GRUPO PLAZA

CONVERSACIONES CULTURPLAZA

Ley DJ: "En muchos eventos los DJs somos relegados al final del cartel"

La artista vuelve a València el 31 de julio con el festival que creó el año pasado. Se trata de House Of Ley, un show en el que confluyen artistas de géneros muy distintos

29/07/2021 - 

VALÈNCIA. La productora Ley DJ lleva más de diez años en el mundo de la música. Su característica principal como artista es tender puentes entre el indie y la electrónica. El eclecticismo forma parte de su manera de hacer música. 

La valenciana ha trabajado para bandas como Crystal Fighters y ha abierto shows de grupos como U2, Bruno Mars o Coldplay. ¿La clave del éxito? El esfuerzo y la constancia. De hecho, Ley DJ trabaja no solo como artista, sino que hace algo más de un año creó su propio festival, reinventándose como organizadora de eventos. Se trata de House Of Ley, un espacio en el que conviven la música electrónica y géneros como el indie, el pop o el rock. ¿El objetivo? Crear sinergias para conectar a artistas de distintos mundos. 

Culturplaza conversa con Ley DJ sobre este festival, sobre la electrónica indie y pop y sobre el estigma al que todavía están sometidos los DJs. También habla de la brecha de género que persiste en la industria musical, y echa la mirada atrás hacia los diez años que lleva en el sector. House Of Ley llegará a La 3 Park el próximo 31 de julio con la presencia de Mueveloreina.

-Con House Of Ley has transitado de DJ a organizadora de eventos. Has creado tu propia marca. ¿Qué te ha llevado a esto?
-Sobre todo las ganas de montar un evento donde fusionar la música de baile con actuaciones en directo. Quería reivindicar la figura del DJ como artista de primer nivel. En muchos eventos parece que estamos relegados al final del cartel, a la última hora, sobre todo los artistas que nos dedicamos a producir. Creo que nos parecemos mucho a bandas de directo, de hecho yo incorporo la actuación con otros artistas. Tenía muchas ganas de fusionar.

Ley DJ
-Eso está muy bien, pero esta realidad supone la obligación de implicarte en el mundo empresarial. Ya no solo produces música y escribes canciones. ¿Esto es algo que tenías pensado?
-Es verdad, pero lo cierto es que yo ya venía de este mundo empresarial. Antes de producir ya trabajaba en la industria de la música. Estudié ADE en la UPV y luego hice un máster de gestión empresarial de la música. Tengo esa visión de empresaria desde siempre. No obstante, es una carga de trabajo muy intensa. Además de producir música, tienes el papel de la dirección artística, el contacto con agencias, tienes que proponer ideas constantemente, buscar recintos para celebrar los shows, crear una campaña de marketing... Es mucho trabajo, pero me gusta mucho. 

Lo importante es mirar bastante los tiempos. Hay una parte del año que dedico más a producción. Suele ser en invierno. Y con la pandemia me ha dado tiempo a hacer un disco entero. En los meses de verano me meto de lleno en mi otra faceta. Es imposible estar en los dos sitios a la vez. Me esquematizo el año para dedicar X meses a la producción y otros tantos a los eventos. Trato de planificarme.

-Como decís desde House Of Ley, este proyecto sirve para que los artistas (desde músicos de la electrónica hasta el indie y el pop-rock) puedan hacer cosas que habitualmente no incluirían en sus shows. ¿Qué particularidad tiene House Of Ley en este sentido?
-En principio, cuando nació House Of Ley, el show giraba en torno a una actuación dance, en la que artistas pop entraban y salían en escena tocando sobre bases mías creadas previamente. Ahora este concepto ha sido un poco apartado. Ahora solemos tocar piezas especiales de electrónica hechas para la ocasión. 

Ley DJ

También tiene la particularidad de poner en común a gente que no conectaba, a gente de diferentes mundos. En Teruel, por ejemplo, combinamos el flamenco de Tomasito y la electrónica contemporánea de Mueveloreina y Delaporte. Surgen colaboraciones in situ y relaciones con expectativas de futuro. Es un espacio muy bonito, nos gusta mucho porque todo surge de forma muy orgánica.

-Llevas en la música más de diez años. Has actuado en los festivales más importantes de España y tienes un gran currículum a nivel internacional. ¿Qué balance haces de todo este tiempo?
-Mi carrera es como un mar: A veces estás en la cresta de la ola y otras por debajo, intentando salir. Es un mundo muy inestable. La conclusión, aunque suene a tópico, es que si quieres salir adelante tienes que tener las ideas y los objetivos claros. Debes tratar de trabajar a tu aire, sin que te afecte lo que ocurre alrededor. Es un mundo en el que todo te afecta mucho. Las comparaciones, la presión, el hecho de pensar que has llegado a tu tope... Hay que reinventarse de forma natural continuamente, fijar objetivos y trabajar siendo feliz con lo que haces. Si no crees en tus proyectos no salen tan bien. Esto no lo aprendes hasta que llevas muchos años. Mucha gente piensa que yo tuve un padrino, alguien que me ayudó a hacerme hueco, pero no. La clave es constancia, cariño y trabajo; y al final todo llega.

-Tu música combina con gran soltura el indie y la electrónica. Es muy ecléctica. Es cierto que es un género consolidado desde finales de los 90, pero llama la atención que dos estilos tan distintos puedan llegar a pegar tanto.
-Este género surgió a finales de los 90 cuando se comenzaron a importar festivales de música indie y rock desde Londres. Pasaron de programar solo bandas (acabando la programación a medianoche) a añadir artistas de electrónica y DJs que continuaran la fiesta hasta altas horas de la madrugada. La fórmula funcionó. Se dieron cuenta de que a la gente le gustaba, y que si lo hacían adaptando la electrónica a la pista de baile mediante otros géneros, mejor que mejor. Se comenzó a buscar la combinación.

Ley DJ
-Te has hecho hueco y consolidado como artista en un sector dominado por hombres. ¿Has tenido dificultades para llegar donde estás por el hecho de ser mujer?
-La verdad es que no. Nadie me ha puesto una traba especifica, pero en mi sector, como en todos, existe una brecha de género muy clara. En todos los estratos ocurre: techo de cristal, diferencia salarial, que se valoren factores que no tienen nada que ver con tu talento musical sino con cuestiones físicas… Eso se nota, es un goteo constante. Afortunadamente no he tenido una experiencia así, pero es una realidad. No tienes más que ir a ver los DJs mejor posicionados. Igual, de cien personas, tan solo hay 3 o 4 mujeres. Eso es evidencia de lo mal repartido que está todo. En los carteles de festivales ocurre lo mismo: hay muy pocos con paridad, el Primavera Sound es de los únicos. El número de hombres es mucho mayor, y no porque no haya mujeres, sino porque no se nos da tanta visibilidad. Hacen falta más ganas de dar oportunidades a las mujeres".

-Hay una idea sobre la música electrónica influenciada por la Ruta del Bakalao según la cual se piensa que este género es repetitivo, poco creativo y solo disfrutable en noches de fiesta. ¿Qué me puedes decir de esto?
-Englobar todos los géneros y subgéneros de la electrónica en uno solo, habiendo tanta riqueza, es un error. Hay ritmos vocales, estructuras como en el pop, elementos percusivos... Ese estigma no es el hecho de la electrónica. Es cierto que si coges la última fase de la Ruta del Bakalao, en la que el género predominante era el eurodance, quizás pueda sonar repetitivo. Pero eso solo fue un ultimo coletazo que no se corresponde con la actualidad. Es un estigma que queda y que no corresponde con la música electrónica, que es mucho mas rica y amplia, con estructuras iguales que el pop.

-Probablemente House Of Ley habría crecido más de no ser por la pandemia. La edición del año pasado tuvo que hacerse por streaming. ¿Qué expectativas tienes con este proyecto?
-Hicimos la primera edición en febrero de 2020, la siguiente en streaming y luego cancelamos dos ediciones en verano del año pasado. Desde la pandemia mi largo plazo es de tres semanas. Más de eso me parece una locura, porque todo cambia super rápido. Deseo que se mantengan todos los eventos, aunque sé que no será igual. El espíritu no es el mismo. House Of Ley está pensado para el baile y el disfrute, pero hay que adaptarse. lo importante es crear esa casa, ese lugar de reunión.

-¿Quiénes son tus referentes musicales?
-A nivel DJs y productores, me quedo con 2 Many DJs. Hacen lo que yo: fusionar desde el principio música alternativa y rock con electrónica. He coincidido con ellos, y gozan de un eclecticismo que me encanta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email