X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

desayuno de valencia plaza y el coiicv

Transformación digital, un proceso necesario en el tejido empresarial en la Comunitat Valenciana

25/09/2019 - 

VALÈNCIA. La transformación digital es un tren que no deben perder las empresas de la Comunitat Valenciana si quieren mantener su competitividad. Así lo señaló el Salvador Puigdengolas, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana, en el desayuno organizado por Valencia Plaza en la sede del COIICV para hablar de transformación digital en la empresa. 

Al encuentro asistieron Miguel Ángel Juan, socio director de S2 Grupo, José Luis Vilar, director general de Grupo Gimeno, Gonzalo Belenguer, director general de Redit, Antonio Cervera, director de Operaciones de Istobal, Sergio Gordillo, socio director de Improven y Jose Enrique García, director general de Equipo Humano.

También asistieron Javier Ferrer, CEO de Witrac, Rebeca Miñambres, directora de I+D+I de Ascires Sistemas Genómicos, Daniel Javaloyas, responsable de grandes cuentas Arisnova, Violeta Frías, directora de gestión del Colegio de Ingenieros Industriales  de Valencia, Antonio Marqués Moreno, director de Tecnología e Innovación de ETRA I+D y Fernando Saludes, consejero delegado del Grupo Industrias Saludes.

"Nos encontramos en una época de cambio y los ingenieros industriales debemos ser un referente que guíe la transformación digital", señalaba el decano en este encuentro organizado dentro del proyecto de Oficina de Transformación Digital (OTD) impulsado por el ente colegial en el marco del programa gestionado por Red.es con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y cofinanciado por el Programa Operativo de Crecimiento Inteligente (POCint). 

Oficina de Transformación digital

A pesar de la necesidad de abordar la transformación digital, Puigdengolas ponía sobre la mesa algunos datos preocupantes de la Comisión Europa referente al cambio de modelo, y es que se estima que para el año 2020 se quedarán entre 500.000 y 750.000 puestos de trabajo en el sector sin cubrir dentro de la Unión Europea. Además, no hay que dejar de lado el fuerte impacto que supone a nivel económico. Y es que varios estudios cifran en 150.000 millones de euros la inversión en España para abordar los cambios en los procesos de aceleración de intercambio de bienes o servicios, la productividad y la mejora de la logística del transporte.

De ahí la necesidad de la figura del ingeniero industrial como faro para guiar a las compañías y de la puesta en marcha de la Oficina de Transformación Digital. Violeta Frías, directora de gestión del Colegio de Ingenieros Industriales en la sede de Valencia, apuntaba a la puesta en marcha dos grandes líneas de trabajo una de capacitación a través de jornadas gratuitas y otra de apoyo a través de un servicio de asesoramiento digital personalizado.

"Con esta primera línea de trabajo lo que pretendemos es trasladar el conocimiento que hay sobre la transformación digital y el emprendimiento digital y difundir las ventajas de digitalizar cualquier tipo de negocio", señalaba Frías. El segundo de los proyectos es una web específica para recepcionar consultas de los profesionales y empresas acerca de la transformación digital. "La transformación digital no es una opción", reconocía. "Lo que nosotros estamos tratando a través de este proyecto es dar herramientas para que cada uno en su sector sepa cómo afrontar proyectos y nuestras empresas y profesionales sean más competitivos".

De la ciberseguridad al turismo

Las empresas asistentes al encuentro, referentes en su sector, pusieron sobre la mesa la visión sobre el mundo que viene en cada una de las áreas. Miguel Ángel Juan, socio director de S2 Grupo, recordaba la importancia de la ciberseguridad en la transformación digital. "Hoy en día es fundamental la ciberseguridad industrial, de los dispositivos, de las infraestructuras,... todas son susceptibles de un ciberataque", señalaba.

El socio director de S2 recordaba el amplio tejido de micropymes y el problema que supone en materia de seguridad, ya que muchas de estas compañías ni siquiera se preocupan por ella. A éstos sumaba la necesidad de formación. "Las personas el 70% de las veces son los detonadores de los problemas de seguridad por la ignorancia o falta de conocimiento, por eso hay que darles un mínimo de conocimiento a todos los niveles en el ámbito de la seguridad".

Sobre las tendencias en ciberseguridad para los próximos años señalaba el Internet de las Cosas, clave en el futuro a nivel de hogar y empresarial en los próximos años. También hacia referencia a los ataques para robar datos económicos o de salud, además de apuntar a las ciberarmas para atacar estados. Incluso apuntó a que con el compliance se les pedirá responsabilidades a los administradores y consejeros delegados por la ciberseguridad. 

José Luis Vilar, director general de Grupo Gimeno, recordaba que en el caso del turismo el sector lleva año transformándose. "El impacto de internet para la contratación, los cambios de intermediarios, los proveedores de low cost o las redes sociales son algunos de los cambios de una industria tradicional", reconocía. Primero fue el impacto de internet a nivel global a lo que también se sumó la economía colaborativa. 

La tecnología, al margen de internet, también ha supuesto un cambio importante en el escenario turístico. "La gente ya no contrata un servicio, te están constantemente pidiendo cosas. Interactúan antes, durante y después de contratarlo y ahora incluso estamos con le internet de las cosas. Hay pulseras con las que puedes abrir una puerta, contratar un servicio y pagarlo", apunta Vilar. "Ya nadie quiere llegar a un sitio para dormir, sino quiere que le sorprendas, por lo que entra en juego la experiencia de usuario. Elementos que te permitan saber quién es ese usuario y personalizar su experiencia".

Gonzalo Belenguer, director general de Redit, señalaba que el reto es sobrevivir como empresa y en tecnología Europa se ha quedado rezagada y la guerra tecnológica se disputa entre China y EEUU. Belenguer recordaba que el mercado actual es global y cualquier empresa puede exportar su producto. "Hay una oportunidad de competir en igualdad de condiciones con cualquier empresa del mundo", señalaba. Para ello, consideraba que es necesario tener la inquietud por estar abiertos a los cambios y posibilidades de desarrollo. "Desde Redit somos ese agente colaborador de todas empresas de la Comunitat Valenciana que ven en la I+D+I la posibilidad de ser más productivos".

Para poder ejecutar este proceso de la transformación digital, el director general de Redit ponía en el centro a las personas. "Necesitamos persona con capacidades y formación especifica en tecnología para mejorar experiencia de usuario y la productividad", recalcaba. A esto sumaba la vocación por querer colaborar. "Se ha demostrado que mejora la competitividad de las empresas. Entre los datos, que aquellas empresas que colaboran con los institutos son un 7% más productivas y exportan un 25% fuera más de la UE", concretaba.

De la movilidad a los recursos humanos

Antonio Cervera, director de Operaciones de Istobal, ponía en su punto de mira nuevas fórmulas de movilidad como el coche autónomo o el coche compartido, lo que implicará nuevas fórmulas de limpieza y desinfección. Además, sus nuevos desarrollos van en la línea de aprovechar la conectividad del IoT con las máquinas. "Istobal ya robotizó hace muchos años la fabricación y ya teníamos sistemas de captación de datos, que ya se recogen en las propias estaciones", apuntaba Cervera. 

Otro de los vehículos de movilidad señalados eran los patinetes: "entrarán en la legislación y hay que tenerlos atendidos". Desde la compañía lanzaron recientemente un programa internacional de open innovation para recibir ideas acerca de cómo abordar estos procesos. "Los vehículos empiezan a ser máquinas colaborativas a la conducción", señalaba. "Esos son los primeros pasos para la conducción autónoma".

 Sergio Gordillo, socio director de Improven, destacaba que los nuevos modelos tecnológicos disruptivos permiten centrarse en el usuario, lo que libera la creatividad y no 'caparte' en la formulación de un negocio, aunque luego haya que encontrar la monetización. "Walmart debería haber sacado Amazon", señalaba. "Hay gente que se da cuenta de que puede salir una spin off de esa actividad tradicional, lo que supone una oportunidad".

 Gordillo también incidió en la necesidad de poner el foco en el usuario, que es el que recibe el servicio, pero también en quien lo presta. "Esto nos lleva a desarrollar en la compañía y en las personas la inteligencia emocional", apuntaba. "¿Vamos a ser una sociedad tecnoempática? Abogaría por apostar por la tecnología pero también por la sociología, la psicología y la empatía".

Jose Enrique García, director de Innovación de Equipo Humano, recalcaba que las empresas  no saben vender los proyectos internamente, una cuestión verdaderamente importante en la transformación digital de una compañía. "Tenemos un reto, que es utilizar la tecnología para convertirnos en más grandes y las personas son un pilar fundamental, sin ellas no podemos transformar las empresas", apuntaba. 

Para ello, proponía designar a los embajadores de la digitalización en la compañía para romper con las barreras creadas por los empleados respecto a un nuevo modelo. También una Oficina de Gestión del Cambio. "Hazlo amigable, vende las oportunidades que tiene la digitalización y trasmite la presión por urgencia para que la gente se dé cuenta de que tiene que cambiar", señalaba. A esto sumaba la necesidad de un plan de comunicación interno vendiendo las virtudes del nuevo modelo y haciendo a los trabajadores partícipes y sin generar miedo.

De la industria 4.0 al big data

Javier Ferrer, CEO de Witrac, animaba a las compañías a colaborar con partners tecnológicos españoles, teniendo en cuenta la proliferación de numerosas startups en el país. "La gente prefiere ir a las multinacionales cuando la mayor parte de los ingenieros son valencianos", lamentaba. Por otro lado, apuntaba al ahorro que puede suponer el aplicar IoT en la industria. "Hemos ahorrado a un cliente 20 millones en seis meses gracias a bajar stocks, trazabilidad y mayor control", señalaba.

Además, recalcaba que tanto Amazon como Google están yendo a lo físico mientras que Mercadona se está reforzando en el comercio online, lo que demuestra que la clave es un punto intermedio. "Se está democratizando el uso de las tecnologías, que cada vez son más eficientes", destacaba. Eso sí, insistía en la necesidad de mayor diversidad cultura. "Tiene que haber más diversidad de género, de idiomas,...".


Rebeca Miñambres, directora de I+D+I de Ascires Sistemas Genómicos, recordaba el papel que juega la transformación digital en el sector sanitario, haciendo referencia a una de las fórmulas a la que más partido se le puede sacar en este ámbito: el big data. En este sentido, desde las historias clínicas informatizadas a las variantes genéticas relacionadas con ciertas patologías, todos los datos son susceptibles de ser comparados con un volumen alto de ellos.

Entre los retos, hacer que estos avances llegan a la medicina asistencia. "Hemos tenido que desarrollar plataformas que permitan internamente a nuestros expertos en genética dar lugar a un informe genético y los clientes pueden conectarse y acceder a la interpretación de estos datos genéticos. El reto es cómo llegar del dato clínico a acceder a las interpretaciones", apuntaba. 

Daniel Javaloyas, responsable de grandes cuentas Arisnova, apuntaba a la necesidad de contratar a matemáticos e informáticos, un bien muy escaso. "Dentro de Arisnova llevamos 20 años en el negocio que de la realidad aumentada y la virtual, cuando no existían estas palabras todavía", explicaba Javaloyas. Ahora se incorpora la sensórica o el big data, destinado a tomar decisiones con más criterio.

"La realidad aumentada va a ayudar de una manera importantísima a mejorar la productividad de las empresas y a acometer trabajos que sin ayuda de ésta no nos podríamos plantear", aseguraba. 

Antonio Marqués, director de Tecnología e Innovación de ETRA I+D, apuntaba a la necesidad de combinar la tecnología con tener los pies en la tierra. "Si despliegas tecnología sin responder a una necesidad te encuentras con que tienes información que no te sirve para mucho", destacaba. Entre los ejemplos favorables apuntaba a un sistema de gestión integrado para el transporte público que la firma valenciana ha desplegado en Bogotá, que gestiona más de 12.000 autobuses.

Marqués también apuntaba al papel del Estado como emprendedor. "La mayoría de las tecnologías de un teléfono móvil actual han sido desarrollados con fondos públicos de la administración americana. No digo que la administración española tenga que tomar un papel tan radical como en EEUU, pero sí tener un papel importante a la hora de valorar la tecnología", recalcaba. "Cuando hay un concurso público si estamos comparando coste en lugar de valor perdemos esa visión del futuro tecnológico".
 

Fernando Saludes, consejero delegado de Grupo Industrias Saludes apuntaba a la necesidad de desarrollar ecosistemas personalizados, como Amazon en el ecommerce. ¿Cómo le vamos a vender comida a un frigorífico cuando se compre la comida como un algoritmo?", señalaba. Además, apuntaba a retos en la transformación digital como identificar las tecnologías más válidas y sus tiempos de implementación. 

Por otro lado, apuntaba a la smart city y a la necesidad de implementar soluciones útiles y agradables para las personas. Un mecanismo para dar más información a los gestores al que también se suman otras propuestas como la innovación en materiales y diseño o la gamificación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email