X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Entrevista con Teresa Puchades de Avanza urbana y Fernando Cos-Gayón del Observatorio de la Vivienda de la UPV

Los promotores prevén moderación en la obra nueva en València: "No detectamos sobreoferta"

31/07/2019 - 

VALÈNCIA. Los promotores valencianos tienen claro que el mercado inmobiliario experimenta un momento álgido en la ciudad tras el largo letargo de más de siete años de inactividad. Una reactivación de la obra nueva consecuencia del desarrollo de los suelos que quedaron parados con la llegada de la crisis, pero que en ningún caso suponen una "sobreoferta" de nuevas promociones en la ciudad. Es más, inciden en que uno de los principales retos de futuro es la necesidad de más vivienda para hacer frente a la subida de precios del alquiler que hacen imposible el acceso de los jóvenes a un inmueble.

Este es precisamente una de las conclusiones que se pusieron de relieve en el II Foro Inmobiliario Avanza Urbana Lab en el que los principales agentes del sector abordaron presente y futuro del mercado inmobiliario valenciano. De acuerdo con su análisis, tras la crisis el sector entró en una fase de reactivación a la que ha seguido un período de evolución al alza en la actividad y en estos momentos se encuentra en una situación de moderación y consolidación que originará cierta estabilidad, principalmente debido a la parálisis de los años anteriores. 

En este contexto, hacen especial hincapié en solucionar uno de los grandes problemas que afecta ahora a la sociedad: propiciar y facilitar el primer acceso a la vivienda a los más jóvenes. Un asunto que consideran que debe analizarse en profundidad y cuya solución "sólo puede venir de la reflexión y la acción conjunta entre todos los agentes públicos y privados implicados en el sector". Valencia Plaza se reúne con la directora ejecutiva de la promotora Avanza Urbana, impulsora de este foro de debate, Teresa Puchades, y el director del observatorio del Sector Inmobiliario en la UPV, Fernando Cos-Gayón, para conocer la situación del sector en un momento de plena ebullición.

"El  mercado inmobiliario en València va a una estabilización y consolidación que es lo requerido después de más de siete años de inactividad y una fase de reactivación muy lenta porque no salían las licencias. Ahora parece un poco exacerbada la oferta, pero es que llevábamos muchos años de parálisis", explica Teresa Puchades. Un nuevo escenario en el que la obra nueva en residencial coge fuerza y una velocidad de crucero fruto de los nuevos desarrollos de suelo. "Todo ha cambiado. El sector se está recomponiendo para una sociedad avanzada", destaca. Una opinión que comparte Cos-Gayón quien apostilla que el sector inmobiliario "ya no se parece en nada al de hace unos años" porque los nuevos actores están más preparados y cualificados y la nuevas construcciones cumplen las exigencias del Código Técnico de la Edificación (CTE) a efectos de seguridad y habitabilidad. Ahora, "el cliente se pone en el centro", subrayan.

construcción de vivienda. Foto: EDUARDO MANZANA 

El mercado inmobiliario goza de buena salud con crecimientos moderados en la obra nueva en el área metropolitana de Valencia, aunque con desequilibrios respecto a la demanda. Según explican, ahora mismo se construye en la ciudad en los distritos dónde quedó suelo pendiente de desarrollar de la etapa anterior como Quatre Carreres, Patraix o Malilla, lo que en un futuro provocará una oferta simultánea en estas zonas, frente a otras ubicaciones de la ciudad donde no habrá. 

Eso sí, el director del Observatorio de la vivienda puntualiza que en ningún caso detectan que se esté produciendo un exceso de nueva construcción de nuevas promociones residenciales en la ciudad. "Sobreoferta no detectamos en ningún distrito porque lo que creo que está calando en el sector es que si no se vende en un mes no pasa nada. Prevemos que haya stock de vivienda y eso no sea traumático. Están cambiando los ritmos de ventas. Ya no son tan alocados. Pero lo que sí apreciamos es una oferta simultánea en algunas zonas que va a costar un poco más de digerir", indica.

A este respecto, Teresa Puchades afirma que en un escenario como el actual en el que vuelve la construcción y se retoman proyectos que habían quedado aparcados se puede generar la errónea percepción de que se construye de forma desmedida. "Hubo un parón y ahora se abre un poco el filtro y sale el producto que tarda tres años en madurar. No es tan desmedido", señala. De hecho, comenta que debido a los bajos salarios y la comprensión de la clase media, el esfuerzo para acceder a una vivienda es mayor lo que ha inclinado la balanza hacía el mercado del alquiler en detrimento de la compra. Es precisamente este mercado el que preocupa por la progresiva subida de los precios. Y es que según sus datos en todos los barrios de València el precio del alquiler supera ya la cuota hipotecaria con valores medios cercanos a los 700 euros. Un serio problema que requiere de medidas, aseguran. "Hay mucha presión porque todo lo que antes iba a compra llevamos una acumulación de casi siete-ocho años que va a alquiler. Falta oferta que tardará en ponerse en el mercado. No hay posibilidades para un persona menor de 40 años tenga acceso a su primera vivienda", advierte Puchades. Además, tampoco hay suelo en la ciudad lo que obligará a la expansión del área metropolitana para ampliar la oferta a largo plazo. "En los próximos 2-3 años no se espera una bajada del precio del alquiler, sino todo lo contrario", prevé Cos-Gayón.

Foto: EDUARDO MANZANA 

"Dignificar la figura del promotor"

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los promotores a la hora de poner en marcha un proyecto es el encarecimiento de los costes de construcción, que han subido entre un 15 y un 20%, y la escasez de la mano de obra, unas trabas que en ocasiones suponen un bloqueo a la hora de impulsar y promover vivienda, pese a la riqueza y empleo que puede generar el sector de la construcción. "No solo ofertas un bien, sino que reactivas la economía", defiende Puchades.

"Tenemos que dignificar la labor del sector porque la crisis ha supuesto la demonización de la promoción inmobiliaria. Primero fue al sector financiero y luego al inmobiliario. Todos fuimos corresponsables pero se ha perdonado antes a la banca. Por eso desde el Observatorio de la Vivienda una de las cosas que queremos es explicar lo que ha hecho el sector promotor por la ciudad e intentar demostrar y justificar el porqué una vivienda cuesta lo que cuesta", comenta Cos-Gayón. Una desconfianza que esperan que se disipe conforme se vayan entregando las viviendas y los clientes vean cómo se ha profesionalizado el sector con agentes mucho más cualificados que, además, "se están esforzando e innovando para ofrecer las mejores calidades".


 

Cooperación con la administración

El principal problema que detectan es el acceso a la vivienda, por lo que urgen a buscar soluciones. Los promotores lo tienen claro: hace falta una colaboración y cooperación entre los agentes privados y públicos. "Esto no es un tema ideológico, sino un problema generacional de personas que no se van a pode independizar porque no pueden acceder a una vivienda y algo habrá que hacer", subraya Cos-Gayón. "El tema se resuelve cooperando", apostilla Puchades.

Desde la administración valenciana ya se han planteado algunas iniciativas para la colaboración público-privada como la creación de una empresa mixta a nivel municipal para levantar viviendas mediante la cesión de suelo público, unas medidas que el sector no rechaza pero que "tienen que ser viables" para las empresas. "Las sociedades mixtas el problema que tienen es la limitación de venta y alquiler. Tienen que ser algo razonable porque el sector privado es un sector de negocio que necesita beneficio para ser viable". 

De cara al futuro, auguran la contención de los precios de la vivienda de obra nueva y una tendencia al alza en el alquiler mientras no haya un aumento de la oferta. "En València el precio será moderado y controlado. Bajaron un montón con la crisis y era imposible construir. Ahora estamos en casi en el umbral de la rentabilidad. Tendrá que contenerse todo y mejorar, pero sobretodo habrá que facilitar el acceso de la gente más joven", concluyen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email