GRUPO PLAZA

DESAYUNO ORGANIZADO POR VALENCIA PLAZA 

Forinvest o cómo dar respuesta desde València a los retos de una economía en plena transformación

29/04/2022 - 

VALÈNCIA. Un año más -y van ya unos cuantos- Valencia Plaza organizó uno de los desayunos más clásicos que no es otro que el de Forinvest, con motivo de la celebración de este pionero certamen en España. El mismo que cumple este año quince años y, además, volviendo a la ansiada presencialidad. En este sentido no hay que olvidar que en 2021 se celebró por primera vez bajo la modalidad híbrida por causas de la crisis pandémica.

El desayuno tuvo lugar el pasado 26 de abril en el Hotel SH Valencia Palace y allí acudieron protagonistas del sector financiero, empresarial, universitario y político del 'cap i casal'. Vicent Soler, conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana y presidente de Forinvest, presidió el evento. Lo hizo flanqueado en la mesa por Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF); y Pilar Bernabé, teniente de alcalde del Ayuntamiento de València y responsable del área de desarrollo económico y empleo, a la corporación municipal.

No faltó Alejandro Roda, director de Forinvest-, que tenía a su izquierda a Teresa Puchades, presidenta de Avanza Urbana; mientras que enfrente se sentó José Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia. Del lado empresarial estuvo Eva Blasco, vicepresidenta de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) y presidenta de CEV Valencia; y del universitario Lola Garzón, vicedecana de Emprendimiento y Relaciones con la Empresa de la Universidad de Valencia.

Nutrida fue la representación del sector financiero, dado que participaron José Gil, director provincial de Ibercaja en Valencia; Joaquim Miró, director general territorial de Mapfre en la Comunitat Valenciana, Murcia y Albacete; Gustavo López, director comercial de Banca Privada de CaixaBank en la Comunitat Valenciana; Ramón Satorra, director comercial de la Territorial Este de Banco Sabadell; y José Miguel Lorente, director de Instituciones Territorial Valencia-Murcia de Banco Santander. Por su parte, la representación de Ediciones Plaza recayó en la figura de su presidente, Enrique Lucas; y el director de Valencia Plaza, Javier Alfonso.

En primer lugar tomó la palabra Enrique Lucas para agradecer la presencia de los asistentes en "un desayuno especial porque son ya 15 años los que cumple Forinvest y soy uno de los clásicos que queda en el consejo. Siempre que pensamos que llegamos al objetivo nos ponemos más alto el listón, buscando que nos conozcan en la mayor parte de España. A lo largo del tiempo este certamen ha mejorado en participación y calidad de lo que me siento muy orgulloso".


El presidente de Ediciones Plaza cedió el testigo a Vicent Soler. "Has hablado muy claro Enrique, con ese sentimiento que da el ser un veterano en el consejo de Forinvest. Suscribo tus palabras y tengo que agradecer el papel de Valencia Plaza en su permanente sostenibilidad con este evento. Esta edición es especial por la vuelta a la normalidad donde hemos trabajado mucho para que vengan los mejores, trayendo a ponentes de nivel para seguir siendo el referente en el networking financiero-empresarial en España". 

El titular de la cartera de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana habló de la internacionalización, la globalización, la importancia del papel de la mujer y de lo que pueden aportar los fondos europeos Next Generation en la reactivación de las pymes. Todo ello remarcando el papel de Forinvest para que sea "el lugar de diálogo entre el mundo de las finanzas y el de las empresas para conseguir la transformación del modelo económico". Por su parte, Alejandro Roda se mostró "muy orgulloso de haber llegado hasta aquí" y más todavía con la vuelta a la presencialidad este año. "Tenemos 186 ponentes este año, casi 100 expositores y vamos a hablar de muchos temas importantes. Asistir a Forinvest es invertir en sí mismo".

Posicionamiento

A continuación Javier Alfonso fue poniendo sobre la mesa los diferentes temas para debatir. Y el primero de ellos fue el de las perspectivas económicas en estos tiempos de guerra e inflación. "Las exportaciones tienen que seguir tirando porque fueron claves en 2008 y también en 2020. Es necesario garantizarles a las empresas una garantía de riesgo en estos tiempos", apuntó José Vicente Morata. "Asia está yendo como un tiro, África funciona bien y Estados Unidos se sale. La Comunitat Valenciana exporta a todos los países del mundo, por lo que hay que apoyar la exportación y sobre todo la digitalización, sin olvidar asegurar el crédito. Tenemos una infraestructuras tremendas, atraemos inversiones y tenemos que posicionarnos", añadió recordando la importancia que tiene la llegada de la gigafactoría de baterías de Volkswagen a Sagunt.

"Hay una gran incertidumbre y hay que seguir tomando decisiones porque se van a generar nuevos escenarios y oportunidades", señaló Joaquim Miró que mandó un mensaje de solidaridad al pueblo ucraniano. A su juicio, la clave pasa por la adaptación y la flexibilización de las empresas. "Estamos en un cambio de época y una transformación total donde la digitalización es clave", añadió.


