GRUPO PLAZA

cuentas pendientes

Las preguntas por responder del nuevo curso cultural

31/08/2022 - 

VALÈNCIA. Comienza el nuevo curso y, con él, toca mirar la lista de cuentas pendientes, un listado de deberes que este año, además, tiene una línea de meta bien definida. Con las elecciones a la vuelta de las esquina, toca ir concretando proyectos por si las moscas y en el ámbito cultural no son pocas las preguntas que esperan respuesta en los próximos meses. Desde la definición de los nuevos espacios culturales de la Comunitat a los ‘fichajes’ pendientes para completar un organigrama  que todavía tiene alguna pieza por cubrir. También una reflexión en torno a los festivales que han vivido en 2022 su verano más agitado. Estas son algunas de las preguntas pendientes para entender el nuevo curso cultural.  

¿Qué hacemos con los grandes conciertos en València?

València no ha necesitado, hasta hace unos pocos años, un gran recinto de conciertos. Pero los festivales urbanos se han multiplicado y nombres como Rosalía, o los intentos por traer a Bryan Adams o el Diversity auguran una tendencia a tener en cuenta. Sin embargo, cada vez hay menos  espacios válidos para ello. La Ciutat de Les Arts i les Ciències ha anunciado que restringirá los eventos los meses de verano, Marina Sur advierte que a partir de 2023 no tiene pensado seguir utilizándose como recinto de conciertos, y el Casal España Arena de València aún no llega. Con todo esto, las salas de conciertos de la ciudad también observan como la desestacionalización de los festivales y la competencia de los organismos públicos y centros culturales le hacen competencia directa. Por suerte, la escena local sigue fortalecida y no abandona sus refugios.

Hablando de festivales, este año los distintos episodios le dejan deberes a las promotoras y las administraciones públicas. Los próximos meses serán clave para saber cómo responden ante la posible explosión de la burbuja del formato festival, sobre todo tras el sonado fracaso del Diversity.

¿Quién le tomará el relevo a José Luis Moreno al frente de Audiovisuales en el IVC?

Muchas voces del audiovisual andan inquietas. Este es un sector que depende especialmente de la administración, y José Luis Moreno (ex director adjunto de Audiovisuales del Institut Valencià de Cultura), en palabras de varios representantes de las asociaciones, ha sido un gestor que ha sabido facilitar y abordar los retos de los cinco años en los que ha capitaneado el cambio de CulturArts al IVC, y de la multiplicación de las ayudas. Antes de verano, renunció a renovar su cargo para ocupar la subdirección de gestión del mismo ente. Y lo hace precisamente en uno de los años en los que el audiovisual valenciano tiene más frentes abiertos: cambios en las bases de ayudas, la apertura de la Ciudad de la Luz, la captación de fondos europeos, y las relaciones con la nueva Academia Valenciana de l’Audiovisual.

El relevo de José Luis Moreno se conocerá en unas semanas. Culturplaza adelantó que al proceso se han presentado tres personas.

 Imagen de archivo del rodaje de 'Astérix en los Juegos Olímpicos', en Ciudad de la Luz

¿Cómo influirá La Ciudad de La Luz y la València Film Office al sector audiovisual valenciano?

Siguiendo con los retos del sector audiovisual, La Ciudad de La Luz acogerá en los próximos meses los primeros rodajes de su nueva etapa. Netflix, Amazon y grandes productoras mundiales han visitado València y la Comunitat en los últimos años para conocer las localizaciones, y ha tenido sus frutos. Los rodajes se han multiplicado, en cantidad y calidad. Ahora cabe esperar cuál va a ser el encaje y el éxito de La Ciudad de La Luz en este nuevo contexto.

También queda pendiente una promesa del Ayuntamiento de València para el Año Berlanga, la constitución de la València Film Office como Organismo Autónomo Municipal, un cambio de naturaleza jurídica que le permitiría crecer y crear algo parecido a la ansiada ventanilla única, el penúltimo empujón para hacer de València uno de los mejores platós de Europa.

Sobre el Año Berlanga, cabrá saber qué queda de él: qué iniciativas se mantienen y cuáles han sido flor de un día. Las administraciones demostraron el potencial para fijar su atención en el cine gracias al célebre director. Ahora toca fiscalizar cuánto de ello era un compromiso real.

¿Quién dirigirá La Mutant?

Hace un año que esta pregunta está encima de la mesa y, de momento, no tiene respuesta. El teatro municipal encara su segundo curso sin ocupar la plaza de coordinación artística después de que, el pasado septiembre, Marta Banyuls optara por no renovar su contrato. Desde entonces, la concejalía de Acció Cultural, de la que depende la sala, se embarcó en un cambio interno para dotar de mayor estabilidad al teatro a largo plazo… pero ha acabado por quitársela a corto. Cuando parecía que todo estaba encaminado antes de verano, el Ayuntamiento tuvo que frenar el proceso de selección de director (temporal) para ampliar el abanico de titulaciones desde las que se puede acceder, un freno que ha obligado a retrasarlo hasta, previsiblemente, este mes de septiembre, con lo que la sala iniciará temporada sin coordinador.

¿Cuál será el legado de la Capital Mundial del Diseño?

Foto: Kike Taberner.

Siendo 2022 el año de València como Capital Mundial del Diseño, no son pocas las preguntas que está dejando para el nuevo curso. Algunas de las principales pasan por saber cuándo y qué forma tomará el nuevo Centro del Diseño –anunciado hace meses y pendiente de confirmación del espacio por parte de la Autoridad Portuaria- o la puesta en marcha del Consell del Disseny, un ente municipal que servirá de palanca del diseño en el Ayuntamiento. Otra de las dudas por responder es el lugar en el que se trasladará el Ágora València, una estructura efímera con un coste de medio millón de euros e instalada en la plaza del Ayuntamiento que, una vez finalice el año, está previsto se instale en La Marina. Su casa definitiva, sin embargo, sigue siendo un misterio a pocos meses de su viaje.

¿Cuál será el contenido de la nueva sede del IVAM?

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) trabaja desde hace meses en la creación de su nueva sede, una extensión del proyecto que llevará parte de su programación a una de las naves del Parc Central. Este trabajo va en una doble vía. Por una parte, la de adecuación del espacio, tras la cesión del muelle 3 –que depende del Ayuntamiento de València- al museo por un periodo de 75 años. Pero, ¿cuál será el contenido? Con la apertura prevista para 2023, será dentro de muy poco que el IVAM tenga que dar respuesta a esta pregunta. Por el momento, sí contamos con algunas pistas: el espacio no será una sala más de la sede central en Guillem de Castro, sino un espacio que mirará más a lo contemporáneo y la experimentación, así como el propio entorno. “Hay cuestiones que puede ser interesante trabajar allí por ser un espacio paisajístico; porque está entre Ruzafa y Malilla, en un barrio en expansión... estamos trabajando para desarrollar este programa a partir de 2023. El espacio nos da una libertad mayor que el cubo blanco que es el museo”, explicó la directora del museo, Nuria Enguita, el pasado mes de septiembre, durante una entrevista con Culturplaza-

¿Una solución definitiva para el Museu de Bellas Artes? 

Foto: Estrella Jover.

Sin duda una de las grandes cuentas pendientes en la gestión cultural valenciana es la de dar una solución a la gestión del Museu de Belles Arts, un espacio de propiedad estatal pero gestión autonómica que no ha llegado a dar con la clave para mejorar su situación, un problema estructural que afecta de manera directa a su presupuesto o volumen de plantilla, sensiblemente mermada. Tras años de poner varias propuestas sobre la mesa que no fueron adelante, parece que la Conselleria ha dado con la clave: crear una ley propia para el museo. Así lo declaró en abril la directora general de Cultura, Carmen Amoraga, a este diario: “Hemos preparado un articulado de un anteproyecto de Ley junto con un equipo de la Universitat de València y la propia Abogacía, un texto que en el Ministerio conocen y al que han dado el visto bueno. Una vez este articulado tenga todos los vistos buenos pasará a la fase de creación de nuestra propia Ley. Cuando la legislatura acabe la Ley del Museo de Bellas Artes estará aprobada”. Comienza la cuenta atrás para ver si, finalmente, el museo cuenta con su deseada mejora.

¿Qué pasará con la nave de Ribes?

València inicia curso con un nuevo centro cultural, aunque no haya sido anunciado a bombo y platillo como otros. Tras años de retrasos, este verano abrió sus puertas la nave de Ribes gestionada por la concejalía de Cultura, un espacio que en este tiempo apenas ha acogido un debate. La actividad real llegará en una semanas cuando pase a ser una de las principales sedes del Teatre Escalante, actualmente a la espera de que la Diputación concrete su futuro definitivo. Pero esta es solo una solución temporal, pues la nave no nace para ser sede del teatro provincial, sino como un centro cultural del que, de momento, poco se sabe, a pesar de estar ya abierto. Tal y como anunció el consistorio a principio de año, el proyecto pasa por externalizar su gestión (junto a la de otros espacios como el archivo de l’Escorxador, la biblioteca de en l’Alqueria d’Albors, un centro cultural ubicado en la calle de la Reina, y el chalet de Abben-al-Abbar) pero de momento no hay ninguna concreción al respecto.

¿Volverán los Sorolla de Cuba a València?   

Con los preparativos en marcha para la celebración del Año Sorolla, hay una pregunta clave por responder: ¿volverán a València los cuadros alojados en Cuba? Fue en 2016 cuando el President de la Generalitat, Ximo Puig, visitó La Habana, un viaje que concluyó con el anuncio de la cesión de una treintena de cuadros del autor. En 2019 una comisión capitaneada por la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y la responsable del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración, Gemma Contreras, volvió al país para comprobar el estado de la obras. Desde entonces, sin embargo, no ha habido novedad. O casi. Tal y como avanzó Amoraga a este diario, se espera que algunas de las piezas, un listado en el que se incluye Estudio de barcas (1908) o Pescadoras valencianas (1908), vengan a València en 2023. Serán, en cualquier caso, una decena frente a las 32 anunciadas originalmente.

¿Quién ejercerá la dirección artística de La Nau de Sagunt?

La Nau de Sagunt lleva casi tres años con las obras frenadas por un problema en la redacción de la licitación de las obras. El proyecto ya está redactado, los renders ya están claros desde 2019… Pero las máquinas no acaban de entrar en el edificio. Mientras eso ocurre, Conselleria de Cultura sigue sin despejar la otra incógnita: ¿cómo será su gestión? ¿Dependerá de Cultura directamente o será un espacio más del Institut Valencià de Cultura? ¿Se externalizará como La Granja o Sagunt a Escena? Alberto Girona, también en 2019, propuso una dirección artística mancomunada con el Ayuntamiento. Esa fue la última determinación, y mucho ha llovido desde entonces aunque el edificio siga igual.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme