GRUPO PLAZA

en 2022 tendrá su propio obrador 

Del Poble sigue creciendo: Cerrará el año con 27 locales y cinco millones de euros de facturación 

14/11/2021 - 

VALÈNCIA. El crecimiento de Del Poble sigue imparable, en dos años han duplicado el número de restaurantes y día a día revoca su posición en el top de “las mejores pizzas artesanales” con 40.000 pizzas mensuales vendidas. No solo eso, el plan de expansión en el que está inmerso Del Poble llevará a la empresa a finalizar el año con veintisiete locales en toda España y arrancar el 2022 con una visión: diecinueve aperturas y dar el salto a las Islas Baleares. 

Un plan de expansión centrado en los barrios de las ciudades, y que actualmente se está desarrollando de la mano de Glovo. “En 2020 firmamos un contrato con Uber pero en abril nos desligamos de la compañía americana para firmar en exclusiva con Glovo. Lo hicimos porque sobre la mesa pusieron una muy buena oferta que, además, nos beneficiaba en ese plan de expansión en el que estamos inmersos”, comenta Rubén Santos, CEO de Del Poble. Lo explica mirando en el horizonte esa cifra que se propuso cuando abrió su primer local en el Real de Gandia: tener cien locales. 

La proyección de la startup fundada por Rubén Santos e Isabel Fayos (CMO de Del Poble) en 2015, también se refleja en sus ingresos, pues previsiblemente cerrará el año con cinco millones de euros en facturación, dos millones más que en 2020 y cinco más que en 2019, cuando no alcanzaron el millón de euros. “Estamos muy contentos porque actualmente vendemos 40.000 pizzas al mes, todos los locales que tememos son propios y los hemos abierto con nuestros propios recursos económicos”. Un crecimiento que ha sido exponencial desde la llegada en 2018 de Del Poble a Lanzadera.  

La alianza iniciada en abril con Glovo implicó también la realización de una hoja de ruta que en 2021 finalizará con trece aperturas, aumentado en veintisiete las pizzerías que Del Poble tiene en toda España. “Para 2022 hemos diseñado un plan de crecimiento estructurado que nos llevará a introducirnos en ciudades tales como Salamanca, Burgos, León o Palma de Mallorca”, detalla el joven empresario. Según ese plan de crecimiento, Del Poble estará presente en prácticamente todas las comunidades autónomas —a excepción de Extremadura, País Vasco e Islas Canarias— a finales de 2022. “Nos manejemos fieles a nuestros principios y en nuestra mente no está salir al extranjero; nacimos como una pizzería con carácter valenciano y de barrio y así seguiremos”, concreta. 

El CEO de Del Poble explica que entre los planes de la startup a futuro también está equilibrar el porcentaje de los ingresos, que actualmente es de un 65% en delivery y un 35% en sala. Por ello, algunas de esas próximas aperturas contarán con una sala con capacidad para unos setenta comensales, a excepción del local de Elche que está a punto de inaugurarse —tendrá una capacidad de 120 comensales—. “Nuestro objetivo es ir equilibrando esos porcentajes, aunque somos conscientes de que el delivery es nuestro fuerte”, comenta. 

Apertura de un obrador propio

Para cubrir esa demanda, Del Poble ha planeado construir un obrador en Alfafar, cerca de IKEA. Un espacio de 700 metros cuadrados en los que se ubicarán las oficinas, una sala de formación, dos hornos para el delivery —para cubrir la zona de Alfafar y Benetússer— y un obrador propio. De esta manera, la startup dejaría de trabajar en el obrador de Sueca, que debido al volumen de producción se ha quedado pequeño. 

La previsión es que las obras empiecen en enero de 2022 para que en marzo el obrador esté en pleno rendimiento. Según explica Rubén Santos, se trata de una inversión de unos 400.000 euros que supondrá “mejorar la distribución de la masa en nuestros locales y evitar que hayan problemas de producción como los que tuvimos este verano, que no dimos abasto con los pedidos”. Un gasto en el que la empresa no ha necesitado ninguna ampliación de capital: “Estamos muy orgullosos de decir que todas las inversiones que realizamos las hacemos con nuestro propio capital, sin necesitar la ayuda de ningún inversor”. 

Entre los retos está también reducir el tempo de espera en el delivery: “Estamos entre los 44 y los 50 minutos de media de espera, bajando en alguna ocasión de los treinta pero queremos que las pizzas Del Poble lleguen a las casas en 25 minutos”.

Una etapa de crecimiento ligada a los principios que llevaron a Rubén Santos e Isabel Fayos a abrir su primera pizzería en el Real de Gandia en julio de 2015: Productos de kilómetro cero y de calidad. “Hemos crecido mucho en los últimos años pero no nos olvidamos de dónde venimos y quienes somos”, comenta el joven empresario recordando que solo trabajan con proveedores locales y utilizan productos de primera calidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme