GRUPO PLAZA

su saldo estructural en 2020 y 2021 fue del -2%, el peor de todas las ccaa

El déficit de la Comunitat Valenciana sin fondos covid sumaría 4.200 millones en dos años

13/06/2022 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana ha sido, junto a la Región de Murcia, la autonomía con mayor déficit presupuestario en 2020 y 2021. Sin embargo, el desfase entre ingresos y gastos en esos dos años en los que las reglas fiscales han estado suspendidas por la covid aún sería mucho mayor de no haber contado con los fondos extraordinarios que el Estado dio a las CCAA para combatir la pandemia y sumaría casi 4.200 millones de euros (un -2% cada año). 

Según un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) sobre el saldo estructural de las CCAA en 2020 y 2021, el déficit de la Comunitat Valenciana habría sido del 2% cada año tras aplicar una serie de correcciones para ofrecer una imagen más real de su salud financiera, muy por encima de la media de las autonomías del -1% en 2022 y del -0,4% en 2021.

Frente al saldo presupuestario, el saldo estructural es el que mejor refleja las decisiones discrecionales de gasto de cada gobierno y es la variable fundamental sobre la que giran las reglas fiscales europeas y españolas, que ahora están suspendidas de forma excepcional pero que tarde o temprano volverán a estar en vigor.

En 2020 y 2021, las CCAA presentaron sus mejores resultados fiscales de toda la serie histórica: -0,2% y -0,03% del PIB, respectivamente. Sin embargo, esas cifras están distorsionados por el efecto de los 20.000 en ingresos extraordinarios con los que contaron para afrontar la covid-19 y que ya no recibirán desde este año.

En el caso de la Comunitat Valenciana, esos ingresos extraordinarios fueron de 2.047 millones el año pasado, el equivalente al 1,8% del PIB regional. No sería, por lo tanto, un buen indicador de la verdadera salud financiera de las cuentas públicas autonómicas.

Sin embargo, el saldo estructural ofrece una imagen más aproximada a la realidad porque se obtiene tras una serie de ajustes y correcciones. En primer lugar, siguiendo las recomendaciones de la AIReF, el cálculo de Fedea traslada las liquidaciones de la financiación autonómica a su año natural en lugar de dos años más tarde del año al que corresponden, que es cuando se liquidan.

Arcadi España, conseller de Hacienda, y Vicent Soler. Foto: EDUARDO MANZANA

En segundo lugar, se descuenta el efecto del ciclo económico sobre las cuentas públicas y, por último,' se descuentan del saldo presupuestario las operaciones no recurrentes: los gastos e ingresos extraordinarios por covid-19 y un ajuste para corregir la suspensión de plazos tributarios durante el estado de alarma, que afectó a la recaudación de los impuestos cedidos.

Pues bien, teniendo esas tres correcciones en cuenta, el estudio de Fedea, realizado por Manuel Díaz, Carmen Marín y Diego Martínez, cifra el saldo estructural medio de las CCAA en 2020 y 2021 en el -1,0% PIB en 2020 y el -0,4% en 2021. Ello demostraría que, frente a lo que indica el saldo presupuestario, las CCAA están lejos de estar estructuralmente saneadas.

La situación es muy heterogénea entre comunidades, pero las que presentan peores saldos estructurales son Murcia y la Comunitat Valenciana (-2,0% tanto en 2020 como en 2021). En cifras absolutas, el desfase para la Comunitat Valenciana alcanzaría los 2.094 millones de euros cada uno de esos dos ejercicios.

El informe de Fedea destaca que, a pesar del buen dato de cierre de 2021, el saldo estructural del conjunto de CCAA indica que sus cuentas públicas "no gozan de tan buena salud como se pudiera pensar".

Por ello, una vez superada la recesión provocada por la pandemia de covid-19 y la nueva crisis debida a la invasión rusa de Ucrania, los autores del estudio recomiendan a las CCAA aplicar medidas de consolidación fiscal que reduzcan sus respectivos déficit estructurales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme