GRUPO PLAZA

el presidente del gobierno le responde que ellos solo han estorbado

Primer cara a cara parlamentario entre Sánchez y Feijóo: el PP ofrece al PSOE pactar con ellos y no con minorías

Foto: RICARDO RUBIO/EP
7/06/2022 - 

VALÈNCIA. (EP) El líder del PP, Alberto Feijóo, ha tendido este martes la mano al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que pueda pactar con su partido y no con las minorías, como ha hecho hasta ahora, a lo que el jefe del Ejecutivo le ha replicado que el principal partido de la oposición lo único que ha hecho es estorbar.

Feijóo y Sánchez han protagonizado su primer cara a cara en el Pleno del Senado. "El PP no solo lo puede utilizar cuando no le llegan los votos de Bildu y ERC", ha sostenido el líder del PP, que ha instado a Sánchez a "dejar de estar a la altura de las minorías y ponerse a las altura de la mayoría de los españoles", que es lo que propone su partido.

Por su parte, el presidente del Gobierno ha reclamado a Feijóo que haga "una oposición de Estado y útil" y ha reivindicado que lo que hace el Gobierno es "trabajar sin descanso para proteger a familias y empresas y ustedes lo único que han hecho ha sido estorbar, estobar y estobar".

El líder del PP ha tendido este martes la mano al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para que pueda pactar con su partido y no con las minorías, en especial medidas para afrontar la crisis y frenar la inflación porque el Gobierno "va en dirección contraria". Sin embargo, el presidente del Gobierno le ha invitado a hacer una "oposición de Estado y útil" porque, a su entender, hasta ahora lo único que ha hecho el PP es "estorbar, estorbar y estorbar".

Este cruce de reproches se ha producido en la sesión de control al Gobierno del Pleno del Senado, el primer duelo parlamentario entre ambos que se produce dos meses después de que Feijóo haya tomado las riendas del PP, en sustitución de Pablo Casado. El nuevo jefe de la oposición ha querido dejar impronta de su estilo y ha arrancado su intervención reivindicado "la política útil" frente a la "crispación, las descalificaciones y los insultos" que ha visto estos años en el Parlamento.

"Yo no he venido aquí a insultarle, he venido aquí a hacer oposición, pero le aseguro que estoy muy ayudado por algunos ministros y ministras de su Gobierno para hacer oposición", ha espetado, para proclamar que él, en esta nueva etapa que ha abierto el PP, viene a "sumar, a construir y a intentar que España merezca un Gobierno mejor".

De hecho, ha dicho que ésa es la línea que quiso marcar el primer día al proponer un plan económico "con propuestas razonables" y sin las siglas del PP para frenar la inflación. "Vuelvo a intentarlo. Creo que merece la pena hacer un plan anticrisis que funcione", ha manifestado.

En este punto, ha subrayado que la mayoría de los hogares españoles "son más pobres que hace un año" mientras la Hacienda Pública ha recaudado 13.500 millones más en los primeros cuatro meses. Además, le ha echado en cara que el Gobierno "endeude" a los españoles con "210 millones de deuda pública cada día".

Por eso, Feijóo ha afirmado que en este escenario sería "razonable pactar", de forma que el Gobierno solo "utilice" al PP cuando no le llegan los votos de Bildu y ERC". "Pactar significa no hacerle caso a las minorías cuando no tienen razón y hacerle caso a las mayorías cuando lo tenemos", ha aseverado, para añadir que "una cosa es gobernar" y otra "resistir" como, según los 'populares', hace Pedro Sánchez.

En su turno, Sánchez ha reivindicado su gestión en estos años, en especial sus medidas sociales, y ha dejado claro que "el ánimo del Gobierno ha sido trabajar para construir el máximo de los consensos y la mayor unidad", tanto en las Conferencias de Presidentes como con los agentes sociales.

Sánchez ha admitido que su Ejecutivo solo tiene 155 escaños, y no los 176 que exige la mayoría absoluta y ha "llegado a acuerdos con todas las fuerzas políticas salvo la ultraderecha" y el PP. Por eso, ha pedido a los 'populares' que se dediquen a hacer una "oposición de Estado" y "útil".

Además, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que por ahora tiene que basarse en las declaraciones de Feijóo porque "una cosa es lo que dice y otra lo que hace", dado que en estos dos meses al frente del PP ha tenido declaraciones "desconcertantes" como apuntar que el PP será útil cuando gane.

A su entender, cuando el PSOE estaba en la oposición se cerraron acuerdos como el pacto contra el terrorismo o contra la violencia machista. "Escúcheme bien, violencia de género, no violencia intrafamiliar", le espetado, en alusión a debate abierto en torno a este asunto tras el pacto de PP y Vox en Castilla y León.

