GRUPO PLAZA

La Ley de Igualdad prevé prohibir a la Generalitat externalizar la limpieza en centros públicos

Oltra: "Esta norma pionera romperá la brecha salarial y de los cuidados al potenciar la incorporación del hombre en la esfera íntima"

9/06/2022 - 

VALÈNCIA (EP). El anteproyecto de Ley de Igualdad de Género prevé ampliar una hora a los hombres la reducción de jornada por cuidados, prohibir a la Administración externalizar sectores tradicionalmente feminizados y peor pagados como la limpieza, cocina o lavandería e incluirá medidas de acción positiva para el género infrarrepresentado.

Estas son algunas de las medidas que incluye esta norma "pionera y ecofeminista" que nace para conseguir una "igualdad real" en la sociedad valenciana del siglo XXI "rompiendo no solo la brecha salarial, sino con medidas para fomentar la incorporación del hombre a los cuidados".

Así, lo ha destacado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en la presentación de esta norma, que busca impulsar "un cambio real de paradigma y transformación feminista de la sociedad" mediante la incorporación tanto de mujeres a profesiones tradicionalmente masculinizadas como a través de la presencia de hombres en espacios mayoritariamente feminizados.

Oltra ha confiado en que este anteproyecto, que inicia el proceso de audiencia e información pública, se pueda aprobar en esta legislatura ya que parte del consenso de los tres partidos que sustentan al Botànic. "Haremos todo lo posible y, si no, se aprobará en la siguiente".

En ese sentido, ha expuesto que para conseguir esta transformación real se deben incluir medidas que no solo afecten a las mujeres, sino incluyendo también políticas vinculadas a las masculinades igualitarias: "Los hombres deben implicarse en las políticas de los cuidados, que al estar reservadas a la mujer han dificultado su avance laboral, y por eso este proyecto normativo fomenta la discriminación positiva para ellos".

"No queremos la mitad del pastel, sino hacer uno nuevo ya que a medida que los hombres se incorporan a una actividad gana en valor y se incoporan a una profesión se gana en salario", ha reclamado. Por ello, la ley prevé poner fin a la externalización de los servicios de limpieza, alimentación y lavandería de los centros sanitarios, educativos y de servicios sociales de carácter público, unos sectores tradicionalmente feminizados y peor pagados.

"Igual de importante es un cirujano como que el quirófano esté bien limpio y no puede ser que en la Administración externalice estos servicios para que una empresa se quede con la plusvalía", ha rebatido. Ese proceso será gradual de forma que en los nuevos centros el personal de estos servicios será ya funcionario y en el resto se marcará un tiempo transitorio para revertirlos.

Del mismo modo, las empresas o entidades del sector hotelero que externalicen los servicios de cocina, limpieza y lavandería no podrán participar en los procedimientos de contratación pública, ni recibir ayudas o subvenciones públicas. Asimismo, la Generalitat se compromete a fomentar la mejora de las condiciones de salud laboral de las camareras de piso, así como el equipamiento de las habitaciones de hotel con mobiliario que evite las enfermedades profesionales en este colectivo.

Asimismo, se contempla aplicar una bonificación fiscal a las empresas que incluyan medidas de compensación positiva al género infrarrepresentado, y en el ámbito de la corresponsabilidad se propone ampliar la universalidad a toda la red de 0 a 3 años, atención extracurricular complementaria en infantil y primaria y la promoción de la provisión universal y pública de los cuidados a través del Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales.

Asimismo, para avanzar hacia la economía de las tres C se avanza en el reconocimiento del trabajo doméstico y los cuidados. En este sentido, habrá incentivos fiscales para aquellas personas que contraten de forma indefinida a personas afiliadas en el sistema especial de empleadas de hogar y se elaborará una estrategia de usos del tiempo y corresponsabilidad, y se premiará en la contratación pública a las empresas que fomenten las jornadas de 32 horas..

Lucha contra la brecha salarial

Del mismo modo, este anteproyecto de ley persigue luchar contra la brecha salarial. Para ello, las empresas con más de 50 personas trabajadoras que quieran contratar con la Administración o recibir fondos públicos deberán de publicar sus tablas salariales por género y edad.

Además, se fija que el Consell y las listas electorales valencianas deban ser paritarias por ley y se establece que, en el caso de existir igualdad de capacitación, se deberá dar prioridad al sexo infrarrepresentado en aquellos cuerpos, niveles y categorías de la Administración en los cuales su representación sea inferior al 40%.

Las normas deberán contar todas con un informe de impacto de género, y la perspectiva de género estará presente en las políticas de medio ambiente, agricultura y vivienda. En concreto, se considerará la vivienda como una herramienta para luchar contra la feminización de la pobreza, "garantizando a las mujeres el derecho preferente en el acceso a las viviendas de promoción pública".

Por otra parte, en el ámbito sanitario se garantiza la humanización de la gestación y el parto, estableciendo la obligación de informar a las mujeres de las diferentes opciones de parto; se garantizará el acompañamiento en aquellos casos de muerte natal y perinatal; así como el reparto de productos de gestión menstrual en los colegios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme