la nueva televisión de manera que no nos encontremos con la sorpresa de que alguno pueda poner en duda su legalidad”.

Igualmente, señalan que “además de proponer que este proceso tenga la transparencia necesaria para evitar problemas futuros”, en su escrito al Consejo Rector pedían que “se agilice la contratación de los formatos adjudicados, que se publique cuanto más pronto mejor la selección de sitcoms y que se ponga en marcha la selección de programas para poder dar al sector el oxígeno necesario para su subsistencia”. “Para evitar suspicacias proponíamos que fuera el mismo Consejo Rector, heredero del Alto Consejo Consultivo, que finalice este elección de programas”, añaden.

Por último, la asociación reivindica su papel en el tejido industrial audiovisual y recuerdan que reúnen a “28 empresas de productoras de todo tipo de formatos, desde películas cinematográficas, hasta animación, formatos de televisión y documentales”. “AVAPI es la asociación que ha producido más películas de cine y sus miembros han sido un ejemplo de coherencia defendiendo la televisión pública desde la Plataforma per la TVV Pública primero y desde la MESAV a partir de su fundación”.

“Hay que averiguar, pues, quién está interesado en boicotear la nueva televisión, si los productores que han luchado encarnizadamente para su puesta en marcha y que ahora piden que el proceso esté libre de posibles irregularidades jurídicas y administrativas ... o aquellos productores que durante años han sido colaboradores necesarios del hundimiento del sector y que ahora ven peligrar sus privilegios pasados”, concluyen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email