Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

estaban convocados "formalmente"

CSIF acusa al Consell de "echarles" de la reunión sobre el requisito lingüístico para los funcionarios

22/02/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), Daniel Matoses, ha acusado al Consell de "echarles" de la reunión a la que les habían convocado "formalmente" ayer en la que se trataron los cambios sobre el requisito lingüístico en la futura ley de función pública.

Matoses ha declarado a los periodistas que la actuación del Consell en esta cuestión es "un cúmulo de despropósitos que evidencia el sectarismo y el dogmatismo", y ha considerado que les echaron de la reunión porque "seguramente" les "molestarían en la foto".

El dirigente sindical ha asegurado que la futura ley de empleo público, en la que se ha introducido el requisito lingüístico, "no se ha negociado formalmente" en los foros "adecuados" con los sindicatos de la Mesa general, y únicamente les han entregado un borrador del anteproyecto de ley que todavía no ha aprobado el Consell.

"Nosotros siempre hemos abogado por que la lengua fuera un mérito y no un requisito" en las oposiciones a la hora de conseguir plaza una vez superado el proceso, pero "ellos lo han sustituido por el requisito, es decir, que quien no tenga determinadas titulaciones de valenciano no va a poder opositar a la función pública valenciana", ha dicho.

A su juicio, se habrá excluido al personal sanitario del requisito lingüístico "seguramente para contentar a algún sindicato corporativo sanitario, para ver si de esa forma se aviene a suscribir la futura ley de función pública".

Matoses ha precisado que no es que no le guste la futura ley de Función pública, sino que no han tenido "oportunidad de leerla detenidamente", porque les han entregado un borrador "hace muy poco tiempo" y no han negociado "absolutamente nada".

También ha anunciado que van a recurrir la forma en que actúa la Administración, que a su juicio "vulnera el ordenamiento jurídico", pues está sustituyendo "los foros de negociación establecidos en el Estatuto básico del empleado público por una reunión de amiguetes, a la que le dan aspecto formal y se hacen la foto".

Según ha dicho, CSI·F tiene una actitud "constructiva" para negociar "punto por punto" cada aspecto de un proyecto ley que "podría representar un beneficio importante" para la ciudadanía y los empleados públicos valencianos.

No obstante, ha lamentado que se haya puesto "el énfasis" en el requisito lingüístico, que por lo visto ha generado "un poco de lío entre ellos mismos", entre partidos y entre sindicatos, "y al final parece que se han llevado el gato al agua Intersindical y Compromís".

"Con marginar al sindicato y llevarnos a la marginalidad no van a conseguir que nosotros derivemos hacia la radicalidad", ha asegurado Matoses, quien ha añadido que ellos defienden "el interés de los empleados públicos", y por ello han recurrido el requisito lingüístico, porque entienden que en la Comunitat "no hay ningún problema lingüístico".

Ha manifestado que la Comunitat tiene dos lenguas cooficiales y "en una parte muy importante" de ella el principal idioma es el castellano, como "casi en la mitad de la provincia de Alicante, en una parte muy importante de la provincia de Valencia y en otra muy importante de Castellón".

Finalmente, ha acusado a "los miembros del tripartito" de marcar unos plazos "muy cortos" para llevar a cabo estas actuaciones, que "se asemejan mucho a lo que ocurrido en Cataluña", por si no pueden gobernar cuando acabe la legislatura.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email