El director general del IVF destacó un tema a tener muy presente: la subida de la mora. "Volvemos a ver una morosidad creciente que no se daba hace años, con un problema de solvencia en las compañías, por lo que urgen soluciones desde el ámbito público y privado. El panorama es complejo en ese sentido como también por el tema de las finanzas públicas; mientras el Banco Central Europeo (BCE) tiene que mostrarse más firme con los tipos de interés. O cambiamos el modelo económico o nos lo cambian". 

Ni que decir tiene que la gran preocupación actual sigue siendo la invasión rusa sobre Ucrania, que está provocando un encarecimiento de las materias primas en general y de las energéticas en particular. "El entorno actual es de total incertidumbre empresarial donde el sector que podía ser la palanca -turismo- no ofrece malos datos, pero pese a ello la situación de las compañías es preocupante. Se tiene que aprobar un marco temporal porque muchas firmas podrían llegar a una situación inestable", comentaba Eva Blasco. ¿Solución? Los fondos europeos Next Generation. "Son una gran oportunidad para modernizar nuestro tejido productivo más digital, más sostenible... Hay que encontrar la fórmula para que lleguen a las pymes porque las administraciones no tienen bastante estructura para llevarlos al tejido productivo", añadía.

Una coyuntura, la actual, donde los mercados no paran de mirar hacia los bancos centrales del planeta, principalmente a la Reserva Federal de Estados Unidos y al BCE. "Tenemos una inflación galopante y un más que probable frenazo económico. ¿Subir tipos de interés para frenar la inflación? Pero ello conlleva ralentizar el crecimiento. Es una combinación muy difícil de gestionar también para los bancos centrales donde el americano -la FED- los va a elevar de forma fuerte", explicaba Gustavo López.


Pilar Bernabé insistió en la necesidad del diálogo entre empresas y las entidades financieras, añadiendo también a "las Administraciones Públicas como los ayuntamientos. Las pymes y los ayuntamientos casi formamos una pareja perfecta. Nos hemos revelado como buenos gestores en esta crisis pandémica; y ahí está el ejemplo del Plan Resistir donde los ayuntamientos fuimos los motores y capaces de gestionar las ayudas de forma rápida donde el 98% se ejecutaron". En este sentido recordó la importancia de los fondos Next Generation "porque a medida que se suben los escalones en las AAPP baja el porcentaje de las ayudas. Los ayuntamientos tenemos que aportar mucho en la canalización de esos fondos y seguimos trabajando para ayudar a las empresas en colaboración con el IVF. Es imprescindible que todos vayamos de la mano para avanzar".

Ramón Satorra se estrenaba en los desayunos de Forinvest de Valencia Plaza y lo hacía "suscribiendo el 100% de lo que se ha dicho; pero me gustaría poner un poco de esperanza: los mercados financieros han descontado ya la crisis de Ucrania, por cuanto los principales índices bursátiles están ya en niveles preguerra. Los mercados son la antesala de las perspectivas económicas y éstas son buenas". Asimismo reconoció el gran papel del sector privado en esta situación "pero necesitamos una toma de decisiones contundente por parte del sector público". Asentía a su lado José Gil subrayando las incertidumbres reinantes pero "si nos adaptamos desde luego que saldremos adelante. Hay que aceptar que todos somos un poco más pobres en estos momentos por la subida de la inflación, pero hay que ser optimistas y aprovechar bien los fondos europeos".

Justo enfrente José Miguel Lorente remarcaba la importancia de la economía real. "Donde nos lo jugamos de verdad en la Comunitat Valenciana es en las pymes, por eso la llegada de los fondos Next Generation es más necesaria que nunca. Y en ello tenemos un papel relevante e importante las entidades financieras. Asimismo es fundamental también la colaboración público-privada para que lleguen de verdad a donde tienen que hacerlo: a la pequeña y mediana empresa".


Enrique Lucas subrayaba la importancia de las exportaciones y la digitalización "como objetivo de todas las compañías". Además, y echando mano de su vasta carrera financiera, señalaba que "he vivido escaladas de tipos de interés de la FED y no es el fin del mundo, lo que hay que hacer es coger el toro por los cuernos y ser muy sensatos". Y dando un paso más allá animaba a las empresas a dejar de ser pymes y ser más grandes, fomentando la no venta porque "me produce una tristeza tremenda que una firma alcance un valor para que pueda ser vendida. Es un buen momento para implantar otro modelo económico". 

En ese sentido Lola Garzón manifestó que "es verdad que las compañías tienen que ser más grandes, pero el tejido empresarial es el que tenemos. Lo importante es ayudar a los jóvenes para que monten nuevas y no hablo solo de dinero, el Ayuntamiento de València es un ejemplo de cómo apoyar". Unas palabras a las que el director de Forinvest añadió que el Innovation & Fintech "también es otro ejemplo donde se exponen muchas ideas y se hace networking"; mientras José Vicente Morata recordaba la capacidad de capilaridad de las cámaras de comercio.

