GRUPO PLAZA

la cartera recomendada....

Invirtiendo en software con cuatro acciones

27/06/2022 - 

MADRID. La fuerte subida de las tires (rentabilidades) de los bonos durante 2022 -como consecuencia de una inflación que hace meses que dejo de ser transitoria y la previsión de una mayor agresividad por parte de los bancos centrales- ha provocado un cambio drástico a la hora de valorar ciertos negocios.

La rentabilidad de los activos 'sin riesgo' tiene un impacto significativo a la hora de estimar el coste de capital de cualquier inversión. En este caso, cuando descontamos los flujos de caja futuros, un mayor coste de capital se traduce en un menor valor teórico. En este contexto, son aquellas compañías —cuya valoración depende en mayor medida de esos flujos de caja futuros— las que más sufren. Esta es la teoría, en la práctica probablemente haya bastante más que debatir.

Uno de los sectores que más ha sufrido este año es el software. En Estados Unidos acumula una caída de más del 30% desde mediados de noviembre de 2021, después de haber subido un 150% en poco más de un año:


Hemos querido mostrar el índice con las 18 mayores compañías del sector, pero si ampliáramos a aquellas que aún están lejos de ser rentables la caída sería mucho mayor. La complacencia y el impacto de políticas monetarias ultra expansivas elevó los múltiplos de este tipo de empresas hasta niveles difíciles de justificar. Sin embargo, una vez se ha producido parte del ajuste vía tipos de interés y sus valoraciones son más razonables, encontramos oportunidades incluso en un entorno tan desafiante. 

Este tipo de negocios, con márgenes brutos muy altos, tienden a sufrir menos en un escenario de subida de costes. Además, su estructura es mucho menos intensiva en capital, no necesita grandes inversiones para seguir creciendo. Las perspectivas a corto y medio plazo en muchas de ellas se mantienen inalteradas.

Dentro de este sector, les proponemos cuatro opciones interesantes, rentables y de gran capitalización, cuya directiva recientemente ha reiterado sus objetivos para 2022: Adobe, Autodesk, Microsoft y Synopsys.

ADOBE

Photoshop, Illustrator, PDF… Adobe necesita pocas presentaciones, proporciona herramientas para la edición y creatividad digital. A pesar de que fue fundada en 1982 por John Warnock y Charles Geschke -en un garaje como la gran mayoría de las tecnológicas de éxito-, no fue hasta finales de la década pasada cuando dio un giro a su modelo de negocio asentándose en el mundo de la suscripción. Este cambio supuso un aumento considerable de la rentabilidad y recurrencia con el paso de los años. Al tener unos ingresos relativamente predecibles, su cotización —una vez ha ajustado los excesos de 2020 y 2021— no debería sufrir ante una desaceleración económica.

AUTODESK

Quizá algo más desconocida, si bien es probable que haya oído hablar de alguno de sus productos de diseño asistido (el más conocido es AutoCAD). Autodesk es líder mundial en tecnología de diseño y creación, ofreciendo soluciones en diferentes campos como: arquitectura, ingeniería, construcción o fabricación. Desde etapas tempranas de educación, las universidades y escuelas usan AutoCAD en sus formaciones, lo que hace que se genere una fuerte barrera a la entrada de otros softwares similares. Si las universidades y empresas usan el mismo programa, es difícil que pueda entrar un competidor. El beneficio por acción se ha multiplicado por 5 veces desde 2019 y se espera que siga creciendo por encima del 20% anual en el medio plazo.

MICROSOFT

Dentro de las grandes tecnológicas, la compañía fundada por Bill Gates es la que goza de una mayor diversificación en su cartera de productos. Un tercio de los ingresos le viene por Windows y Office, otro tercio por cloud (Azure) y el resto se divide en diferentes productos y servicios (Linkedin, Xbox o Surface, entre otros). La adquisición de Activision, además, reforzará todavía más el segmento de juegos. Está claro que Microsoft no es solo software, pero los ingresos de Windows y Office —con una cuota de mercado superior al 80%— aportan estabilidad en la cuenta de resultados y permiten a la empresa realizar nuevas inversiones o recompras de acciones.

SYNOPSYS

La industria de semiconductores no solo son chips, silicio, memorias RAM o tarjetas gráficas, también es necesario software especializado que permita a las compañías seguir avanzando. En este nicho tan específico entra Synopsys, a la vanguardia en el diseño de programas y soluciones para empresas como AMD, Taiwan Semiconductor, Microsoft, Samsung o Amazon. Esta sería una de las mejores formas de invertir en una de las industrias con mejores perspectivas -ya sea por el crecimiento en inteligencia artificial, cloud, robótica o conducción autónoma, entre otras temáticas-, la mala noticia es que apenas ha corregido un -20% desde máximos. La buena es que para 2025 habrá duplicado el beneficio por acción actual.

Víctor Álvarez es analista de renta variable de Tressis SV

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme