X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la licitación volvió a repetirse tras anularse

Vithas y Eresa se disputan el concurso de resonancias y TAC del General de Valencia

14/09/2019 - 

VALÈNCIA. Parecía que la pugna por prestar el servicio de refuerzo de resonancias magnéticas y TAC en el Hospital General de València iba a estar disputada. Sin embargo, tan solo han sido dos las empresas que se han presentado al concurso. Así lo recoge el acta de la mesa de contratación, donde tras la apertura de sobres han admitido como licitadores a Exploraciones Radiológicas Especiales (Eresa) y a la UTE Hospital 9 d'octubre, centro gestionado por el Grupo Vithas.

El concurso, con un presupuesto base de 2,9 millones de euros, está dividido en dos lotes: por un lado las resonancias con un presupuesto de 1,8 millones y por otro lado el TAC con un presupuesto de 1,1 millones. Éste se prestará en las instalaciones de los ofertantes, que aligerarán la lista de espera del departamento tras internalizar el servicio.

La previsión era una mayor concurrencia de empresas teniendo en cuenta que el concurso se repitió tras el recurso de Ribera Salud e Inscanner. Las compañías alegaron contradicciones en algunos puntos de los pliegos, como entender que en un apartado pedían que la autorización sanitaria de funcionamiento de todos los centros ofertados para la prestación del servicio se aportara con la propia oferta en el sobre 1, mientras que en otro apartado entendían que se había de presentar en la formalización del contrato, una vez adjudicado.

El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales dio la razón a las compañías en este punto, quienes finalmente no se han presentado. Actualmente, Eresa ya presta un servicio 'de refuerzo' en el departamento tras el término de su contrato y el progresivo desmontaje de sus máquinas y personal del centro y la llegada de las propias del hospital.

Sin embargo, el exceso de lista de espera que no ha podido asumir el servicio de la sanidad pública durante el montaje de las nuevas máquinas ha seguido derivándose a sus instalaciones en Campanar. El desmontaje del TAC, por ejemplo, también obligó a la puesta en marcha de un TAC móvil en el recinto del departamento para abordar las urgencias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email