Notables

Alejandro del Toro

Alejandro del Toro

Poner València en el plato. La huerta, la proximidad... El oficio de cocinero y una tradición aprendida desde sus inicios llevó a Alejandro del Toro en 2001 a obsequiarnos con un verdadero deleite para los sentidos: su restaurante.

Todos, en mayor o menor medida, trasteamos en la cocina de nuestras abuelas y madres, para ver qué se cocía en sus fogones. A algunos nos despertó el tilín por la gastronomía, a otros, un oficio que llevaron hasta la máxima expresión. Este fue el caso de Alejandro del Toro, que ya desde pequeño apuntaba maneras. Pasó por grandes casas y, hace ya casi dos décadas, abrió su propio restaurante en València. 

No ha necesitado un discurso rocambolesco para hacerlo realidad, sino que se ha valido de una receta que nunca falla: oficio, técnica y un manejo encomiable de todo lo que la Comunitat le ofrece. Con huerta propia, de la que salen tomates, habas, coliflores o el denostado, pero sabrosísimo, alficoz, este cocinero no pierde comba en hacer felices a sus clientes. En el plato de su restaurante homónimo se pone lo mejor de la comunidad. Desde clóchinas a marisco, paellas o pescados de temporada. También hay lugar para la innovación y la reflexión, siempre bien entendidas.  


¿Qué puedo encontrar?

  • Arroz

  • Producto

  • Vinos

¿Qué pido?

El arroz meloso de pato y bajoqueta