GRUPO PLAZA

Cruce de acusaciones sobre la destrucción de pruebas en la financiación irregular del PPCV

La persona de confianza de la subdirectora de Turismo Valencia asegura que cumplía órdenes de ésta

20/09/2018 - 

VALÈNCIA. La orden de destruir la información de Turismo Valencia Convention Bureau (TVCB) anterior al 1 de enero de 2009, es decir, donde aparecían las facturas de la presunta empresa pantalla de la financiación irregular del PP, Laterne Product Council (LPC), la dio Dolores Edo, subdirectora de TVCB, según declaró este miércoles Mercedes Guerra, jefa de Calidad y persona de confianza de Edo en la fundación pública.

Fuentes presenciales en la declaciones explican a Valencia Plaza que Guerra, pese a salir por peteneras de las preguntas, no dudó en asegurar tanto al magistrado, Víctor Gómez, como al fiscal Anticorrupción que la decisión de destruir la información partió de la subdirectora.

Por otro lado de las cinco personas que declararon este miércoles afirmaron que no sabían qué era Laterne Product Council. Nadie conocía la empresa y, obviamente, todos, declararon que nuca trabajaron con ella. Todos, incluida la persona cuyo nombre aparecía vinculado a esta empresa tras ser rescatados los archivos que intentaron borrar, .

Entre las preguntas formuladas a Guerra estuvo cuál era su vinculación José Salinas, que era el director gerente de TVCB. Guerra aseveró que no tenía ninguna relación con él pues su puesto era de jefa de calidad. Sin embargo, fuentes del consistorio de la época de Rita Barberá consultadas por este medio aseguran que, cuando se llamaba a Salinas, siempre se pasaba por el filtro de Mercedes Guerra pues era, de facto, su secretaria, al igual que la persona de confianza de Dolores Edo.

Las declaraciones realizadas este miércoles desconcertaron a los investigadores, ya que parte del personal de TVCB que asegura que sí se trabajó con Laterne, el contrato de 600.000 euros sigue coleando y, sin embargo, tras hacerse pública la destrucción de pruebas nadie recuerda a esta empresa. De hecho, las contradicciones son de tal calado que no se descarta que se decrete un careo entra las personas implicadas.

Anónimo

Corría marzo de 2018 cuando legó al Juzgado de Instrucción número 18 de València un sobre a nombre del magistrado. En su interior, una carta anónima denunciando la destrucción de pruebas que vinculan a TVCB con la empresa Laterne Product Council (LPC), presunta intermediaria de la financiación irregular del PPCV municipal.

Un anónimo, firmado por un trabajador de TVCB que no se identifica, pero que llevó a los investigadores a encontrar pruebas sobre la destrucción de las facturas de Laterne gracias a que la empresa informática que realizó el borrado masivo de datos guardó una copia de seguridad de dichos datos.

La carta, a la que tuvo acceso Valencia Plaza, explicaba que antes del cambio de gobierno se procedió a la destrucción de documentación de todo tipo, "especialmente documentos contables y legales". Proseguía narrando  el anónimo que todo el mundo en la fundación fue testigo de lo que allí sucedía y que "la destrucción de la documentación ocupó especialmente a Dolores Edo -subdirectora- y sobre todo a Mercedes Guerra (jefa de Calidad y persona de confianza de Edo)".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email