Sánchez ha subrayado que lo que ha hecho su gobierno en su mandato es "trabajar sin descanso para proteger a familias y empresas", como evidencian los ERE, los créditos ICO, el escudo social, el Ingreso Mínimo Vital o el tope al precio de la electricidad. "Y reconozcámoslo ustedes lo único que han hecho ha sido estorbar, estorbar y estobar a lo largo de estos años de legislatura", ha dicho.

Feijóo le ha respondido entonces a Sánchez que "no se preocupe" porque el PP es "una oposición de Estado". "El problema que tiene usted es que no tiene socios de Estado y es el principal problema de su mandato y su legislatura", ha afirmado.

Feijóo ha afeado a Sánchez su "optimismo" y le ha dicho que si saliese a la calle se daría cuenta de que las familias están "bastante molestas con su trifunfalismo". Es más, le ha dicho que "cada vez se parece más a un conductor que va en dirección contraria". "Usted ya va en la dirección opuesta a España y tiene dos copilotos que no creen en España, por lo que el riesgo ya es total", ha avisado.

El jefe de la oposición le ha afeado que diga en el Pleno que el PP está "estorbando", algo que él no diría él nunca. "A insultos me gana usted siempre", ha proclamado, para brindarle de nuevo su plan económico para poder bajar la inflación, máxime cuando sus medidas no han funcionado y la bajada de 20 céntimos del precio de la gasolina "se lo ha comido el incremento de los precios".

Además, ha aludido a la carpeta que exhibió la vicepresidenta Yolanda Díaz sobre el 'efecto Feijóo' ante las elecciones andaluzas. "Olvídense ustedes del efecto Feijoo y centrénsen en el efecto de la inflación", le ha recomendado.

En su segunda intervención, el presidente del Gobierno ha recordado los 11 pactos que le ofreció a Feijó en la reunión que ambos mantuvieron en el Palacio de la Moncloa, como el relativo a la discapacidad. Además, le ha pedido que hable "bien de España" cuando vaya fuera porque "sigue la línea de Pablo Casado de hablar mal de España fuera", algo que es "malo" para el país.

Tras asegurar que las políticas de su Gobierno van en la línea de otros gobiernos europeos, ha defendido su reforma laboral y ha apostado por revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC. "La respuesta que tienen que dar es: o derechos sociales o retrocesos sociales", ha afirmado, para asegurar que el PP "con la palabra y los hechos apuesta por el retroceso social".

Reproches por la renovación del CGPJ

Asimismo, Sánchez ha acusado al PP de dar "lecciones de constitucionalismo" al PSOE cuando son un partido que "cumple con la Constitución" y ha preguntado a Feijóo si está dispuesto a cumplir con ella para renovar los órganos constitucionales, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que lleva más de tres años caducado.

Feijóo ha criticado después que el presidente del Gobierno le acuse de no cumplir la Carta Magna cuando el Partido Popular "ha surgido para defender y para ejecutar la Constitución en todas sus partes".

En su segunda intervención, el presidente del Gobierno ha vuelto a recriminarle que el PP no "cumple" con la Carga Magna "porque llevan tres años bloqueando la renovación de esos órganos constitucionales".

Sánchez y Feijóo se estrechan la mano cordialmente

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, han protagonizado este martes un breve saludo cordial mediante un apretón de manos en el hemiciclo del Senado antes de que diera comienzo el Pleno del Senado que ha supuesto el primer duelo parlamentario entre ambos dirigentes.

El primero de los dos en entrar al hemiciclo ha sido el presidente 'popular' en torno a las 15.56 horas, recibiendo el aplauso de toda la bancada del PP, a lo que Feijóo ha respondido llevándose la mano al corazón y agradeciendo el gesto de los senadores del Grupo Popular.

Un minuto después ha hecho su aparición el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, por la otra puerta que da acceso al hemiciclo, la más cercana a la bancada del Gobierno. Una vez dentro, Sánchez, antes de sentarse en su escaño, se ha dirigido al asiento de Feijóo y ambos dirigentes se han dado la mano cordialmente y han compartido unas palabras antes del debate, llevándose también el aplauso unánime de toda la bancada socialista.

Ya durante el debate, centrado en el asunto económico, aunque con distintos apuntes de otros asuntos como la Constitución, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el poder de la oposición, los dos dirigentes han recibido el aplauso de sus bancadas hasta en nueve ocasiones en el caso de Feijóo y once veces durante la intervención de Pedro Sánchez.

En ambos casos han consumido el tiempo de intervención del que disponen ambos dirigentes, de 7 minutos, si bien solamente el presidente del Senado, Ander Gil, ha avisado a Feijóo de que su tiempo había terminado y que tenía que ir acabando. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme