GRUPO PLAZA

agradece en un mensaje institucional la responsabilidad de los valencianos y cifra en 1.160 las vidas salvadas "juntos"

Puig anuncia un récord histórico de empleo e insiste en un gran pacto de financiación en 2022

Foto TOÑO JIMÉNEZ / GVA

El president avanza las celebraciones por un Estatut que ha reconducido ‘la desfeta d’Almansa’ y en el que caben cinco millones de valencianos, de Paco Brines a Joan Fuster

31/12/2021 - 

VALÈNCIA. Desde el “refugio emocional” de L’Elca, la “casa eterna” de Francisco Brines, el president de la Generalitat Ximo Puig cerró este 2021 que vio morir al poeta con un mensaje de fin de año que combinó mensajes de optimismo, como el récord histórico de dos millones de ciudadanos afiliados a la Seguridad Social recién logrado, con el duelo por las más de ocho mil personas fallecidas por el covid-19 y el orgullo de haber salvado “juntos” más de mil vidas o de que ya se hayan inoculado casi diez millones de vacunas.

Con la mirada puesta en el 2022, el president insistió en la necesidad de un gran consenso entre todas las autonomías y los partidos políticos para lograr un pacto por la financiación y avanzó la celebración del cuarenta aniversario de l’Estatut d’Autonomia que ha permitido recuperar el autogobierno desde la diversidad que va de Brines a Joan Fuster, que será uno de los protagonistas del año y al que citó para “huir de dogmas y extremos”. “Tots, si arribem a tindre raó, la tenim a mitges”, asumió en la voz del polifacético ensayista.

8.097 muertos, 1.160 salvados

Con el reconocido perfil del Montgó de fondo, Puig inició su discurso caminando entre los naranjos de la finca de Brines en Oliva para reivindicar “la palabra” y el “diálogo” frente al grito, la ofensa y el insulto y hacer un primer recuerdo a las 8.097 personas que se ha llevado una pandemia que definió como “un golpe devastador para toda la sociedad” que se nota aún más en estos días “con una silla vacía en muchas mesas”.


Puig agradeció la “responsabilidad”, palabra con la que dijo se resume 2021, de la sociedad valenciana que ha impulsado una vacunación que aseguró que llega ya al 94% de valencianos (en edad de hacerlo, se entiende) y que ha permitido salvar “juntos” un total de 1.160 vidas respecto a la mortalidad media de toda España”.

“Eso ha sido fruto del esfuerzo de la sociedad valenciana, con el enorme trabajo de los profesionales sanitarios a la cabeza. Por todo eso y en este día tan especial les doy las gracias a cada uno de ustedes. Porque sé que están cansados, muy cansados de esta historia. Porque son una ayuda imprescindible. Y porque es un orgullo ser su presidente”, afirmó.

Pero el president aseguró que las cerca de diez millones de dosis inoculadas hasta ahora permiten pasar de las ‘Medidas de Restricción’ de 2020 a las ‘Medidas de Protección’ de 2022 e hizo una mención especial a la protección “de la salud mental y emocional”.

“Es el momento de la ciencia y de la prudencia. Con vacunación acelerada y corresponsabilidad porque sin ciencia no vamos a ningún sitio pero sin conciencia tampoco. Por lo tanto, vacunemos, creemos espacios más seguros y no saturemos más de lo necesario la vida de la gente”, reclamó.

La financiación, asignatura pendiente

Puig presumió de los séptimos presupuestos en siete años del Botànic “frente al ruido de otros” pero sobre todo de los 81.000 valencianos que han encontrado trabajo en este último año y anunció que este 1 de enero se alcanzará “el récord histórico de trabajadores en la Comunitat Valenciana, más de 2 millones de personas afiliadas a la Seguridad Social”. Pese a todo, aseguró que “la prioridad” para 2022 es “mantener esta potencia en la recuperación en más empleo y mejor empleo” y calificó de “indecencia” que haya “trabajadores pobres”.

Foto TOÑO JIMÉNEZ / GVA

Pero ante la falta de éxito en sus gestiones en los años anteriores, Puig hubo de recuperar otra prioridad, una recurrente asignatura pendiente, como es la financiación autonómica para la que pidió un gran consenso. “No hay alternativa al acuerdo. España necesita un acuerdo, los valencianos necesitamos un acuerdo, por eso, convoco al consenso a todos los grupos políticos y a las diecisiete comunidades para ese ‘Gran Acuerdo por una España Justa’”, afirmó. Antes había apuntado que el independentismo aboca “a ningún sitio” y el “egoísmo centralista” lo hace “a la división” y pidió “sumar” y “coser mejor” la diversidad de España.

L’Estatut, protagonista

En el discurso tuvo un protagonismo que anuncia el que se quiere que tenga en este nuevo año L’Estatut d’Autonomia, del que se muestra una versión que suele estar en la antesala del despacho del president con ilustraciones de pintores valencianos. La elegida para mostrar en el video es de Juan Genovés. En la antesala de la celebración de su cuarenta cumpleaños, Puig lo reivindicó como herramienta de recuperación del autogobierno tras “la desfeta d’Almansa”, como garantía de progreso en la vida diaria y sobre todo como “marco de convivencia”.

Foto TOÑO JIMÉNEZ / GVA

“La diversidad de orígenes, de lenguas, de ideologías, de orientaciones sexuales...la diversidad es un privilegio que nos hace más ricos y L’Estatut es el libro que permite cinco millones de formas distintas de ser valenciano. Que nos permite recordar hoy al gran poeta Paco Brines, Premio Cervantes en castellano y que a la vez nos hará celebrar, en 2022, el ‘Any Joan Fuster’, un pensador universal que escribía en valenciano.

Heroínas desconocidas

Cerró Puig su discurso con una última cita de Brines (“Y todo pudo ser, pues fue vivido”) para animar a vivir “cada día” y con ejemplos concretos de personas que “irradian” una luz que dijo no puede quedar sepultada “por ninguna pandemia” como María de Quesada “una chica que ha roto el tabú de la salud mental y está ayudando a miles de adolescentes” o como “Noah Higón una joven con siete enfermedades raras que cada día nos da una lección con lo más extraordinario que tiene: su gran vitalidad. También puso como ejemplo de inspiración a Carol “una mujer valiente que ha salido de la prostitución y ahora pone voz a esa explotación inhumana” y a Ana, María y Teresa, supervivientes de la violencia machista que “con su testimonio muestran la salida a la barbarie contra las mujeres, una represión que hace imposible la Igualdad Real y que tiene que acabar ya.”

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme