GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Hay un elefante en la cacharrería y la FED es la única que no lo ve

El presidente de la FED sigue con las afirmaciones de que la inflación en el corto plazo son algo transitorio y coyuntural a la situación actual

22/03/2021 - 

MADRID. La rueda de prensa posterior a la decisión de la Reserva Federal estadounidense (FED) de mantener tipos de interés del pasado miércoles no dejó indiferente a nadie. Si bien es cierto que Jay Powell, presidente del banco central norteamericano, tiene un papel muy difícil, en esta ocasión parece que vuelve a no tomar partido en los eventos que están aconteciendo más allá de mantener los tipos de interés y la política de compra de activos sin cambios.

El presidente de la FED sigue con las afirmaciones de que la inflación en el corto plazo son algo transitorio y coyuntural a la situación presente en la que nos encontramos, y que además se suma a la estacionalidad que suele marcar ligeras subidas. En su discurso muy inteligente -dado que cualquier cosa que diga tiene la capacidad de mover los mercados-trató de reconocer y actualizar sus previsiones de crecimiento al alza sobre la economía norteamericana.

Todo ello además de no confirmar que estamos ante un sobrecalentamiento estructural de la economía que podría dirigimos hacia la estanflación. Ni siquiera cuando le preguntan directamente es capaz de dar parámetros estimativos sobre cuál es el nivel de inflación a partir del cual la FED empezaría sensibilizarse, ni cuál es la situación real del empleo en el país para empezar a retirar sus estímulos.

Lo que muchas gestoras de fondos están interpretando de la última rueda de prensa es que el crecimiento de la curva de rendimientos de deuda de Estados Unidos, que se está empinando sobre todo en la parte más larga, es que consideran que la FED considera que los picos de inflación puedan estar alineados con el crecimiento de los precios. Teniendo en cuenta que si se estima que la economía norteamericana podría crecer al 7% para el año 2021, y que mantiene a un consumidor muy positivo en cuanto a la situación que pueda derivarse durante este año, lo cierto es que tiene poco sentido que la FED siga manteniendo las condiciones monetarias actuales.

Y como a efectos prácticos la Reserfa Federal se ha quedado como estaba, pues los mercados también. De ahí que hayamos visto como los índices norteamericanos lograran nuevos máximos históricos en el caso del S&P 500 y del Dow Jones. Como parece que no pasa nada también los rendimientos de los bonos se han incrementado y a los mercados les importa poco,; mientras vemos como el dólar se sigue recogiendo y el oro mantiene su directriz bajista. Hay un elefante en la cacharrería y la FED es la única que no lo ve.

Darío García es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email