X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El confesor de Taula fuerza al Ayuntamiento a pagarle los trienios por haber sido asesor de Grau

30/12/2019 - 

VALÈNCIA. El que fuera asesor de Alfonso Grau en el Ayuntamiento de València ha conseguido que el consistorio, ahora, le abone los trienios corresponidentes a aquellos años. Es Jesús Gordillo, quien fue personal eventual del grupo municipal del PP durante unos 10 años y quien confesó haber participado en el pago fraudulento de actos electorales de los populares de Rita Barberà durante la campaña de 2007.

Su historia viene de largo. Militante del Partido Popular de Ciutat Vella, Gordillo ingresó en el grupo municipal como asesor de Grau en 1995, donde se mantuvo cuatro años. Entonces entró a gerenciar la planta de basuras de Fervasa (1999-2003) y más tarde trabajó en Secopsa y Laterne (2003-2007), empresas que prestaban servicios para el Ayuntamiento de la capital y para el propio Partido Popular. En 2010 volvió a ser asesor de Grau hasta 2015, cuando los populares perdieron la Alcaldía en favor de la izquierda.

Laterne gestionaba los cobros a los empresarios adjudicatarios del consistorio para más tarde cubrir los gastos de la campaña electoral del PP en 2007, según la Guardia Civil. Es más, el propio Gordillo admitió que quien fuera su superior en el grupo municipal, el exvicealcalde Alfonso Grau, le entregó por lo menos 350.000 euros para que pagara a los proveedores de la campaña electoral, además de ordenarle realizar otro ingreso procedente de Secopsa y que ascendía a 150.000 euros.

Lo desveló más tarde, tras el cambio de gobierno, y se convirtió en un testigo clave del caso Taula. Acusó a sus antiguos compañeros de grupo de haber practicado el llamado 'pitufeo': el blanqueo de mil euros por cabeza para financiar actos del partido. Ahora bien, pese a sus declaraciones, Gordillo no ha sido imputado en la causa y mantiene su condición de testigo.

Jesús Gordillo, declarando en la comisión de investigación del caso Taula. Foto: EP.

Dos años después, en 2018, el exasesor ingresó en una bolsa de trabajo del Ayuntamiento de València en condición de economista después de superar unas oposiciones, pero no obtuvo plaza. Sin embargo, de forma extraordinaria y por una "necesidad urgente e inaplazable", el equipo de gobierno aprobó la entrada de tres interinos entre los que se encontraba Gordillo, que fue adscrito a la Intervención Municipal, el órgano encargado de controlar la legalidad de los movimientos municipales. Pero la historia del exasesor no acabó ahí.

El pasado año también solicitó al consistorio el pago de los trienios relativos a su época como asesor del grupo municipal, así como los que corresponden a su anterior trabajo en Correos. Inicialmente, el consistorio rechazó abonar tanto unos como otros porque, defendía, tal derecho sólo pertenece a los empleados funcionarios y no al personal eventual -asesor de un grupo político- o a la plantilla de una entidad pública empresarial como lo es Correos, según explicaba la resolución aprobada por el equipo de gobierno.

No obstante, Gordillo recurrió la resolución alegando que el Estatuto del Empleado Público sí aplica al personal eventual el régimen funcionarial, y que, por otro lado, cuando prestó sus servicios en Correos, el ente era todavía un organismo autónomo y no una empresa pública, lo que sí permite el reconocimiento de los trienios. Así, finalmente, el consistorio ha acabado otorgándole la razón y deberá pagarle trienios por estos dos períodos que pasó por la administración pública.

A finales de noviembre se dio luz verde a la resolución en la que se le reconocían cuatro trienios en el grupo A1 por haber sido personal eventual del PP durante diez años y nueve meses, así como otros dos trienios más por sus seis años y siete meses de empleado de Correos (grupo C2). A la postre, 3.600 euros por el primer concepto, y 900 euros por el segundo. En total, el consistorio tendrá que abonarle más de 4.500 euros por trienios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email