El conseller de Hacienda y Modelo Económico no dudaba en aseverar que "el mejor administrador de recursos es el mercado. Con escasos recursos hemos lanzado los planes de Resistir, Resistir Plus... siempre desde la lógica. Los autónomos lo están pasando muy pal, por lo que necesitamos una transformación del tejido productivo. La diferencia con Alemania es el tamaño de las empresas. Si la pyme no es competitiva no puede crecer y todos queremos que crezca". Ganar tamaño, no hay más, como también señalaba el director general del IVF. "Venimos de una campaña electoral en Francia donde Macron ha hablado de la reindustrialización. Estoy de acuerdo que la ayuda pública-privada debe ser muy meditada y con un criterio transitorial". 


La única representante del sector inmobiliario en el desayuno, Teresa Puchades, apostaba por la profesionalidad, digitalización y la colaboración público-privada. Lo hacía ofreciendo una radiografía de un sector donde "hemos pasado la pandemia y sorprendentemente no nos ha afectado donde Madrid, Barcelona, Málaga y la Comunitat Valenciana son las que tiran. Aquí, por ejemplo, lo que está en producción está vendido, tanto de primera como de segunda mano". Asimismo reconoció que no se puede garantizar el precio final de la vivienda en una situación como la actual donde la guerra ha provocado la subida de costes a través de las materias primas. Además, tal y como dijo, "hay nuevas bases de financiación, tanto la tradicional bancaria como la de modelos de fondos que sin su participación no se hubiera reactivado el sector".

La inflación -y los daños colaterales que está provocando en la energía- fue otro de los temas que puso sobre la mesa el director de Valencia Plaza. Para el director de Instituciones de la Territorial Valencia-Murcia de Banco Santander, "la situación de inflación galopante es la gran amenaza de nuestra economía"; el director comercial de la Territorial Este de Banco Sabadell comentó que "las circunstancias actuales no son las de antes y se necesita reformar el sistema energético europeo"; el director del IVF que "es una inflación de costes, con exceso de estímulos en algunas economías"; mientras el director provincial de Ibercaja en Valencia afirmaba que "es bueno que no haya tipos negativos" haciéndole un guiño al conseller -y despertándole una sonrisa- al recordar que "si cuando él me daba clases en la facultad la deuda pública era del 60%, ahora es del 120%. ¿Cómo van a subir mucho los tipos?".

Sobre el papel financiero/asegurador en el contexto actual, José Miguel Lorente respondió que "hay que seguir contribuyendo al robusto sistema español. Podemos hacer otras cosas como colaborar más con el emprendimiento, formación del empleo, eficiencia energética... tenemos mucho por hacer todavía". Un paso más allá iba Joaquim Miró instando a ser "plenamente conscientes de que las empresas nos tenemos que adaptar a la forma de comunicarse de los clientes (presencial, telemática, uasap...). Hay nuevos riesgos que se están generando donde el sector asegurador tiene que ofrecer el mejor mapa de riesgos a cualquier compañía. La situación no es buena pero hay que ser optimista".


Iba llegando a su fin el más que interesante desayuno que se extendió algo más de dos horas, cuando Javier Alfonso pidió la opinión de los presentes sobre las soluciones de ahorro a largo plazo para complementar la pensión. "Hay mucho ahorro y se canaliza por el inmobiliario. Las cuotas de las hipotecas están por debajo de los precios de alquiler", manifestaba la presidenta de Avanza Urbana. "¿Cómo hacemos líquido el ahorro? La hipoteca inversa tiene tradición fuera de España y puede ser una gran solución, pero hay reticencias culturales", a juicio de Manuel Illueca. Al hilo de esto el director general territorial de Mapfre en la Comunitat Valenciana, Murcia y Albacete recordó que "hemos iniciado con Banco Santander el tema de las hipotecas inversas. El sistema público y privado tienen que complementarse porque somos uno de los países más longevos del mundo. Tenemos que seguir apretando con los planes de previsión de empleo"; mientras que José Miguel Lorente señaló que "mercado hay para las hipotecas inversas, pero culturalmente ha habido algo de rechazo".

Desde Banco Sabadell, Ramón Satorra incidía en "el problema gravísimo de ala falta de cultura financiera donde las entidades privadas y públicas tenemos que hacer más. En este país no se estudia educación financiera y es algo básico donde hay que ahondar muchísimo más". Un mensaje que compartía Gustavo López -"entre todos tenemos que hacer cultura financiera-"; el director general territorial de Mapfre en la Comunitat Valenciana, Murcia y Albacete incidía en la necesidad de "asesorarse y formarse donde Forinvest es importante en este sentido"; mientras José Gil recordaba la modificación a la baja de las aportaciones a los planes de pensiones y reflexionaba sobre que "mejor planificación en una herencia que un plan de pensiones no la conozco. Vamos a dar una estabilidad".

Finalmente Vicent Soler tomó la palabra para cerrar el desayuno reiterando "el éxito de un Forinvest que cumple 15 años con una capacidad de adaptación. La edición de este año tiene mucho interés, no solo por los ponentes que vienen sino por las actuales circunstancias. Estoy convencido de que estamos ante el reto de saber estar a la altura de esas circunstancias y lo podemos lograr".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme