GRUPO PLAZA

en la antigua residencia del bbva de l'Albir

Delfín Natura echa a andar: vende sus primeras 19 viviendas y el derribo se prevé para Semana Santa

25/03/2021 - 

L'ALFÀS DEL PI. El nuevo proyecto de Goya Real Estate, del empresario alicantino Sergio Vidal, comienza su camino. El bautizado como Delfín Natura albergará 186 viviendas de lujo a escasos metros de la playa de l'Albir, en l'Alfàs del Pi. Como contara este diario en primicia en enero, el edificio se ubicará en la antigua residencia del BBVA, que llevaba desde 2008 cerrada. En total, incluyendo la compra del terreno, la empresa prevé una inversión de 120 millones de euros. Cuenta con una primera fase que dará cabida a los primeros 82 apartamentos y que se ejecutará en 24 meses.

La segunda fase dependerá del ritmo que lleve estas primeras viviendas. El de ventas parece ir bien, o al menos, Vidal se mostró contento con la acogida del proyecto, que cuenta ya con 19 apartamentos vendidos. Un dato que destacó el empresario teniendo en cuenta la complicada situación en la que se ha iniciado: en medio de una pandemia. La intención es empezar después de Semana Santa el derribo de la construcción actual, dejando solo la planta baja, que en el futuro tendrá uso para zonas comunes.

Según explicaron, se derribará piso por piso, lo que conseguirá tener un menor impacto en la ciudad. Además, reciclarán todo el material que puedan para usarlo posteriormente. El terreno en total tiene unos 30.000 metros cuadrados, sin embargo, el diseño del residencial contempla una gran parte de zonas comunes. Tanto es así que la edificación de las viviendas ocuparán 10.000 metros cuadrados. Durante la presentación, que corrió a cargo de Vidal, señalaron que se replantarán todos los árboles de la finca y se plantarán otros mil más.

Entre otros servicios, Delfín Natura tendrá un huerto para frutas y hortalizas que podrán cuidar y aprovechar los residentes. Según explicó Vidal, es un guiño a los usos agrícolas de la zona, rememorando que en los inicios de la residencia del BBVA, en los años 60, estaba rodeado de bancales de secano. Se dedicarán para ello 300 metros cuadrados.

Para la obra de este proyecto, que empieza con el derribo de las ocho plantas del actual edificio, seguirán los criterios que marca el certificado BREEAM (Building Research Establishment Enviromental Assessment Methodology): un método para evaluar y ratificar la sostenibilidad de la edificación usado a nivel mundial. 

Sergio Vidal durante la presentación. Foto: RAFA MOLINA.

La urbanización estará cerrada y controlada. Para recorrerla, solo se podrá hacer a pie o en bicicleta. Eso permitirá el acceso a un estudio de yoga, diferentes piscinas que rodean el complejo, una pista de tenis y dos de pádel.

El proyecto global cuenta con tres fases, en el que se distribuirán tres espacios para viviendas. La primera fase ya está definida y tendrá tres edificios de cuatro alturas: Mayor, Génova y Solent. Sus nombres provienen de tres tipos de velas que son las formas que simbolizan las primeras construcciones, que serán las más cercanas al mar. Tendrán dos orientaciones, el norte, que ha tenido mayor acogida entre los españoles y que mira hacia el mar; y el sur, que se ha vendido más entre los europeos y que tiene mayor horas de sol y vistas a Serra Gelada.

Una de las enseñanzas de la pandemia que aplicarán a estas viviendas, según explicó Vidal, es la necesidad de grandes terrazas y jardines, así como espacio para el teletrabajo. Por ello, albergará un coworking para los residentes. Tendrá espacios diferenciados diseñados para reuniones telemáticas, wifi, zona de escritorios y puestos flexibles. Además, dispondrá de distintas zonas comunes entre otras, un pool bar, sun deck, e-parking, gimnasio, sauna, ludoteca, sala de cine y almacén naútico.

Servicio de alquiler vacacional

El empresario también hizo hincapié en que uno de los elementos que hacen singular este complejo residencial es su oportunidad de rentabilidad para el propietario. Contará con licencia de uso turístico, por lo que los permisos ya estarían concebidos a aquellos que no disfruten finalmente de estas viviendas una vez compradas y se planteen en un futuro arrendarlo por cortos periodos.

Foto: RAFA MOLINA.

En este sentido, Delfín Natura ofrece al propietario los servicios de su gestora para encargarse de las reservas, también para larga estancia. También lo hará con los servicios de limpieza, mantenimiento, jardinería, conserjería y vigilancia, restaurante-cafetería, etc. Los apartamentos tienen unos precios que van de los más baratos que son de 300.000 euros, a los más caros, de unos 700.000 euros. Estos últimos son precisamente los primeros inmuebles que se han vendido.

Otro de los símbolos de Goya Real Estate en la zona es facilitar la movilidad eléctrica. Para ello, en Delfín Tower de Benidorm daban un BMW eléctrico con la compra de la casa. Esta opción también la ofrecen en esta nueva promoción, que les dotan seguro dos bicicletas eléctricas por unidad de vivienda, que irá acompañada de una plaza de garaje con cargador.

Durante la presentación de Delfín Natura también intervino el alcalde de l'Alfàs del Pi, Vicente Arques, que manifestó su beneplácito al proyecto y dijo encajar con la ciudad. Considera que es una apuesta interesante para la localidad, que tendrá un marcado carácter en el ámbito de la salud, al que está ampliamente ligado el municipio turísticamente. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email