X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el edil se marcha cansado de las peleas internas en su partido

El concejal Jordi Peris dimite: València en Comú pierde a su portavoz

11/07/2017 - 

VALÈNCIA. La guerra política de Podemos en València se ha cobrado su primera víctima. El teniente alcalde y portavoz de València En Comú, Jordi Peris, ha anunciado este martes su dimisión, cansado de las tensiones internas en su partido. Los "ataques, las intrigas, las deslealtades y las luchas internas por el poder", dijo, son "dinámicas" que resultan "difícilmente compatibles" con "la acción de gobierno digna" en el Ayuntamiento debido a "la cantidad de esfuerzos que consumen" y a que "no tiene cabida en el ejercicio de la responsabilidad pública y política a favor de las personas". 

La marcha de Peris se produce justo cuando en el seno de la formación, marca blanca de Podemos en el Ayuntamiento de València, se ha planteado la posibilidad de relevarle al frente de la portavocía y poner en su lugar a María Oliver, como manifestó el secretario general de la formación, Jaime Paulino, en una reciente entrevista en este periódico.

Peris cree que València en Comú "ha fracasado" al no haber conseguido ser una plataforma política cívica ni aglutinar a la izquierda.

"Podemos tiene una hoja de ruta para València en Comú y yo no formo parte de ella", dijo Peris. "Lo más coherente es dejar mis cargos. La posición política en la que me encuentro en estos momentos hace que no se den las condiciones necesarias para que desarrolle de forma adecuada el motivo por el que fui elegido", insistió el concejal. 

Peris opinó que València en Comú "ha fracasado" al no haber conseguido ser una plataforma política cívica ni aglutinar a la izquierda. Al respecto, lanzó un vaticinio pesimista: "No creo que lo vaya a conseguir en los dos años que quedan. Tiene todos los vicios de la vieja política y de la izquierda tradicional", añadió. Entre estos citó el considerar al compañero de partido como un enemigo.

Junto a Jordi Peris presentó también su dimisión la secretaria del grupo municipal de València en Comú, la profesora universitaria Áurea Ortiz. En su alocución, Ortiz lamentó tener que marcharse y calificó la situación de "muy dolorosa". "Lo habíamos hablado muchas veces. 'Nos vamos', decíamos. Y al final lo hemos hecho. No quiero dedicar gran parte de mi tiempo a navegar en un mar de minas. No vine para eso", comentó. Y añadió: "Que Jordi [Peris] se vaya es una gran pérdida para este gobierno".

Peris, por su parte, también se mostró muy crítico con la deriva de la agrupación València En Comú y lamentó que la Asamblea Reconstituyente de marzo no hubiera solucionado los conflictos en torno a su liderazgo. "Venimos a construir una alternativa política. El proyecto que tenemos hoy no se parece en nada a lo que era al principio", dijo. Igualmente no descartó volver a la política dentro de un tiempo. 

Desgastado por la crisis de Rafael Monterde 

Otro factor fundamental que ha influido en la marcha del profesor universitario ha sido la reciente crisis provocada por el cese del polémico Rafael Monterde al frente de la Fundación Inndea. Monterde fue apartado al poco de confirmarse que durante un tiempo asesoró a algunos de los principales acusados del Caso Cooperación. Monterde justificó ese asesoramiento diciendo que había hecho las funciones de agente doble. Monterde era amigo personal de Peris, quien siempre le defendió. En este sentido, aseguró que la polémica por la gestión de Las Naves "se ha instrumentalizado", si bien hizo hincapié en que "el momento" de su salida lo marca su situación personal y, más en concreto la enfermedad de un familiar.

El edil lamentó que las "luchas internas" siguen centrándolo todo en la formación por encima de las propias personas y del proyecto político. "Podría seguir dos años más así pero no quiero", manifestó.

"Me voy con la preocupación con respecto a tres barrios de la ciudad: Orriols, Benicalap y Nazaret".

Peris tuvo, por el contrario, palabras de elogio para el alcalde Joan Ribó y los otros dos portavoces del Govern de la Nau, la teniente alcalde socialista Sandra Gómez y el concejal de Cultura Festiva de Compromís Pere Fuset. Igualmente, de manera harto significativa quiso destacar en los agradecimientos a algunos concejales de Compromís, como Sergi Campillo, Consol Castillo, Giuseppe Grezzi, Isabel Lozano y Glòria Tello. Tanto Campillo como Fuset fueron al encuentro del concejal y le despidieron en conversación privada. Muy significativamente también, Peris ni citó a María Oliver ni a Berto Jaramillo, sus compañeros en València En Comú. A la misma hora que Peris presentaba su dimisión, Jaramillo tuiteaba su participación en una comisión de la Diputación de Valencia, como si la marcha de Peris no fuera con él.

En las que fueron sus últimas palabras como concejal durante esta legislatura, Peris lanzó un "agradecimiento a los funcionarios municipales" que según él habían colaborado en el proyecto renovador de la ciudad en el que se encontraban inmersos, se mostró satisfecho con los resultados de los procesos de participación que ha impulsado y lanzó un mensaje: "Me voy con la preocupación con respecto a tres barrios de la ciudad: Orriols, Benicalap y Nazaret". Un mensaje, pues, para los compañeros del Govern de la Nau. 

La edil María Oliver se hará cargo en principio de la portavocía como portavoz suplente y como siguiente en la lista electoral debería entrar Neus Fabregas, actual asesora del grupo municipal, quien ocuparía el acta de concejal que deja Jordi Peris

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email