Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EnTREVISTA AL DELEGADO de la Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas CV

Juan Carlos Gómez-Pantoja: "El deporte no contagia y menos ducharse en los vestuarios"

26/12/2020 - 

VALÈNCIA. Las duchas de los centros deportivos de la Comunidad Valenciana no pueden ser empleadas por los usuarios y usuarias, debido a la restricción de la Conselleria de Sanidad hasta el 15 de enero como consecuencia de la crisis sanitaria. Una restricción impuesta a causa del riesgo de contagio que supone la necesidad de quitarse la mascarilla al momento de acceder a ellas, tal y como comunicó la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, a FNEID Comunidad Valenciana (Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas) ante las quejas recibidas por la patronal por la medida tomada.

Sin embargo, esta respuesta no fue suficiente para los miembros de la Federación, quienes sostienen que en las instalaciones se cumplen con todas las medidas de seguridad para permitir su uso y que su cierre perjudica al sector. De esta forma, el pasado miércoles 16 se reunieron con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para exponerle los argumentos por los que era seguro poder reabrir las duchas. No obstante, dos días después recibieron la negativa a su propuesta, siendo la única comunidad que no permite su utilización junto a Cataluña.

Juan Carlos Gómez-Pantoja es el delegado de FNEID Comunidad Valenciana y atiende a Valencia Plaza para exponer las propuestas realizadas a Barceló y explicar tanto su actuación a partir de ahora como el perjuicio que supone para los centros deportivos el cierre de las duchas de cara a enero. A su vez, también hace balance del año del sector y subraya las líneas de trabajo para el 2021, así como su valoración de la situación marcada por la pandemia.

Juan Carlos Gómez Pantoja, Ana Barceló, Jesús Ferrer y Javier Soler. Foto: GÓMEZ-PANTOJA

-¿Con cuántas empresas cuenta la Federación a nivel autonómico?
-La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas cuenta a día de hoy con más de quinientas instalaciones tanto públicas como privadas en la Comunidad Valenciana.

-¿Cuál es el perfil de las más de quinientas empresas?
-El modelo de negocio de estas empresas es muy variado, ya que hay algunas que se tratan de gimnasios premium que prestan todo tipo de servicios (parquin, restauración, guardería, piscina...) y otras que son, por ejemplo, de 150 metros cuadrados. Además, a raíz de la crisis del 2008 aparecieron en España las low cost que intentan tener una buena instalación -reducida a una sala con mucha maquinaria-, pero con poco personal. También existe el modelo concesional, el de boutique... Es bastante variado el sector.

"Pedimos que permitiera su utilización si se tratan de duchas individuales con ventilación constante y siempre llevando la mascarilla puesta en los vestuarios"

-El pasado miércoles se reunieron con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para solicitar la apertura de las duchas de los vestuarios. ¿En qué consistió su propuesta?
-Nosotros le trasladamos a la consellera que no existe una causa-efecto por el uso de las duchas en relación al contagio. Es por ello que le pedimos que permitiera su utilización si se tratan de duchas individuales con ventilación constante y siempre llevando la mascarilla puesta en los vestuarios, para su posterior retirada durante los quince minutos máximos que podría durar el baño. No entendemos como en la Comunidad se permite hacer deporte sin mascarilla hasta treinta personas -siempre que se respeten las medidas de aforo y distancia de seguridad-, pero no se permite al usuario o usuaria poder quitarse la mascarilla para emplear las duchas. Es incoherente que no se permita esto, puesto que no eleva el número de contagios como ya hemos visto en las otras comunidades que no lo restringen. Además, en nuestro caso, las instalaciones son empleadas para realizar deportes sin contacto, por lo que los casos de infección son menores. Queremos que se entienda que el deporte no contagia y menos ducharse en los vestuarios.

-¿Cómo afecta al sector que finalmente la Conselleria no aceptase la propuesta?
-Nosotros en el argumentario le hacíamos entender a la consellera que no solamente nos habían limitado con las duchas, sino también con el aforo reducido a un tercio. Por parte de los centros a nivel nacional, se ha perdido más del 50% de los usuarios porque tienen miedo y, además, las facturaciones han bajado un 60%. Asimismo, las plantillas de los centros deportivos en España están al 100% porque las hemos sacado de los ERTE y hemos sido super estrictos con las medidas sanitarias, sobre todo en los vestuarios, debido a que está en nuestro ADN y nuestros clientes lo valoran muchísimo. De esta forma, nos hemos quedado un poco preocupados porque a partir de enero empieza una campaña -motivada por los buenos propósitos del año nuevo de hacer deporte- y hay mucha gente que no va a venir si no hay duchas. ¿Para qué sirve un vestuario si no te puedes duchar? Es como si en un restaurante se permite comer, pero no beber. Yo creo que la administración tiene que ser consciente de que no hay causa-efecto y de que somos conscientes de que lo importante es la salud de las personas y de que estamos en unos espacios donde somos escrupulosos con las medidas y la trazabilidad. Estamos apunto de caer al abismo y no entendemos la postura por parte de Salud Pública y la Conselleria de Sanidad.

Clase en el gimnasio Atalanta. Foto: GIMNASIO ATALANTA

"SI LA SITUACIÓN SIGUE ASÍ SE CERRARÁN CENTROS A PARTIR DE ENERO y se procederá al despido de personal"

-¿Cómo valora que la Comunitat Valenciana y Cataluña sean las dos únicas comunidades con esta restricción?
-Yo valoro que no se ponen en la situación de los empresarios, quienes lo que queremos es prestar un servicio deportivo a nuestros clientes y mantener los puestos de trabajo, ya que un 65% de la plantilla total del sector está conformada por gente menor de 35 años y fundamentalmente mujeres. Además, el perjudicado va a ser el cliente porque si la situación sigue así se cerrarán centros a partir de enero y se procederá al despido de personal. Si la viabilidad no funciona, o cierras o reduces gastos, lo cual es ponernos en una situación muy difícil y delicada. Esto es injusto por parte de una administración que sabe nuestra actuación con los protocolos de seguridad. Cogimos la cátedra de deportes de la Universitat Politècnica de València para que analizaran nuestras medidas y Salud Pública nos felicitó cuando vinieron a verlo, de modo que no entendemos la insistencia en la cancelación de las duchas.

-¿Cuáles son las ultimas comunidades que han permitido el uso de las duchas?
-El día 9 de diciembre lo permitió Asturias, donde se ha dicho que la permanencia en las duchas no puede exceder de 15 minutos. Luego, el País Vasco el día 11 y Aragón el día 15, la víspera de nuestra reunión con la consellera de Sanidad. En una misma semana, tres comunidades que presentan un mayor número de contagios que la nuestra lo han permitido. Es por esta razón que insistimos en que no existe causa-efecto.

-¿Se pretenden tomar acciones por parte de la Federación ante la negativa?
-En la Federación en estos momentos estamos esperando al fin del año para volver a insistir a la Conselleria de Sanidad. No obstante, esto tiene que ser antes de la próxima revisión de las medidas el 15 de enero, puesto que sino ya es tarde para nosotros. Queremos trasladar las dificultades y, por supuesto, nos podemos plantear pedir daños y perjuicios por las medidas tomadas. Es que se rompe la cadena higiénica si a un cliente no se le permite ducharse, eso no se puede permitir.

-No se permite el uso de las duchas de los vestuarios, pero ¿se pueden usar las colindantes a las piscinas?
-
Hay gimnasios que tienen piscina y se les permite usar la ducha de esta antes de entrar y al salir para quitarte el cloro. Esa ducha sí que se permite e incluso hay clientes que después de hacer deporte se quitan el sudor en la ducha de la piscina, se meten en ella y después se van sin enjabonarse. Se permite usar esa ducha y no la del vestuario.

Gimnasio Atalanta. Foto: GIMNASIO ATALANTA

-En cuanto al balance del año para el sector a nivel autonómico, ¿ha habido pérdidas de ingresos y de clientes? ¿En qué número?
-La media es una pérdida del 50% de los clientes y eso nos preocupa porque puede conllevar al sedentarismo y afectar a los más jóvenes. Hay que crear hábitos aunque cueste, ya que si los padres ya no vienen a hacer deporte, los hijos tampoco. 

"Aquí en la Comunidad calculamos un 25% de cierre como consecuencia de la covid"

-¿Se tiene constancia del cierre de algunos gimnasios ante la situación actual de pandemia?
-Ya ha habido cierres e incluso algunas cadenas del territorio nacional han pasado a fondos de inversión. Aquí en la Comunidad calculamos un 25% de cierre como consecuencia de la covid, lo que va a perjudicar a que haya una parte de la población que no va a recibir servicios deportivos. En este punto, también le trasladamos a conselleria que somos parte de la solución porque el 30% de la gente que viene lo hace por prescripción médica (por problemas musculares, pulmonares...). Somos agentes de la salud y hay protocolos fuertes para que esa gente que ha estado enferma o lo sigue estando pueda recuperarse, pero no anima el que no se puedan duchar. Me parece una barbaridad que una persona que hace deporte se vaya sudada a su casa en pleno invierno y se constipe, ya que son síntomas similares a los de la covid.

-¿Piensa que finalmente en enero se eliminará la restricción de las duchas?
-Yo estoy convencido por sentido común de que se quitará esta restricción, puesto que somos un sector modélico tanto en la Comunidad Valenciana como a nivel nacional.

Un trabajador desinfecta las máquinas deportivas del gimnasio Atalanta. Foto: GIMNASIO ATALANTA

-¿Cuál es la reacción de los usuarios y usuarias de los centros deportivos?
-No lo entienden, no lo comparten y dicen que es desproporcionado. Creo que da mala imagen a nuestros dirigentes tomar esta medida porque no se entiende, es incomprensible. Creen que tenemos duchas del siglo pasado y que son todas unidas sin mamparas, pero eso no es así. Le mandamos fotografías a la conselleria de que estas son individuales en la mayoría de los centros deportivos. A las instalaciones que posean duchas colectivas no se les permitirá abrirlas claro, pero a los demás no entendemos porque no se nos deja su apertura.  

-¿Cuáles son las líneas de trabajo de la Federación para el 2021?
-La línea de trabajo es la recuperación y nosotros esperamos que la actividad económica vuelva poco a poco a ir creciendo con la vacuna. Luego, yo estoy convencido de que cuando a la gente se le pase el miedo, se haya vacunado y haya menos casos, vamos a ser un sector que va a salir de la crisis fortalecido porque le van a dar mucha importancia a la salud al ser fundamental el sistema inmunológico. Así pues, al año que viene iremos poco a poco y, a partir de verano o en octubre, estaremos más o menos igual que antes de la pandemia. Este año se ha perdido y ha sido duro, pero somos optimistas, ya que no somos un inconveniente sino parte de la solución. La administración tendría que ser consciente de esto y hacer una campaña para acercar el deporte a la ciudadanía.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email