Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

presentan una ley que incluye de nuevo el sistema de retorno de envases

Última ofensiva de Podemos para salvar el SDDR

24/08/2018 - 

VALÈNCIA. El SDDR vuelve a escena. Como si se tratara de una nueva entrega de una gran novela, el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases volverá al debate parlamentario en los próximos meses. No será a través de la ley de Acompañamiento, como en ocasiones anteriores, sino por medio de una nueva normativa en la que Podemos ha estado trabajando en los últimos meses. Se trata de la Ley para la Prevención de los Residuos y para el Fomento de la Economía Circular en la Comunitat Valenciana.

La normativa, presentada este jueves por la portavoz de Medio Ambiente de la formación morada, Beatriz Gascó, y el síndic de Podemos, Antonio Estañ, incluye todo un paquete de medidas entre las que se encuentra el SDDR, la Agencia Valenciana de Residuos (AVR), o la Oficina de Prevención de residuos. 

Ahora bien, no es seguro que esta ley pueda llegar a debatirse en esta legislatura, ya que el calendario parlamentario está repleto de actividad para cada periodo de sesiones. A partir de octubre comienza la negociación de los presupuestos, cuestión que ocupa la agenda de los diputados hasta finales de diciembre. Por delante, también están pendientes de ser aprobadas casi una veintena de leyes -algunas del Consell-, por lo que hasta que esta nueva norma pueda introducirse en una comisión parlamentaria para que los partidos presenten sus enmiendas, puede haber finalizado la legislatura. 

No obstante, el "gesto" no es baladí. Precisamente una de las áreas en las que Podemos se mostró más firme en la negociación de los Presupuestos del año pasado fue Medio Ambiente. En ésta, varias eran las iniciativas que quería aprobar el partido de Estañ: el SDDR, la tasa de residuos, la Agencia de Cambio Climático, la subrogación de los bomberos a la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), o la creación de la Agencia de Residuos.

Los morados no lograron impulsar el sistema de reciclaje de envases SDDR. Los socialistas no querían ni oír hablar, y menos teniendo a toda la patronal en contra. A pesar de que el partido morado solicitó una reunión con el president de la Generalitat para intentar que cambiaran de opinión, nunca hubo respuesta. De hecho, el propio Consell dio por "alcanzado" en uno de sus seminarios el objetivo de implantar este sistema de reciclaje. Es decir, dio por cumplido un compromiso que no lo está. 

Tampoco la enmienda que contemplaba la creación de la Agencia Valenciana de Residuos salió adelante en las negociaciones. Y todo a pesar de que tanto "Compromís como PSPV la incluían en sus programas electorales", según la diputada y portavoz de medio ambiente de Podemos, Beatriz Gascó.  

Con esta nueva ley, la formación morada demuestra que no tira la toalla ni está dispuesta a renunciar a ninguna de sus principales reivindicaciones, si bien Estañ no confirmó que la validación de esta norma sea condición sine qua non para aprobar las cuentas del próximo ejercicio. 

Objetivos y medidas

El objetivo de esta nueva ley es "garantizar que los residuos se gestionen sin poner en peligro el medio ambiente y la salud humana"; "incentivar la reducción en la generación de residuos y su aprovechamiento mediante la reutilización y reciclado"; "desincentivar la eliminación en vertedero e incineración"; "regenerar los espacios degradados y la descontaminación del suelo"; y "garantizar de forma coordinada entre Generalitat y entidades locales la gestión de los residuos domésticos y comerciales". 

Para poder llevar a cabo todas las medidas de prevención que contempla la norma, la AVR -cuya estructura estaría compuesta por un consejo de dirección, un presidente (conseller) y un gerente- se encargaría de coordinar, de forma independiente y "sin presiones de ningún lobby empresarial", a los municipios en materia de residuos. Con esta Agencia, se volvería a reactivar el Fondo Ambiental de Gestión de Residuos, al que iría a parar, por ejemplo, lo recaudado con la tasa de residuos que entró en vigor el pasado 1 de julio. Por su parte, la Oficina estaría integrada en la propia Agencia y se encargaría de gestionar las actuaciones de prevención y reutilización. 

Una ley, hasta el momento desconocida, que el partido de los círculos presenta para cumplir con los objetivos que marca Europa de reciclaje en un plazo determinado. Lo hacen en solitario, dicen, tras comprobar que la "conservación del Medio Ambiente no forma parte de las prioridades presupuestarias del Consell" a pesar de que, admiten, se está haciendo "un gran esfuerzo por solventar la situación". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email