GRUPO PLAZA

En una concentración critica que el Gobierno "se victimice con el numerito de Irene Montero"

Abascal acusa a Sánchez de "querer triturarlo todo": "Está al servicio de intereses minoritarios"

Vox
27/11/2022 - 

VALÈNCIA (EP). El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ser un "jefe de demoliciones que quiere triturarlo todo" y "no tiene escrúpulos", y ha criticado al Ejecutivo por que "se victimice con el numerito de (Irene) Montero", tras las acusaciones a Vox de ejercer violencia política contra la ministra de Igualdad.

Así lo ha expresado Abascal en la concentración convocada por Vox y el sindicato Solidaridad en los alrededores de la Plaza Colón de Madrid para pedir la dimisión del Gobierno, una cita a la que han acudido unas 80.000 personas según la formación y 25.000 según la Delegación del Gobierno.

Abascal ha clamado contra el Gobierno por estar "contra los españoles, y entregado a todos y cada uno de los enemigos de España", motivos por los que ha criticado que hoy en el país "no existe ninguno de los pilares esenciales" que se necesitan para "mantenerse en pie y prosperar".

"No hay bienestar, seguridad, propiedad garantizada, libertad básica, instituciones sólidas e independientes, unidad nacional garantizada, soberanía ni una democracia de verdad", ha lamentado Abascal, para señalar al presidente del Gobierno por estar "al servicio de intereses espurios y minoritarios" y de "aquellos que odian el interés general de los españoles".

"Políticas criminales" de Montero

En este sentido, ha arremetido contra Sánchez por financiar con dinero público "políticas criminales" como las de la ministra de Igualdad, Irene Montero, a la que ha tachado de "enloquecida" y ha señalado por hacer una ley "para que acaben saliendo a la calle los violadores y pederastas", en referencia a la rebaja de penas por la ley del 'solo sí es sí'.

Foto: CARLOS LUJÁN/EP

"Primero abren nuestras fronteras, después las puertas de cárceles, después culpan a los jueces y finalmente se victimizan (...). Hemos visto como el Gobierno se victimiza con el numerito de Montero como se victimizó con aquel cuento de navajitas y balas en sobres", ha lamentado.

Así, ha censurado las acusaciones a Vox por ejercer violencia política contra la ministra con las palabras de su diputada Carla Toscano, quien dijo en el Congreso que el "único mérito" de Montero es "haber estudiado a fondo a Pablo Iglesias", su pareja y fundador de Podemos.

"Llevarles la contraria es violencia"

En este contexto, Abascal ha afeado que "decir la verdad en el Congreso se ha convertido en "la antesala del delito", en "violencia".

"Llevarles la contraria es violencia. Es violencia decir que había un matrimonio en el Consejo de Ministros, algo que no tolerarían en ningún país democrático", ha ironizado, para denunciar que se tilde de violencia también "decir la verdad sobre que están soltando violadores, decir que hacen apología de la pederastia desde el Ministerio de Igualdad o decir que han pactado terroristas".

A su juicio, la "única violencia" que hubo en el Congreso "fue la de dos machos de la Mesa del Parlamento que increparon a la diputado de Vox a gritos, intentando intimidarla, a solo dos metros de distancia". "Eso si está mucho más cerca de la violencia", ha aseverado.

Foto: CARLOS LUJÁN/EP

Igualmente, Abascal ha condenado que las acusaciones de violencia política sobre Montero hayan llegado a los titulares de los medios de comunicación y que cuando se ejerce violencia contra el partido todos los que ahora se pronuncian, como los miembros del Parlamento, "callen como muertos".

"Van a tener que seguir llamando violencia a todo lo que digamos porque no vamos a hacer nada más que llevarles la contraria con una enmienda a la totalidad a su deriva, a su locura", ha avisado frente a la "piel final y lengua larga" del Ejecutivo. "España no se va a callar. Los españoles estamos hartos y no pueden hacer nada para callarnos otra vez", ha sentenciado.

Compara a Sánchez con Chávez

Por otro lado, ha comparado a Sánchez con el expresidente del Gobierno de Venezuela Hugo Chávez: "Padecemos un Gobierno inmerso en un proceso de destrucción institucional. Chávez paseaba por Caracas señalando un edificio y diciendo que se expropie, pues Sánchez va señalando instituciones y dice que sean asaltadas. No hay institución que se salve".

Ante ello, ha pedido "no negociar con un Gobierno que destruye las instituciones" y ha destacado que a los socialistas "solo cabe combatirles, derrotarles y echarles del poder". "Sánchez no es un político cualquiera, no es como un arquitecto con un plan de reforma distinto del edifico y que puede ser discutible, es el jefe de demoliciones, quiere triturarlo todo y no tiene escrúpulos", ha sentenciado.

De este modo, ha advertido que con el Ejecutivo de Sánchez "todo es posible": "Hoy pensamos que no va a empeorar de aquí a las próximas elecciones, pero es posible que empeore y se radicalice como estamos viendo".

Foto: CARLOS LUJÁN/EP

"Estas ultimas semanas hemos tenido que ver cosas que ni siquiera imaginábamos: fin del delito de la sedición y alfombra roja a golpistas (...). Quieren sacar por la puerta de atrás a los delincuentes y falicitar el delito que ya han anunciado que cometerán", ha alertado. Igualmente, ha criticado la reforma del delito de malversación, con el que, ha dicho, el PSOE "quiere sacar a corruptos socialistas que robaron a manos llenas en Andalucía".

Asimiso, ha condenado las "okupaciones permitidas por el Gobierno y alentadas por los socios", los "impuestos abusivos y confiscatorios para financias la fiesta" del Ejecutivo, la "inseguridad jurídica" o la "implacabilidad con los ciudadanos" con multas, mientras, a su juicio, sí hay "generosidad con los delincuentes, los sediciosos y malversadores".

Abascal ha reivindicado así la dimisión de Sánchez y la convocatoria de elecciones, así como la tipificación en el Código Penal del delito de traición "para que ninguno político pueda traicionar a los españoles liberando a los que dieron un golpe de estado y facilitando un futuro golpe". También, ha resaltado que "ya es hora de preguntar a españoles en un referéndum sobre si los partidos separatistas deben ser legales o ilegales".

Para el líder de Vox, la concentración celebrada este domingo ha sido el inicio de una "gran reacción" contra el Gobierno y el PSOE, que se ha convertido "en una ruina y amenaza para España. "No callaremos esta verdad por muy violenta que suene en sus oídos blanditos e interesados. Adelante españoles, sin miedo a nada ni a nadie, sin pedir perdón ni permiso a la izquierda totalitaria", ha concluido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme