X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

La euforia desmedida no es buena para los mercados financieros

El experto aborda el Fear & Greed Index o índice de miedo y codicia elaborado por la CNN Money, que contempla 7 variables técnicas de Wall Street

13/11/2019 - 

VALÈNCIA. Es indudable que el mercado goza de buena salud. Así lo demuestran los principales indicadores técnicos de market timing como la línea avance-descenso o el indicador ADn o la reciente superación de máximos históricos en los principales índices americanos y la fuerza con la que los índices europeos están subiendo últimamente, por ejemplo el DAX 30 alemán lleva 5 semanas consecutivas subiendo con un rendimiento de más de un 10%.

Pero debemos tener en cuenta que una de las cosas más importantes a la hora de invertir es la prudencia y no caer en la euforia desmedida. Y parece que eso es exactamente lo que está pasando en estos momentos en los mercados según el indicador de miedo y codicia (Fear & Greed Index) de la CNN Money.

Este indicador elaborado por la sección de economía de la CNN tiene en cuenta siete variables técnicas del mercado americano, y en función de su situación mide el miedo y codicia del mercado utilizando un termómetro de 0 a 100. Cuando este indicador esta muy próximo a 0, suele ser porque el mercado lleva tiempo acumulando caídas considerables y nos dice que hay mucho miedo en el mercado y que estadísticamente, a corto plazo vendrá un rebote o una subida. 


Por otro lado, cuando este indicador se acerca a 100 suele ser porque el mercado lleva tiempo acumulando subidas (como la situación actual), y nos dice que la euforia del mercado es excesiva y que estadísticamente a corto plazo vendrá un ajuste o corrección.

Esta es la situación actual de indicador y como podemos observar se encuentra claramente en niveles de codicia extrema, tanto es así que desde octubre de 2017 no estaba el termómetro en un punto tan alto.
Por lo tanto, en mi opinión, mientras el mercado goce de buena salud hay que seguir la tendencia principal pero siempre hay que ser prudente y llevar una correcta gestión del riesgo para no llevarnos un susto cuando llegue el ajuste o la corrección que podría llegar en cualquier momento.

Javier Lorenzo es analista independiente

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email