X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

fuerza más representativa dentro de compromís

Dirigentes del Bloc ya planean una refundación del partido: nuevo nombre y concepto para 2020

22/10/2019 - 

VALÈNCIA. El Bloc Nacionalista Valencià es, actualmente, la fuerza mayoritaria de Compromís, coalición en la que las otras dos patas oficiales son Iniciativa -partido que cuenta en sus filas con Mónica Oltra- y VerdsEquo, cuyo portavoz es el concejal Giuseppe Grezzi.

Este partido, cuya secretaria general es Àgueda Micó, posee en la actualidad un elenco de dirigentes destacados dentro del Gobierno valenciano como el conseller de Educación, Vicent Marzà, o el titular de Economía, Rafa Climent, y también fuera del mismo como el presidente de Les Corts, Enric Morera, el síndic del grupo parlamentario, Fran Ferri, o el diputado nacional Joan Baldoví, entre otros.

Así, según ha podido saber Valencia Plaza, 'pesos pesados' de esta formación vienen estudiando la posibilidad de impulsar una refundación del Bloc de cara al próximo año. Un ejercicio, el de 2020, en el que además debe celebrarse un congreso nacional del partido tal y como marcan sus estatutos. 

Este cambio en el partido, que todavía se encuentra en vía de estudio y que, en todo caso, deberá someterse a los órganos competentes para su aprobación probablemente en un congreso extraordinario para el verano del año que viene, implicaría que el Bloc tuviera un nuevo nombre y marca pero también variaciones de concepto e ideario. En esta línea, fuentes de la formación que admiten la existencia de este proceso, defienden que la esencia valencianista es irrenunciable en el proyecto, pero el objetivo se dirige a articular fórmulas que permitan la expansión de esta fuerza política basándose en la ampliación de los valores fundacionales.

Carbonell, Climent, Morera, Marzà y Micó en el Congreso de 2016. Foto: EVA MÁÑEZ

De hecho, uno de los ejemplos en el que coinciden varios de los consultados, es el problema surgido con los adheridos de Compromís, que han mantenido un pulso dentro de la coalición al considerarse marginados por no pertenecer a ninguno de los tres partidos oficiales que integran la alianza. Sobre esto, algunos dirigentes del Bloc entienden que una refundación del partido favorecería un aperturismo en el que los adheridos a la coalición pudieran sentirse más cómodos.

Por otro lado, también se estudia la manera de que en esta refundación, el nuevo partido encuentre la forma de mejorar la implantación e integración en las zonas castellanoparlantes.

Una época de nulos avances en la coalición

Cabe recordar que, tres años y medio atrás, los afines de Àgueda Micó mantuvieron un pulso con el otro aspirante dentro del partido, Rafa Carbonell, que lideraba la corriente crítica del Bloc. Una pugna que, finalmente, se saldó con un acuerdo por el que el mencionado dirigente fue designado portavoz de la formación nacionalista. Un puesto que, no obstante, abandonó apenas un año después dejando debilitado al grupo que representaba y, de la misma manera, fortaleciendo al sector de Micó -al que pertenecen Marzà y Ferri entre otros- en el ámbito orgánico.

Marzà, Oltra, Mas y Ferri, en un acto de candidatos de Compromís. Foto: KIKE TABERNER

No obstante, en estos tres años y medio no puede decirse que el Bloc haya conseguido el pretendido avance dentro de Compromís. Un hecho que también influye de forma importante en la intención de la formación nacionalista de reformularse. Sobre esto, es habitual encontrar dentro del Bloc miembros de la cúpula que han insistido desde mucho tiempo atrás en la necesidad de que la coalición avance hacia un partido único o a una fórmula más allá de una mera alianza. Muestra de ello, se cumplen cuatro años del artículo escrito en octubre de 2015 por Marzà y Ferri en Valencia Plaza titulado: 'És l'hora del Congrés de Compromís'. Un congreso que nunca se ha producido.

En este punto, la negativa especialmente de Iniciativa al ser un partido con menor músculo que podría quedar más diluido, ha conllevado un nulo avance del proyecto común e, incluso, un retroceso al no convocarse el Consell General de Compromís -máximo órgano de la alianza- durante varios años.

Mitin de Compromís. Foto: KIKE TABERNER

De esta manera, pese a la exitosa alianza llevada a cabo -con ciertas variaciones, eso sí- desde 2007, la coalición refleja ya ciertos síntomas de agotamiento. Al menos así lo piensan varios dirigentes del Bloc, que apuestan por impulsar una ambiciosa renovación en su partido de consecuencias desconocidas a medio plazo para la marca Compromís.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email