Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista a la portavoz del pp en el ayuntamiento de valència

María José Català: "Ribó no ha tomado las riendas en el aplazamiento de Fallas por el coronavirus"

16/03/2020 - 

VALÈNCIA. "Las cosas podrían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, ocurrieron así". Es uno de los más famosos arranques novelescos, del literato Miguel Delibes, en el que parece inspirarse la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Català (València, 1981), cuando se le pregunta sobre cómo se aplazaron las Fallas por la crisis del coronavirus. ¿Si hubiera estado Rita Barberà...?, se le pregunta. "Nada de esto hubiera pasado de esta manera", sentencia. "Rita se hubiera adelantado a la circunstancia desde hace dos o tres semanas" y "hubiera programado una suspensión de algunos actos masivos" o "hubiera avisado al colectivo fallero para que no plantaran las fallas el fin de semana". Según la portavoz del PP, el alcalde Joan Ribó no ha tomado las riendas en el aplazamiento de Fallas, a diferencia del president de la Generalitat, Ximo Puig.

Sobre la dimisión de Pere Fuset por el caso de Viveros, Català opina que es "una tomadura de pelo" y subraya que el listón de la dimisión lo pusieron las fuerzas que ahora gobiernan: "Los que hicieron que todo esto fuera así, no pueden ahora decirme que no debe ser así". Y acerca del nuevo edil de Cultura Festiva, Carlos Galiana, asegura que está "sobrepasado por la situación". Y añade, más en clave orgánica: "Carlos Galiana dará la batalla contra Pere Fuset para permanecer en esa responsabilidad".

Estas y otras cuestiones de interés en el Ayuntamiento de València constituyen los eslabones de una entrevista que transcurre en los despachos del grupo municipal popular, a pocas horas de que el Gobierno anunciara el estado de alarma.

...

...

- A raíz de la crisis del coronavirus, se ha adoptado una solución para las Fallas: se harán entre el 15 y el 19 de julio, siempre que haya mejorado la epidemia. ¿Cómo ven en el PP esta medida?
- A mí me ha sorprendido que las riendas de la situación las haya tomado el president de la Generalitat Valenciana y no el alcalde de València. De hecho, se empiezan a cerrar las fechas en una reunión en el Palau de la Generalitat con presencia de representantes de falleros y artistas, sin que estuviera ningún representante municipal. Es una decisión que ha de ser ratificada por la asamblea extraordinaria de presidentes -de las Fallas-. Me sorprende que el alcalde haya omitido su labor de ponerse al frente de la situación en la ciudad. Una situación que es absolutamente excepcional.

Creo que es una fecha que tiene cierta lógica, dado que de celebrarse las Fallas este año, debe ser después de Hogueras -de Alicante-, dado que los mismos artistas que hacen las hogueras, hacen las fallas. En ese margen temporal, tiene lógica que nos vayamos a la Feria de Julio. Soy totalmente respetuosa con esta decisión, puesto que la que tienen que tomarla es quien realmente asume el grueso de la fiesta, que son las comisiones falleras.

- ¿Qué opina del hecho de quemar algunos monumentos como el de la falla municipal sin público y a puerta cerrada?
- Imagino que responde a una recomendación de Sanidad, para que no haya gente que venga a ver la Cremà. Entiendo que algunos monumentos tienen que quemarse porque no hay otra posibilidad. Una vez plantada la falla, no se puede volver atrás. No hay otra posibilidad.

- Complete esta oración: "Si hubiera estado Rita..."
- Nada de esto hubiera pasado de esta manera

- ¿Cómo hubiera pasado?
- Imagino que Rita se hubiera adelantado a la circunstancia desde hace dos o tres semanas. Hubiera mantenido diversas reuniones con los responsables del Ministerio de Sanidad y hubiera programado una suspensión de algunos actos masivos. O bien hubiera avisado al colectivo fallero para que no plantaran las fallas el fin de semana, o bien hubiera programado con ellos qué actos se podían hacer y cuáles no. Hubiera conseguido el consenso, poniéndose ella en primera persona y tomando ella las riendas de la situación.

- Entiendo que si hubiera estado usted, igual.
- Hace tres semanas le dije al alcalde que teníamos que plantearnos que existía una posibilidad de que se suspendieran las Fallas y no vi respuesta alguna. La suspensión no nos hubiera cogido por sorpresa.

- Ni en la ópera.
- Lo último que hubiera hecho es irme a la ópera cuando el presidente de la Generalitat y sus consellers estaban tomando la decisión.

- Cambiando de tercio, en el consistorio hay algunos procedimientos judiciales en marcha. Por ejemplo, el de Sandra Gómez o el de Pere Fuset. ¿Cuándo debería dimitir un cargo público?
- La apertura del juicio oral es el momento en el que mi partido determina que una persona ha de asumir una responsabilidad. En muchos casos, a compañeros míos no se les ha permitido llegar a la apertura de juicio oral, y con la imputación tuvieron que dejar sus responsabilidades aunque después se haya archivado el caso. Lo tenemos muy presente porque aquí hay personas colaborando con nosotros que no pudieron ir en una lista, mereciéndolo mucho, porque estaban imputados.

También es cierto que hay casos y casos. Cuando hablo de corrupción, también hablo de mala praxis en la gestión de fondos públicos. Y aquí incluyo la prevaricación administrativa, que es una mala praxis en la gestión de fondos públicos. Yo le pido coherencia en el discurso al gobierno municipal y que todos juguemos con el mismo reglamento. A veces parece que hay un reglamento para el PP y otro distinto para el resto de partidos.

- ¿Qué opina de la decisión de Fuset de apartarse por el caso de Viveros pero haberlo hecho 'a medias', manteniendo sus funciones en Administración Electrónica?
- Me parece una tomadura de pelo.

- Imagine que la sentencia, a la postre, le fuera favorable. ¿No habría sido prematura la dimisión por completo?
- He visto muchas circunstancias así con muchos de mis compañeros y luego nadie les ha pedido perdón. Y no han podido recuperar ni el tiempo perdido en su carrera profesional y política, ni el sufrimiento de su familia. Los que hicieron que todo esto fuera así, no pueden ahora decirme que no debe ser así.

- ¿Cómo ve a Galiana como presidente de la Junta Central Fallera y como concejal de Cultura Festiva?
- Sobrepasado por la situación. Le sobrevino el cargo cuando las Fallas estaban encima. Después ha pasado el coronavirus. Creo que Carlos Galiana dará la batalla contra Pere Fuset para permanecer en esa responsabilidad.

- Otra cuestión de actualidad en el Ayuntamiento. Se ha criticado mucho el existente atasco de licencias. En la concejalía aseguran que se ha reducido a la mitad la cantidad de licencias paradas desde 2015. ¿Cree que el gobierno municipal actúa en la dirección concreta?
- Si el gobierno municipal hubiera considerado, a inicio de la legislatura, que esto era un problema grave que había que resolver, se hubiera notado en el decreto de organización del consistorio. La competencia de licencias de actividad parecía la carpeta que quemaba, que nadie quiso coger, y le cayó encima a Lucía Beamud sin que nadie le avisara de lo que se le venía encima. Mi sensación es que Carlos Galiana se ha quitado de en medio en un asunto complicado, que Sandra Gómez se ciñe a sus licencias urbanísticas, y que Lucía Beamud está sobrepasada por una situación que sólo se resuelve con un plan de choque: colaboración público-privada mediante las OCAs. No me sirve que estemos esperando un decreto cuando la modificación de la Lotup se produjo al final de la legislatura pasada y nadie en todo este tiempo ha considerado que este decreto tenía que ir más rápido.

- ¿Cambiaría la gestión de las subvenciones que da el Ayuntamiento a asociaciones?
- Creo que algunos beneficiarios de las ayudas no la merecen porque no tienen unos fines culturales o sociales alineados con los objetivos e intereses de la ciudad. En segundo lugar, la concesión de ese tipo de ayudas de forma totalmente opaca dice muy poco del perfil transparente que le quiere dar el gobierno municipal a su gestión.

- ¿Cómo lo cambiaría?
- Con una convocatoria pública, una resolución de beneficiarios, etcétera. Cumplir la normativa en materia de contratos y subvenciones públicas.

- ¿No se hace ahora?
- Si se hubiera hecho, la Agencia Antifraude no hubiera señalado determinadas ayudas cuyos beneficiarios finalmente han devuelto. El interventor del Ayuntamiento les iba a obligar porque la justificación era un folio firmado fuera de plazo.

- ¿Reduciría la cuantía de estos fondos?
- Depende del objetivo de la ciudad. Si viviera una situación socialmente convulsa y necesitara dar una subvención directa a determinadas organizaciones de carácter social reconocidas por la ciudadanía y que acreditan que requieren fondos excepcionales, como Casa Caridad, la Cruz Roja o Cáritas, daría ese tipo de Ayudas.

- En cuanto a la gestión de la publicidad, ¿cambiaría la manera en la que se ha venido haciendo?
- Sólo hay una forma de hacerlo, aunque a todos nos parezca tremendamente incómoda. Y si no lo haces, puede haber problemas. Hay concejales del gobierno imputados por dar publicidad a medios sin seguir el procedimiento adecuado. Si se hace bien no hay ningún problema.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email