X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ciencia

José Hernández-Orallo, construyendo el Atlas de la inteligencia 

Para desarrollar la inteligencia, primero hay que entenderla. A eso se dedica este profesor de la Universitat Politècnica de València y colaborador de la de Cambridge, uno de los grandes especialistas internacionales en este campo

27/01/2019 - 

VALÈNCIA.-A los doce años, como chupaba banquillo con su equipo de voleibol, José Hernández-Orallo se desquitaba unos ratos jugando al Lego, otros leyendo una enciclopedia sobre la evolución de los homínidos o desentrañando los misterios de la programación con su primer ordenador, un ZX Spectrum. Aquella máquina llegó al hogar familiar por casualidad. Un sorteo en el que participaba su hermano mayor fue el motivo. Para José, con la llegada de aquel Spectrum hubo un antes y un después. Siguiendo la estela del hermano también estudió Informática pero al no encontrar en los estudios lo que buscaba se dirigió hacia el Departamento de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universitat de València, en donde hizo su tesis doctoral. Y con todo ello este joven catedrático valenciano ya suma casi veinte años dedicados a preguntarse cómo evaluar la inteligencia.

Actualmente, a su dedicación en la Universitat Politècnica de València en donde trabaja —entre otros proyectos— en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, acaba de sumar un retador estudio. Hernández-Orallo, como miembro del Leverhulme Centre for the Future of Intelligence (CFI) en Cambridge (Reino Unido) coordina el proyecto Atlas of Intelligence, cuyo propósito es catalogar lo que conocemos en inteligencia animal, humana y poder compararlo con la inteligencia artificial (IA). Su último libro The Measure of All Minds. Evaluating Natural and Artificial Intelligence (La medida de todas las mentes. Evaluando la inteligencia natural y artificial) ha sido galardonado con el Prose Award 2018 que otorga la Asociación de Editores de EEUU.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— Como diría Dylan Thomas en Bajo el bosque lácteo, empecemos por el principio... ¿Cuándo descubre que quería indagar sobre la inteligencia?

— Hace treinta años, mi hermano, que entonces tenía unos catorce años, comenzó a coleccionar una enciclopedia de informática por fascículos. Entre los que la completaran sorteaban un ordenador (un ZX Spectrum). Si no recuerdo mal, valía unas 30.000 pesetas y nos habría sido imposible comprarlo. Pero nos tocó. Yo tenía once años y empecé a preguntarme qué podría hacer con aquella máquina, cómo podría hacerla pensar. En aquella época —corría el año 1982— ya se hablaba un poco de inteligencia artificial. Más tarde, estudiando Informática, vi que los estudios estaban lejos de lo que a mí me interesaba hacer y que ahora todavía puede sonar ridículo: automatizar el razonamiento.

* Lea el artículo completo en el número de enero de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email