Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de noviembre y se habla de ximo puig Mónica Oltra EDUCACIÓN coronavirus curso 2020-21 MERCADONA
GRUPO PLAZA

El exdirector de RTVV defiende la legalidad de sus decisiones

Jaraba niega que malversara en RTVV: "Firmaba contratos tras revisarlos gente muy competente"

23/07/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) José López Jaraba, ex director general de Radiotelevisión Valenciana (RTVV), ha defendido ante la Audiencia de Valencia que "nunca" ha malversado dinero público. Ha explicado que firmaba los contratos que le llegaban después de que fueran revisados por "gente muy competente" que formaba parte de una Comisión Delegada de la Central de Compras, además de por el interventor. También ha aclarado que él no se encargaba de negociar nada porque no era su competencia.

López Jaraba se ha sentado este jueves en el banquillo de los acusados por presuntas irregularidades en contratos del ente público. La Fiscalía no le acusa mientras que sí lo hacen la Generalitat --le pide siete años de cárcel y una responsabilidad civil de 1,38 millones-- y CGT. En concreto, le atribuyen delitos de prevaricación, fraude y malversación. La defensa reclama la absolución.

López Jaraba, quien fue director de RTVV en el periodo comprendido entre octubre de 2009 y diciembre de 2012, ha tenido que responder a las supuestas irregularidades en un contrato firmado con una productora de José Luis Moreno, Alba Adriática, sobre quien ha dicho que no lo conocía ni que intentó beneficiar.

FOTO: EFEEl acusado, licenciado en Periodismo, no ha querido responder a las acusaciones particulares y únicamente se ha dirigido a la fiscal y a su abogado, quien ha alegado vulneración del derecho de defensa de su representado al constar en la causa un perito designado por una de las acusaciones, la Generalitat.

Jaraba ha explicado que cuando llegó al cargo público se encontró con una empresa en quiebra técnica, con una deuda de casi 1.300 millones de euros: "No había un día que no se generara deuda", ha afirmado, para agregar que a esta situación se unía una crisis de reputación "tremenda" por "actuaciones anteriores o lo que fuera" y una crisis financiera que azotaba España y la Comunitat, "lo que impedía obtener las subvenciones adecuadas". Así, a su llegada intentaron que la empresa siguiera emitiendo "como pudiera", ha recalcado.

Sobre el contrato controvertido por el que se ha sentado en el banquillo de los acusados, que hacía referencia a la serie 'Planta 25', ha indicado que se firmó en 2007 --antes de que él estuviera en RTVV-- y cuando él llegó, la Sindicatura alertó de que en una liquidación echaba de menos 1.700.000 euros a favor de RTVV.

De esta forma, su equipo en el ente se puso a trabajar con la productora cuestionada, de José Luis Moreno, para reclamarle la deuda, pero ésta no quería reconocerla. En esas negociaciones él no estaba presente, pero sí le informaban. Sobretodo la exdirectora de Televisión Valenciana (TVV) Lola Johnson, ha dicho.

 "Mi equipo --ha expuesto-- planteó una solución. Había otras, como judicializar el caso, pero se desestimó por su complejidad y prolongación en el tiempo. Así un año después, tras una dura negociación, se llegó a un acuerdo", ha señalado.

Finalmente, ha explicado que la productora reconoció la deuda en 2010 y, para compensarla, se entregaron unos programas de 'De un tiempo a esta parte'. Así, se firmó un nuevo contrato "que pasó todo tipo de chequeos, rigor y control" para que "todo estuviera en orden". Pasó por una Comisión Delegada en la que los expertos dieron su visto bueno.

FOTO: EFE

Justo antes de firmar el contrato, el acusado ha expuesto que se hizo una normativa interna en el ente público que obligaba a que los contratos que debía firmar el director general pasaran "un montón de filtros y de controles previos". "El objetivo era que el director general tuviera certeza 100 por cien de que lo que firmaba estaba bien hecho", ha apostillado.

También crearon la figura del interventor, que no era obligada por ley, pero les daba mayores garantías. "Lo pusimos ahí por seguridad mía y por la de mi propio equipo". De ahí la Comisión Delegada a la que llegaban informes "de muchas partes" antes de autorizar algún contrato. "Si faltaba una firma, yo no firmaba ni ese contrato ni ninguno", ha dicho.

Con ello, Jaraba ha insistido: "Yo tenía la certeza de que el contrato que llegaba a mi mesa estaba perfectamente chequeado y controlado. Trabajamos con mucha seriedad. Yo no estaba nunca en el detalle de la negociación".

"Yo no negocié, solo rubriqué. Confié en lo que dijo gente muy competente, que era corresponsable de la decisión. Por eso firmé y se hizo. Nunca firmé ningún contrato que tuviera algún reparo del interventor", ha afirmado Jaraba para concluir, quien también ha puntualizado que en su etapa se bajó el sueldo un 18%.

En el juicio ha testificado un responsable de la sección de Compras Ajenas de las Series de Ficción y ha indicado que el nuevo contenido aportado por la productora de Moreno no le parecía apropiado pero "en los pasillos" se justificó en una compensación económica. "En uno de los programas se dijo 'Buenas noches Castilla La Mancha', lo que demuestra que no se hizo para Valencia", ha aseverado.

Otro testigo, secretario y responsable de las actas de compra, ha afirmado que las comisiones creadas para evaluar los programas eran "un intento burdo de dar transparencia porque no se discutía nada allí y todo se aceptaba", ha narrado. El nuevo programa que se emitió en 2010, 'De un tiempo a esta parte', "no era producción propia, era un corta y pega", ha dicho.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email