GRUPO PLAZA

Un informe constata que el 39 % de los docentes valencianos atendidos por Anpe tenía ansiedad o depresión

Foto: KIKE TABERNER
23/11/2022 - 

VALÈNCIA (EP).Un 39% de los docentes valencianos atendidos por el Defensor del Profesor --un servicio creado por el sindicato Anpe-- presenta cuadros de ansiedad (en torno al 31%) o depresión (8%). Esta es una cifras más destacadas del Informe correspondiente al curso 2021-22, que alerta del "aumento de problemas para dar clase".

Desde su creación en el año 2005, el servicio viene apoyando y dando soporte a todos los docentes de las diferentes comunidades autónomas frente a situaciones adversas en la convivencia escolar. Se trata de una vía de atención inmediata que ANPE ofrece de manera gratuita para dar soporte a todo el colectivo docente que es víctima de situaciones de violencia o conflicto en el entorno escolar y que se encuentra en situación de indefensión.

Según las cifras del Informe del Defensor del Profesor del curso 2021-22 en la Comunitat Valenciana, de las actuaciones realizadas, el 46,2% son de secundaria y bachillerato, el 38,5% de infantil y primaria y un 15,3% de ciclos formativos.

Destacan los problemas para dar clases, seguido de problemas con la administración con un 19,05% y un 14,29%, respectivamente. Con porcentajes similares, figuran las faltas de respeto hacia los docentes, con un 11,92% y las falsas acusaciones, con un 11,90%.

Además, las nuevas tecnologías como herramientas de acoso, sube tres puntos por encima del informe del pasado año hasta un 9,52%, mientras que la no aplicación del decreto de convivencia se convierte en un problema para los docentes en un 7,14% de las llamadas, detalla la organización sindical en un comunicado.

Si se analiza la situación de la salud del profesorado envuelto en estos episodios, llama la atención que un 7% cogiera la baja, un 39% de los docentes atendidos presentaran cuadros de ansiedad o depresión y el otro 54% registra muestras de decaimiento y preocupación.

Efectos de la covid-19

Este último aspecto, junto a las cifras que reflejan "un notable incremento en los problemas para dar clases, son un claro reflejo de cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a la salud mental y a los estados de ánimo tanto del alumnado como del profesorado", subraya Anpe.

"Desde la 'normalización' de la situación, --continúan-- se han incrementado los casos entre el alumnado que requiere de una atención de su estado anímico. Sin embargo, los protocolos de actuación de los docentes ante estos casos, llegan sin recursos asociados y no han hecho sino incrementar aún más las tareas y la carga psicológica de todos los equipos docentes que deben asumirlos y llevarlos a cabo".

Que los problemas con la administración aparezca en las estadísticas con un alto porcentaje durante el pasado curso, se debe "al cada vez mayor incremento de la burocracia, que no está haciendo sino que repercutir en el estado de ánimo y en la salud psicológica de todos los integrantes de los centros, siendo el caldo de cultivo perfecto para forjar conflictos, que vendrán a sumarse a los propios de la convivencia con el alumnado y del trato con las familias", enfatizan.

Dentro de ese marco, Anpe presenta junto a este informe anual, su Decálogo para la Salud Mental, una guía con consejos prácticos sencillos dirigida a recordar a todo el profesorado cómo mantenerse con una actitud positiva y no caer en estados que puedan afectar a su situación emocional. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme