GRUPO PLAZA

nace Scoobic Micro-Hub para crear redes de hubs y micro-hubs urbanos

T-Box y Scoobic se unen para transformar el modelo logístico de las ciudades  

20/07/2022 - 

VALÈNCIA. La logística urbana debe cambiar hacia un modelo en el que la sostenibilidad y la competitividad vayan de la mano y dé respuesta a ese crecimiento de las actividades logísticas en la última milla propiciada por el incremento de las compras online y que, a su vez, implica un aumento de empresas trabajando en el sector y de vehículos circulando por las urbes. Un modelo que requiere de colaboraciones público-privadas para alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, tal y como se recoge en el Pacto Verde Europeo. Precisamente bajo ese compromiso y con esa idea de unir fuerzas el grupo sevillano Scoobic Urban Mobility y la startup valenciana T-Box han firmado una alianza para la implantación de microhubs en entornos urbanos bajo la fórmula de SCaaS (Supply Chain as a Service) ―cadena de suministro inteligente―.

Bajo esa mirada de incorporar las nuevas tecnologías en el almacén ante la demanda de una logística flexible e integrada, Scoobic, fabricante y comercializador de vehículos eléctricos para reparto de última milla, y T-Box, especializada en logística avanzada, se han unido bajo la fórmula de una joint venture para trabajar en la implantación, gestión y explotación de hubs y microhubs urbanos a escala global. “Desde T-Box ponemos el conocimiento logístico para modernizar el servicio en la última milla y lo hacemos creando infraestructuras que no existen”, comenta Alberto Moreno, CEO de T-Box y ahora de Scoobic Micro-Hub. 

Así, mientras T-Box pone el conocimiento en la logística, Scoobic hace lo propio en la flota de vehículos pues la empresa diseña vehículos eléctricos de última milla para más de cincuenta empresas internacionales de reparto, aportando soluciones que reduzcan la contaminación en las ciudades, y mejoren la distribución urbana de mercancías. Una empresa que ya está inmersa en la construcción de su primera fábrica en Utrera y espera entrar a final de año en el Nasdaq —el parqué norteamericano focalizado en firmas tecnológicas—. 

Una alianza entre T-Box y Scoobic que se debe a que ambas empresas comparten “el compromiso por la sostenibilidad, la rentabilidad de la Última Milla y la transformación de los entornos urbanos”Así, Scoobic Micro-Hub pone solución a esa atomización del sector y pone en valor “la figura de los hubs urbanos, automatizados, interoperables y que promuevan el uso de flotas de vehículos cero emisiones, como elemento vertebrador para la transformación del modelo logístico en las ciudades, así como en la construcción de cadenas de suministro verdaderamente sostenibles y resilientes”.

Como defiende Moreno, Scoobic Micro-Hub es “parte de la solución a esa estrategia de ciudad que pretende la transformación de la logística urbana”. Y es que el sistema de almacenaje, embalaje y envío que proponen reduce el kilometraje de los vehículos que reparten en el entorno urbano, lo que contribuye a "reducir las emisiones de CO2 y el tráfico rodado en las ciudades”. Y es que, como recalca Moreno, “no basta con cambiar los vehículos tradicionales por unos eléctricos o el uso de la bicicleta sino en realizar un reparto de mercancías inteligente, eficiente, respetuoso con el medioambiente y que asegure un servio de calidad". 

Un cambio de paradigma fundamental para alcanzar la neutralidad de la Huella de Carbono pues como recuerda Moreno en base a los datos elaborados por ONU-Habitat, las ciudades representan 78% de la energía que se consume a nivel mundial y generan más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Si se tiene en cuenta que "las ciudades abarcan menos del 2% de la superficie de la Tierra, se hace patente la necesidad de redefinir el modelo urbano". Un marco en el que la solución logística de T-Box permite reducir el 79% de la huella de carbono, tal y como se reflejó el proyecto europeo que la startup valenciana junto con consorcio con Las Naves y Finnova y financiado por EIT Climate Kic (European Institute of Technology) realizó en València y consiguió reducir en un 79% las emisiones de CO2 en el reparto de mercancías.

Moreno no ha querido concretar en qué ciudades se va a implantar la nueva empresa pero ha señalado que hay negociaciones muy avanzadas con varias ciudades españolas, europeas y latinoamericanas, para poner en marcha proyectos piloto con los que iniciar su plan de transformación de la logística urbana. Y entre ellas seguramente esté València, donde T-Box está impactando el proyecto Smart Delivery, que fue galardonado con el Mobility Startup Europe Awards, entregado en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en Glasgow (COP26).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme