GRUPO PLAZA

La Ser cancela su debate de síndics tras decidir PSOE, Compromís y UP no sentarse con Vox

24/04/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La Cadena SER de Valencia ha cancelado el debate previsto el próximo lunes con motivo del ecuador de la legislatura valenciana tras la decisión de los representantes de PSPV, Compromís y Unides Podem de no sentarse con Vox si no condena las amenazas de muerte al candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias.

Así lo ha anunciado este sábado SER Valencia, que había organizado para el próximo lunes un debate donde analizar el actual momento de la política valenciana coincidiendo con el ecuador de la legislatura autonómica y en el que habían confirmado su participación los portavoces de los seis grupos parlamentarios de Les Corts.

En las últimas horas, los representantes del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, Manolo Mata, Fren Ferri y Pilar Lima, respectivamente, han confirmado a la emisora su decisión de no participar en este espacio, según ha indicado la SER en un comunicado.

La ausencia de esos tres portavoces "impide a la Cadena SER mantener el debate porque se hace imposible la idea inicial de una confrontación de ideas con la pluralidad de todos los puntos de vista", ha explicado.

Esta reacción se produce después del debate organizado el viernes por la SER entre candidatos a la Asamblea de Madrid y en el que Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, se ha marchado al dudar la candidata de Vox, Rocío Monasterio, de la veracidad de las cartas amenazantes que se han dirigido a él mismo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Maslaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Posteriormente, tanto el aspirante del PSOE, Ángel Gabilondo, como la de Más Madrid, Mónica García, se han sumado y el debate ha finalizado antes de tiempo.

Los partidos del gobierno del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) ya marcaron posiciones este viernes para no "blanquear el fascismo" y plantar un "frente democrático contra el odio" de Vox.

Unides Podem avanzó que no compartirá espacio con Vox y Compromís que no irá si no condenan las amenazas de muerte. Pilar Lima, síndica de UP y coordinadora autonómica de Podem, fue la primera en rechazar sentarse con Vox, además de pedir a los "partidos demócratas valencianos" que se plantaran igual de ella. "Me hace mucha ilusión participar, pero no me hace ilusión blanquear al fascismo", resumió en Twitter.

Seguidamente, el síndic de Compromís, Fran Ferri, anunció que se había puesto en contacto con el resto de portavoces del Botànic (PSPV y UP) para "marcar un posicionamiento claro contra el odio", garantizando que no compartirá un debate con quien no condena amenazas de muerte porque su objetivo es sentarse con "las fuerzas democráticas", según precisaron fuentes de la coalición a Europa Press.

Por su parte, Manolo Mata (PSPV) defendió, también en redes sociales, que "cuando lo que está en riesgo es la democracia, no queda más que ejercer el "frentismo democrático", destacando la "lección" de los tres candidatos al 4M y advirtiendo que "Ciudadanos tendrá que pensar en que campo quiere jugar" porque su candidato, Edmundo Bal, se ha quedado solo con Rocío Monasterio.

Puig dice que la renuncia es algo "excepcional"

Por su parte, el 'president' de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado que su formación acudirá a "todos los debates" aunque asista Vox y ha señalado que la renuncia al propuesto por la Cadena SER Valencia para el próximo lunes es una razón "excepcional" y se circunscribe a una "respuesta puntual" ante una "acción antidemocrática de la extrema derecha que no se puede consentir".

Puig ha afirmado que esta situación, que ha calificado de "lamentable", le ha producido una "enorme tristeza" y ha reflexionado que la democracia española "había transitado con parámetros diferentes" y que la llegada de la extrema derecha "supone una ruptura de elementos educacionales básicos".

En este sentido, ha expresado su preocupación por "la contaminación que la extrema derecha produce en la derecha" y ha abogado por "reclamar la intolerancia con los intolerantes" para "ser capaces de poner a cada uno en su sitio", así como "defender la democracia y la convivencia".

"Lo más importante para un país es la convivencia", ha insistido Puig, al tiempo que ha instado a "intentar limitar los daños y exigir a la derecha democrática que actúe como tal y haga lo que hacen las derechas democráticas en Europa".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email