X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

de 2,6 a 3,2 millones de euros

El gobierno de Ribó incrementa un 23% el gasto en altos cargos para 2020

5/11/2019 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València aumentará el gasto en órganos de gobierno, coordinadores, y directores generales en 2020. Concretamente lo hará en un 23,3%, según el informe de Intervención acerca del capítulo primero de los presupuestos del consistorio para el próximo ejercicio, elaborados por la concejalía de Hacienda, dirigida por el socialista Ramón Vilar, y supervisados por el alcalde Joan Ribó. En datos absolutos, la partida destinada a altos cargos aumenta de 2,6 millones de euros a 3,2 millones de euros, con un incremento de más de 600.000 euros en estas plazas.

Según el informe de la Intervención, este incremento se debe al aumento de retribuciones para estos cargos y también por "la previsión de nuevos nombramientos de altos cargos". Según fuentes municipales, el pasado mandato sólo existían coordinadores en algunas áreas del gobierno municipal pero no en todas, mientras que ahora, habrá un coordinador por área, como consecuencia del acuerdo alcanzado entre ambas formaciones de gobierno -Compromís y PSPV- tras las elecciones municipales.

De hecho, el Servicio de Personal concreta en otro informe anexo que el consistorio prevé nombrar a siete altos cargos más con respecto a los existentes en 2019. Esto, sumado al incremento salarial -en el que se incluye el aumento de sueldo de los propios concejales, que será como el de los funcionarios (+2,5%)- , dará lugar a este sustancial repunte del gasto en este apartado.

Tal y como avanzó Valencia Plaza, el consistorio de la capital preveía aumentar en más de un 7% el gasto en el capítulo primero, dedicado el personal del consistorio. Y finalmente, lo hará un 7,37% respecto al 2019, lo que supone casi 21 millones de euros más dedicados a este menester para el próximo ejercicio, según el mismo informe. 

De todo ello, la parte que más se lleva es el salario de la plantilla. En 2020 se prevé aumentar en 160 las plazas consistoriales, además de contar con nuevas plazas pendientes de llenar por oposiciones, otras para nombramiento de interinos y también para la regularización de puestos de trabajo. Con este incremento, y contando funcionarios, personal laboral fijo y temporal y personal eventual -asesores-, la relación de puestos de trabajo ascenderá a 6.272 plazas, de las que estarán vacantes 1.326.

Joan Ribó y el concejal Ramón Vilar. Foto: Ayto de Velencia

El aumento en este apartado, el de las retribuciones de la plantilla por incremento del personal, asciende a más de 17,1 millones de euros hasta los 288,7 millones de euros (un 6,3% respecto a 2019), y aquí entra, también, la dotación para aquellos puestos vacantes que se prevé ocupar próximamente, además del complemento de carrera administrativa para el personal consistorial.

Por otro lado, del incremento total del capítulo, 4,25 millones se circunscriben a la subida generalizada previsible de las retribuciones en el consistorio como consecuencia de lo acordado por el gobierno de Mariano Rajoy con los sindicatos para los empleados públicos. Según este pacto, el aumento salarial debe ser, como mínimo, del 2%, aunque podrá sumar un complemento de hasta un 0,5% más dependiendo del crecimiento del Producto Interior Bruto, así como un complemento adicional si se cumple la senda de déficit..

Es por ello que el informe augura un crecimiento de entre un 2,3% y un 2,5%, aunque admite que "habrá que estar a lo que establezca a tal efecto la correspondiente norma y, en función de ello, habilitar, o no, mayor crédito presupuestario". No obstante, el interventor incide en que el presupuesto para 2020 carece de dotación presupuestaria para los complementos de productividad y de actividad profesional.

Por lo que respecta a otras partidas, se contempla una bajada del 9,2% en el apartado del resto de retribuciones: servicios extraordinarios, contratratciones laborales, pensiones de funcionarios, transportes, atrasos, sentencias, etcétera. Este punto desciende en términos absolutos casi un millón de euros hasta los 9,2 millones. No obstante, en su interior cambian en diferente mesura algunos apartados.

Así, se experimenta un aumento en la dotación para el transporte de funcionarios, que se duplica pasando de los 15.000 euros a los 33.000 euros. Se mantiene en lo que respecta a servicios, gratificaciones, pensiones y otros conceptos (más de 670.000 euros), y disminuye por contrataciones laborales por políticas de empleo e inserción laboral, bajando en 960.000 euros hasta los 8,5 millones de euros.

El informe del interventor municipal, tras revisar todos estos datos, da luz verde al acuerdo propuesto por el servicio de Personal, que se aprobará previsiblemente este miércoles en la Comisión de Recursos municipal. Un incremento en el gasto de personal que se enmarca en los presupuestos "más altos de la historia", según el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, con 898,4 millones de euros respecto a los 849,2 de este año, y que priorizarán los servicios a la ciudadanía.

Así, el primer edil destacó en su presentación que en 2019 el consistorio acabará con una deuda de 374 millones de euros y que se pretende reducir hasta los 328 el próximo ejercicio. Ribó subrayó al respecto que el consistorio "ha salido del agujero económico del pasado y del plan de ajuste que suponía grandes limitaciones", y señaló que en el ejercicio de 2020 actuará con "previsión" para afrontar una eventual desaceleración económica global. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email