X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

más de una veintena de empleados de la compañía abandonan el centro

El desmontaje de la segunda resonancia de Eresa en el General supone la salida de seis trabajadores

30/07/2019 - 

VALÈNCIA. El proceso de internalización del servicio de imagen médica del Hospital General de Valencia sigue avanzando. La gerencia del departamento marcó en la agenda este lunes para el inicio del desmontaje de una de las últimas máquinas de Eresa en el centro hospitalario, concretamente una resonancia. Se trata del tercer desmontaje de la compañía en el departamento dirigido por Enrique Ortega tras desinstalar otra resonancia y un TAC.

Como ya ocurrió con el resto de equipos, el desmantelamiento de esta unidad va acompañado de la salida de trabajadores de Eresa, en este caso seis, que probablemente también se quedarán en el limbo laboral. Una situación que se dará al no ser despedidos por la empresa pero tampoco acogidos como personal laboral del departamento, como ya ocurrió con las anteriores máquinas. No obstante, según apuntan fuentes conocedoras de la situación, algunos trabajadores podrían regresar a la compañía.  

La compañía liderada por Lorena Saus, como ha ocurrido en las anteriores ocasiones, dará a estos trabajadores una carta para que el consorcio se subrogue y asuma a estos empleados, mientras que el departamento público se negará al entender que no existe sucesión de empresas por no realizarse un traspaso de la maquinaria. Con esta hornada, ya sumarían una veintena de trabajadores con esta circunstancia.

Muchos de los que ya salieron han judicializado la situación demandando a las dos partes para conseguir que este limbo acabe por definirse y continuar trabajando en el hospital o cobrar el finiquito de despedido, ya que muchos de ellos llevan más de una década trabajando. Este mismo procedimiento se repetirá con Medicina Nuclear, donde también se está programando la desinstalación de la máquina, aunque todavía sin fecha concreta. 

El concurso de refuerzo vuelve a empezar

La pasada semana, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales tumbaba el concurso para reforzar el servicio de resonancia y TAC al considerar que existían contradicciones en los pliegos. Esto obligó a la gerencia a anular el proceso, volver a publicar los pliegos y abrir el plazo de presentación de ofertas, que está vigente hasta el 28 de agosto. 

Durante el periodo de desinstalación e instalación de los TAC y las resonancias magnéticas el equipamiento disponible se ve reducido temporalmente y por lo tanto el número de exploraciones que se podrán realizar se reducen, por lo que desde el hospital realizaron este concurso de refuerzo. 

Sin embargo, éste se está retrasando más de lo previsto y, por ejemplo, desde la gerencia tuvieron que contar con un refuerzo de un TAC móvil, por ejemplo. De hecho, muchas resonancias se están derivando actualmente a las instalaciones de la empresa Eresa, quien dejó de prestar el servicio por concurso con el fin del contrato y ahora cobra por enriquecimiento injusto.

La pasada semana la consellera de Sanidad, Ana Barceló, visitaba la zona del nuevo TAC de 16 cortes y la zona del nuevo equipo de resonancia magnética de 1'5 tesla, dos equipamientos que son fruto de la donación de la Fundación Amancio Ortega. También anunció que en septiembre el Hospital General de Valencia contará con otro nuevo TAC de 64 cortes de adquisición propia, mientras que en octubre recibirá otro nuevo equipo de Resonancia Magnética de la Fundación Amancio Ortega.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email