GRUPO PLAZA

Comer pistachos alimenta el cerebro

Los estudios avalan que este fruto seco puede tener una mayor relevancia en la mejora de la función cerebral. Una dieta rica en flavonoides puede reducir hasta un 20% el riesgo de deterioro cognitivo

20/05/2022 - 

VALÈNCIA (VP). Cada vez somos más conocedores de los beneficios de los alimentos para nuestra salud. Hace poco hemos sabido que el pistacho es una proteína completa, pero una de las aportaciones clave que nos han proporcionado los últimos estudios sobre él es que es uno de los alimentos idóneos para nutrir la mente y preservarla a medida que envejecemos. Las vitaminas del grupo B que lo componen desempeñan un rol fundamental en los procesos metabólicos que garantizan que el cerebro alcance todo su potencial. ¿Cuáles son las ocho propiedades de los pistachos que alimentan el cerebro?

Introducir cambios sencillos en la dieta puede ayudarnos a prevenir el deterioro cognitivo, sea a la edad que sea. Los estudios ponen de relieve que comer 49 pistachos a diario (unos 28 gramos) contribuye a mantener el cerebro en funcionamiento. Pues, dada su complejidad, este órgano requiere de mucha energía para funcionar de forma eficaz ya que él solo, consume el 20% de las calorías que gastamos diariamente.
 
Al tratarse de uno de los frutos secos con un perfil nutricional más completo y con una mayor proporción de compuestos orgánicos hidrosolubles gracias a las vitaminas del grupo B que lo componen, el pistacho contribuye al perfecto funcionamiento cognitivo. Ello se traduce en un mayor aporte de energía y optimismo, más concentración a lo largo del día y una mejor salud de nuestro cerebro, en general.

 Los estudios demuestran que el pistacho puede contribuir a prevenir y a aumentar la función cognitiva; y, a su vez, a minimizar los trastornos de la memoria gracias a los antioxidantes que estimulan el flujo de sangre y oxígeno al cerebro. También exponen su gran potencial para mejorar significativamente la concentración y la memoria. Porque incluso en la vejez, el fruto seco feliz (como se conoce al pistacho) puede reducir el daño en el cerebro y contribuir a aliviar la depresión; y, ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades cognitivas como el Alzheimer, el Parkinson, la demencia o el deterioro cerebral a largo plazo.

Ocho propiedades de los pistachos que alimentan el cerebro

  • 1. Tiamina: Esta vitamina del grupo B1 interviene en la transformación de los alimentos en energía, a la vez que participa en la absorción de glucosa por parte del sistema nervioso. La tiamina evita la depresión, el cansancio o la pérdida de habilidades mentales. Ten en cuenta que 100 gramos de pistachos americanos contienen 0,7 mg de tiamina.
  • 2. Riboflavina: La vitamina B2, más conocida como riboflavina, es imprescindible para metabolizar los hidratos de carbono y aminoácidos necesarios para producir la energía que el cuerpo necesita. En 100 gramos de pistacho se concentran 0,23 mg.
  • 3. Piridoxina: La vitamina hidrosoluble B6 ayuda a la formación de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina; a la vez, que actúa en la formación de glóbulos rojos e interviene en el metabolismo de las proteínas. El déficit de determinados neurotransmisores puede afectar a la capacidad cognitiva y conducir a estados de fatiga, depresión, ansiedad y dolor corporal. En el caso de los pistachos, 100 gramos nos aportan 1,1 mg de vitamina B6.
  • 4. Flavonoides: Los pistachos son ricos en fenoles compuestos como las catequinas que, en el caso del pistacho, se identifican con el color amarillo. La catequina es un flavonoide o compuesto fenólico de origen natural que ayuda a proteger las células cerebrales del estrés oxidativo, reduciendo el daño cognitivo.

  • 5. Antocianinas: Junto a las flavonas, las antocianinas o proantocianidinas son las que ofrecen un mayor efecto protector del cerebro, reduciendo el riesgo de deterioro cognitivo a largo plazo. El tono púrpura oscuro presente en la piel del pistacho corresponde a ellas. Estudios recientes demuestran que las personas que siguen una dieta que incluye al menos media ración diaria de alimentos con alto contenido en flavonoides pueden tener un 20% menos de riesgo de deterioro cognitivo.
  • 6. Ácido fólico: La vitamina B9 o ácido fólico es otro compuesto orgánico hidrosoluble que contribuye a mantener el cerebro en funcionamiento. 100 gramos de pistachos americanos contienen 51 μg de ácido fólico.
  • 7. Ácido pantenoico: Otro de los compuestos orgánicos que los pistachos aportan al cerebro es la vitamina B5 o ácido pantenoico, que contribuye a una correcta formación y funcionamiento de las neuronas.
  • 8. Biotina: También presente en los pistachos, la vitamina B7 promueve la función cerebral contribuyendo a la formación de la Vaina de Mielina, una de las sustancias grasas necesarias para proteger el cerebro que ejerce la función de transmitir y conducir los impulsos nerviosos.

¿Cómo introducir los pistachos en nuestra dieta?

Además de ser una deliciosa proteína completa, los pistachos pueden comerse crudos sin necesidad de preparación y, además, pueden transportarse cómodamente.

Los expertos aconsejan tomarlos preferiblemente, entre horas para optimizar el efecto saciante de la fibra y llegar a las comidas principales sin tanto apetito.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme