X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

habla el principal cliente de carne del mercado de abastos

Incarlopsa pide que la solución para los falsos autónomos de Mercavalència "cumpla la legalidad" 

27/11/2018 - 

VALÈNCIA. Incarlopsa, el principal cliente de carne de Mercavalència, ve con buenos ojos la creación de una empresa privada que impulsa la firma pública para albergar a los falsos autónomos que Inspeccion de Trabajo y Tesorería General de la Seguridad Social han detectado en las labores de matadero y despiece de carne del mercado de abastos de València. No obstante, la compañía, que provee de carne a Mercadona, advierte de que "no aceptaría" una solución "que pudiera incumplir la legalidad".

Así lo explica Alfonso Merino, director de Recursos Humanos de Incarlopsa, preguntado al respecto por a Valencia Plaza. El dirigente, que asistió "como observador" a la asamblea en la que Work Man ACP -la cooperativa de trabajo asociado que albergaba a los trabajadores en situación irregular- trasladó a los empleados con el respaldo de Mercavalència su voluntad de constituir una SL externa para darles de alta en el régimen general, considera que "puede ser una buena solución si los trabajadores están de acuerdo".

No obstante, preguntado sobre la posibilidad de que, tal y como advierte el sindicato UGT-PV, la nueva empresa privada pueda ser considerada "una nueva empresa pantalla para no contratar directamente a los trabajadores", Merino se muestra rotundo. "Nosotros queremos una solución que cumpla la legalidad. Si Incarlopsa ve que puede incurrir en un problema legal, no lo aceptaría", asevera.

Como reveló este lunes Valencia Plaza, el director de Actividades Cárnicas de Mercavalència, Nacho Sureda, advirtió en el encuentro con los trabajadores que el mercado de abastos de València sí puede dar de alta a los trabajadores del matadero, pero que hacer lo propio con los responsables de las labores de despiece le llevaría a un escenario insostenible que le obligaría a rescindir el contrato con Incarlopsa. Tal circunstancia pondría fin a la actividad de matadero y despiece de carne en año y medio, tiempo en el que continuarían operando debido al periodo 'desenganche' pactado entre proveedor (Mercavalència) y su cliente (Incarlopsa).

Sobre este particular, el director de Recursos Humanos de Incarlopsa manifiesta a este diario que carece de "ninguna advertencia oficial". "No nos han trasladado oficialmente que vayan a romper con nosotros. Entiendo que están en una fase muy inicial. Viendo primero si los trabajadores quieren o no incorporarse a esta nueva sociedad", afirma.

Compromís y la empresa privada

La iniciativa de crear una empresa privada para contratar a los trabajadores de despiece la toma oficialmente la propia Work Man ACP, pero cuenta con el respaldo explícito de la sociedad presidida por el concejal de Mercados, Carlos Galiana, y dirigida desde hace pocas semanas por Pep Yubero, un abogado que ejercía hasta ahora de asesor externo para la firma y que en 2011 concurrió a las elecciones municipales de Torrent en la lista de Compromís.

Tanto es así que en la asamblea en la que Work Man ACP comunicó a los falsos autónomos su voluntad de crear la sociedad limitada para albergar a los trabajadores -celebrada en las propias instalaciones de Mercavalència, concretamente en el salón de actos de MercaFlor- participaron hasta tres directivos de Mercavalència: Rubén Climent, responsable de Despiece; Oscar Collado, de la dirección económica y financiera; y el mencionado Nacho Sureda, que instó a los falsos autónomos a facilitar la creación de la nueva mercantil. 

Preguntadas al respecto por este periódico, fuentes de Mercavalència confirman abiertamente que a la firma no le salen las cuentas y que apuesta por que los trabajadores se incorporen a la sociedad privada. El propio cálculo de UGT-PV acredita el perjuicio económico: del coste de 5,97 millones de euros que en la actualidad paga a Work Man por las labores de matadero y despiece de carne, la cantidad se elevaría a alrededor de 8 millones de euros asumiendo el coste laboral de los trabajadores. Se trata de un gasto de 2 millones de euros más, pero el sindicato replica al respecto que Mercavalència cuenta actualmente con 3 millones de euros de beneficio, "entre otras cuestiones gracias a las circunstancias irregulares de las que ha disfrutado".

Según defiende Mercavalència, la externalización del despiece cárnico sería legal porque la nueva enseña pasaría a ser la gestora directa de este servicio, asumiéndolo completamente al margen del mercado de abastos y dando de alta a los trabajadores -esta vez sí- en el régimen general de la Seguridad Social. Pero UGT, lejos de validarlo, considera que se trata de "la clara creación de una nueva empresa pantalla" que repetiría el error de "aglutinar en una sociedad externa a unos trabajadores sobre los que la Seguridad Social ha dicho claramente que dependen directamente de las órdenes y la planificación de Mercavalència".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email