GRUPO PLAZA

IMS Drones, elegida MEJOR STARTUP TRIPLE IMPACT en los València Startup Awards

Luis Galindo: “Nuestros desarrollos aportan mejoras a los problemas de las personas”

28/01/2023 - 

VALÈNCIA. Los drones han pasado de ser un equipo para el ocio a una herramienta cada vez más utilizada en diversos sectores económicos, por las fuerzas de emergencia y de seguridad. Desde supervisión y mantenimiento de líneas eléctricas, parques eólicos, carreteras a aplicaciones para la agricultura, hidrológicas y el medio ambiente, la gestión del territorio o del patrimonio, pasando por aplicaciones científicas y de investigación o de seguridad como la extinción de incendios, rescate, vigilancia… las opciones son infinitas.

Es en este contexto donde trabaja IMS Drones, startup valenciana que acaba de ganar el premio a la Mejor Startup Triple Impact en los VLC Startup Awards, galardones impulsados por el Ayuntamiento de València, a través de València Activa. "En primer lugar, mi agradecimiento a la organización de los VLC startup Awards. Son iniciativas que se agradecen, no tanto por el premio como por la visibilidad. Estas alegrías duran el momento, al día siguiente hay que olvidarse y seguir sabiendo que la incertidumbre no se despeja nunca”, afirma Luis Galindo, CEO de IMS Drones, especializada en el desarrollo y fabricación de soluciones aeronáuticas RPAS (drones) con el objetivo de satisfacer las necesidades de los distintos sectores industriales e institucionales. “Más que una empresa, de momento, es un grupo de gente muy unida con un compromiso individual hacia los colegas de trabajo y una visión, a veces disputada pero enfocada, sobre el futuro y el mundo de los drones”.

En IMS Drones trabajan siempre mirando hacia delante, “no soy muy propenso a los balances. En el mundo del emprendimiento te mueves casi siempre al filo de la navaja y determinadas reflexiones no te ayudan, ya sabes, demasiado análisis provoca parálisis”, afirma Luis Galindo. De ahí que sus proyectos vayan encaminados a futuro, partiendo de cómo entienden que el espacio aéreo se va a transformar en un ecosistema propio y lo que puede generar. “Ocurrió con los automóviles y ocurrirá con los drones. Punto y aparte son los aviones que por su complejidad, y aunque dominan este espacio, no juegan en esta liga de la transformación”.

Este equipo diseña y desarrolla el 100% de las plataformas, los sistemas y la fabricación de los equipos, así como también realizan el mantenimiento. Además, de forma paralela, llevan a cabo la formación que implican sus aplicaciones y el desarrollo de ingeniería electrónica de tecnologías vanguardistas. “Nosotros pensamos siempre en términos de valor para el receptor final y no de espaldas a él, creemos que estos desarrollos aportan mejoras en general a problemas que tienen la gente común. En ese sentido el equilibrio entre el negocio y a veces el punto irracional, es delicado a la vez que fascinante. Lo ideal sería siempre pensar en la irracionalidad, si esta es la que más aporta, como punto de arranque en cualquier desarrollo, aunque las empresas sobreviven cara a sus accionistas con su cuenta de resultados. No siempre es fácil”.

La idea surgió a raíz de una petición de un sistema de vigilancia 24/7 automatizado que cubra un amplio territorio con poco personal para las fuerzas de emergencia y seguridad, aunque Luis Galindo apunta que la idea no surge, sino que es un desarrollo de vida. “Cuando miras hacia atrás y ves lo que te ha llevado aquí es cuando te das cuenta de ello. No hay un ‘eureka’, es más una trayectoria un compromiso y a veces, porque no, una cabezonería de llevar adelante los proyectos”, comenta.

Detrás de IMS Drones también hay una buena capacidad de aprovechar las oportunidades, de ahí su ubicación en el Parc Científic de la Universitat de València. “Valencia es tierra de investigación e inventos y en este sentido, a falta de un poso de conocimiento al estilo americano, hay que aprovechar lo que tenemos, cuesta encontrar talento y en las universidades lo hay. Solo necesitamos ser un poco más abiertos a la hora de compartir ese conocimiento y colaborar en su desarrollo adaptándolo a la vida empresarial. En eso hay que mejorar. En realidad, el esfuerzo del trabajo diario lo tienes que realizar tú, nadie te ayuda ni te regala nada”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme