GRUPO PLAZA

INFORME SECTORIAL DE LA PATRONAL FEMEVAL

El metal no ve la luz en 2021 y las empresas cancelan inversiones a corto y medio plazo 

5/02/2021 - 

VALÈNCIA. Un horizonte incierto se cierne sobre el sector del metal de la Comunitat Valenciana. El clima de incertidumbre sobre la evolución de la pandemia hace prever a las empresas un año complicado, para el que ya han tomado las primeras decisiones. Aunque la mayoría de empresas se mantiene sin realizar grandes cambios, otras tantas se han visto obligadas a cancelar inversiones en cuanto a compra de maquinaria, ampliación de locales o incorporación de infraestructuras digitales en el corto y medio plazo.

El impacto de la crisis sanitaria ha dejado tocado a un sector que en 2020 facturó un 16,51% menos que en 2019. Eso sí, la caída ha sido menor que en los primeros meses de pandemia, cuando la actividad llegó a descender un 60%. No obstante, desde mayo y hasta septiembre paulatinamente se fueron recuperando los ritmos, pero estos no han conseguido salvar el ejercicio.

Así consta en el informe sobre el 'Impacto de la Crisis Sanitaria en el Sector del Metal Valenciano Año 2020', elaborado por la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval) a partir de las respuestas obtenidas de 191 empresas entre el 11 y 21 de enero de este año. La muestra representa a todos los sectores de la industria, instalaciones, venta y reparación de vehículos, y comercio del metal. 

Por sectores del metal, el peor dato lo registra la venta y reparación de vehículos, al sufrir un descenso del 20,6%, mientras que el comercio del metal ha sido el que mejor ha resistido los envites, con una menor caída (-11,6%). Además, las exportaciones del metal también han descendido un 19% respecto a 2019.

Como consecuencia de la bajada de producción, el empleo se ha resentido de forma acuciada en el metal valenciano. Así, 2020 se ha saldado con una pérdida de 10.122 empleos en el último trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra supone un retroceso del 5,07% y pasar de 200.000 empleos en la Comunitat Valenciana a 189.591. 

Expectativas pesimistas

Con este escenario, las expectativas para el primer trimestre de 2021 no son nada halagüeñas. Las empresas se muestran pesimistas, incluso más que hace tres meses. Y es que, pese al proceso de vacunación puesto en marcha contra el coronavirus, no existe una luz clara al final del túnel y las incógnitas sobre el futuro desdibujan una clara senda de recuperación y reactivación económica en el sector.

"El clima de incertidumbre actual es mayor, porque la abrupta expansión de esta pandemia nos expone a cualquier tipo de restricción por parte de unas administraciones que están dando palos de ciego para capear la situación", asegura el presidente de Femeval, Vicente Lafuente. Por lo tanto, a su juicio, hasta que no se normalice este escenario, "no podremos ver clara la senda de la recuperación y reactivación económica en el sector".

Por ello, y para minimizar el impacto, el sector ha acometido algunos cambios en la gestión empresarial, como la cancelación de inversiones, reorganización en su estructura, bajada de precios, apertura de nuevas líneas de negocio o producto, así como la promoción de los canales online de venta y marketing. 

También, aunque en menor medida, muchas compañías han aprovechado el actual contexto para avanzar en su transformación digital o reestructurar su cadena de suministros. En cualquier caso, acusan una falta de financiación que para muchos supone un yugo que estrangula su actividad. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email