Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

El oro no pierde su brillo

El analista considera que solo la renta variable (bolsa) y el 'metal amarillo' parecen ser las alternativas más interesantes de inversión en estos momentos de incertidumbre... y con las elecciones americanas acercándose

21/09/2020 - 

MADRID. El oro actualmente sigue estando en boca de todos los inversores después del máximo que marcó a principios del mes de agosto; mientras parece que se ha estabilizado por encima de los 1.900 dólares/onza. Esta estabilidad no tiene por qué mirarse como algo negativo o como preludio de un posible recorte, lo deberíamos de analizar como un respiro dentro de la cotización para continuar con una posible alza, sobre todo si las incertidumbres existentes en el mercado siguen si solventarse.

El evento de las elecciones americanas del próximo 3 de noviembre está marcado en rojo por todos los inversores. Y el oro empieza a tomar fuerza como instrumento de cobertura ante la incertidumbre del resultado; y sobre todo de como digiera el mercado el mismo. De hecho, según se aproxime la fecha es factible que el interés sobre la materia prima preciosa vaya incrementándose. Este movimiento debe ser tomado como una referencia solo en el estricto corto plazo, ya que se intenta limitar la volatilidad de un hecho puntual, que no generará un impacto de incertidumbre duradero dentro del mercado.

A partir de esta circunstancia puntual debemos de tener en cuenta que solo la renta variable y el oro parecen ser las alternativas más interesantes de inversión, ya que divisas -principalmente el dólar y la libra- junto con los bonos están dando un retorno negativo. Analizando las actuaciones que los bancos centrales van a llevar a cabo, no parece que la dinámica de inversión cambie porque la inyección de liquidez va a ser constante por parte de los entes económicos antes mencionados; y en lo que respecta a los tipos de interés no hay expectativas alcistas hasta dentro de bastantes años. Estas dos circunstancias son claves para seguir beneficiando la inversión dentro del oro en perjuicio de otros activos.

En lo que respecta al impacto que puede tener la inflación dentro de la cotización del oro, aún puede ser temprano para tomar decisiones con este filtro como referencia, ya que las expectativas no son por el momento alcistas para este dato macroeconómico; si es cierto que los bancos centrales ya no están preparando para una posible alta volatilidad dentro de este dato en un futuro, mientras que siendo conocedores del impacto que las políticas llevadas a cabo pueden ocasionar un sustancial incremento en los precios.


En lo que respecta al lado de la oferta física de oro, las previsiones muestran que durante este año las extracciones se acelerarán y con ello cientos de miles de onzas entran dentro del mercado. Esta cuestión sería preocupante para el precio de cotización de no ser porque la alta demanda cubre de sobra el posible exceso de oferta; un hecho que respalda el incremento de precios dentro del oro.

Es importante también tener en cuenta que cada vez el peso y la trascendencia geográfica dentro de las extracciones de oro son cada vez menos relevantes, ya que los diferentes gobiernos de las zonas en conflicto saben que lo mejor para su economía es seguir dejando trabajar a las compañías mineras. A modo de ejemplo está Mali donde ya se ha dado el segundo golpe de estado en menos de 10 años, pero ello no ha provocado ningún impacto en la extracción dentro del país.

Encareciendo las posibles adquisiciones

Respecto a las compañías mineras hay que destacar que las últimas fusiones y adquisiciones que se dieron fueron beneficiosas para generar compañías mucho más robustas. En la actualidad se sigue planteando este tipo de movimientos corporativos pero la subida de precio de la materia prima también ha encarecido la posible compra de compañías mineras o participaciones dentro de las mismas, que en la actualidad venderían un negocio mucho más rentable.

Analizando todo este tipo de circunstancias, el peso de un entorno optimista plagado de buenas noticias para la materia prima preciosa por excelencia debería de ser motivo más que suficiente para tener un comportamiento positivo dentro de este activo.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email