GRUPO PLAZA

debate sobre movilidad

Grezzi mantiene la eliminación del aparcamiento en el carril bus pese a la presión de sus socios 

Foto: MARGA FERRER.

El PSPV pide abrir un debate y Valencia En Comú secunda la búsqueda de un consenso; Compromís cierra filas en torno al concejal de Movilidad y recuerdan que la medida forma parte de un paquete más amplio

4/04/2017 - 

VALÈNCIA. Por ahora no hay marcha atrás. Compromís, con el alcalde Joan Ribó al frente, ha cerrado filas en torno al concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y apoya su decisión de eliminar el aparcamiento en el carril bus como medida complementaria al incremento del autobús nocturno. Una prohibición que no comparten sus socios de gobierno en el Ayuntamiento de València que, estando de acuerdo, quieren abrir un debate sobre ella. “No se trata de imponer; se trata de convencer”, aseguran desde las filas socialistas. “La medida es coherente, pero se tiene que hacer con consenso e implementando las medidas alternativas”, apuntan desde Valencia En Comú.

En esta cuestión han coincidido por un lado la teniente alcaldesa Sandra Gómez, y por el otro el teniente alcalde y portavoz de València en Comú, Jordi Peris. Ambos han salido a la palestra para pedir un debate para que la decisión fuera lo más pactada posible. “Estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión”, advierte Peris. “Es una medida coherente con el modelo de movilidad sostenible que defendemos. Es lo habitual en otras ciudades y supone fomentar el transporte público frente a otras formas de movilidad”, añade. Y en parecidos términos se expresa la líder socialista Sandra Gómez: “Compartimos la necesidad y la importancia de desarrollar un modelo de movilidad urbana sostenible; además apostamos por que este objetivo se alcance con el máximo consenso”.

Y es en esta palabra, en el consenso, donde radica y se cimienta el enfrentamiento que corre riesgo de resquebrajar las costuras del Govern de la Nau. Más tripartito que nunca, el equipo de Gobierno mantiene posturas enfrentadas por los tiempos y por cómo se ha anunciado una medida que se mantiene, a fecha del lunes noche, según explican desde el Ayuntamiento de València. En resumen: a partir del 10 de abril estará prohibido aparcar en el carril bus entre las diez y las ocho de la noche en la mayoría de las calles de la ciudad. Y en las que se mantiene la potestad se reduce el tiempo, ya que sólo se podrá aparcar entre las 22.30 y las 7.00 de la mañana, una hora y media menos que hasta ahora.

La petición del PSPV: Buscar consenso...

La firmeza de Compromís puede llevarles a un problema. En el PSPV consideran a día de hoy que no hay acuerdo, y por lo tanto aseguran no sentirse “comprometidos” con la medida. Es decir, no la apoyarán. “Desde el grupo socialista proponemos que se abra un debate profundo con todos los servicios implicados, como desarrollo económico sostenible o Protección Ciudadana. Pero, además, desde nuestro punto de vista este tipo de decisiones necesitan ser evaluadas y consensuadas con la ciudadanía. Por tanto, hasta que no haya un acuerdo entendemos no se va a poner en marcha”, aseguraba Gómez este lunes.

Una actitud en la que, por una vez, y sin que sirva de precedente, cuentan con el apoyo de València en Comú. En palabras de Peris: “Las formas hay que cuidarlas. Es una decisión que modifica hábitos y costumbres y por eso es importante. Pero como afecta a muchas personas es fundamental clarificar y definir de forma muy precisa las alternativas que se les está ofreciendo. Esto requiere de diálogo y acuerdo entre las partes involucradas. Es precisamente el llegar a acuerdos sobre las alternativas lo que puede permitir un cierto consenso en la aplicación de la medida”, decía el concejal.

Compromís: Sigue adelante

Desde Compromís no parecen darse por aludidos y fuentes del grupo municipal señalaron este lunes que la medida de protección del carril bus no es aislada, sino que está dentro de un plan por una movilidad más sostenible, “que es una asignatura pendiente después de décadas de abandono”. La intención, dicen, es que València se iguale a cualquier gran ciudad española o europea en esta materia y por ello, esa medida está acompañada de un impulso del transporte público nocturno (“aparte de continuar exigiendo las ayudas del Estado que tienen el resto de grandes ciudades y que sería muy importante para avanzar en la materia”, recuerdan).

Desde Compromís también aluden a que el acceso en vehículo privado al centro de la ciudad está garantizado, y que “allá por donde no circula el autobús por las noches se puede continuar aparcando con normalidad”. Tras invocar como alternativa las más de 8.000 plazas de parking disponibles, desde la formación que lidera Joan Ribó se recuerda que lo que les importa es “garantizar la seguridad y la accesibilidad universal al transporte público”.

Sobre la supuesta sorpresa en cuanto a la decisión, fuentes del grupo Compromís aludieron a que esta medida se comunicó en el seno del gobierno municipal. “De hecho”, dicen, “emanó de la Mesa de la Movilidad, donde había un amplio consenso de los participantes, que desean precisamente garantizar la accesibilidad universal al bus y el servicio nocturno de transporte público. Se ha hablado en la reunión de coordinación de los portavoces del equipo de gobierno y en la Junta de Gobierno Local de la semana pasada, y también estamos dispuestos a abordarla en la próxima”, enumeraron. 

Si hace falta más debate...

La medida “les parecía positiva” a los mismos portavoces en la reunión de coordinación, según comentaban desde Compromís, pero “si hace falta más debate, no habrá ningún problema en tenerlo”. En cualquier caso, ese debate no supondrá un paso atrás, ni cancelar la medida, ni posponerla. “Potenciar el funcionamiento de la EMT y el transporte público es un deber del Ayuntamiento, y como gobierno responsable, con esta medida empezamos a abordar un asunto de relevancia como es la movilidad nocturna en la ciudad de Valencia”.

“Estamos seguros de que cualquier padre o madre prefiere que sus hijos cojan el sábado por la noche un autobús, antes de que se monten en un coche. Si en todas las ciudades de España los carriles bus están libres allá donde pasa el autobús nocturno, ¿por qué en Valencia no? ¿Por qué debe haber una mayor inseguridad en nuestra ciudad? La misma Ley de Tráfico del 2009, firmada por el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero y consolidada en 2014, tipifica como falta grave el aparcamiento en el carril bus, y las leyes están para cumplirse”, apostillaban. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme