GRUPO PLAZA

opinión

Duro Felguera se nacionaliza

La histórica cotizada asturiana pasará a las arcas públicas tras el rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que inyectará 120 millones de euros en sus cada vez más necesitadas arcas

8/03/2021 - 

MADRID. A la espera de la ratificación por el Consejo de Ministros, Duro Felguera (MDF) pasará a las arcas públicas tras el rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La histórica cotizada astuariana le ha pedido 120 millones de euros para cubrir sus acuciantes necesidades, que en sus últimos resultados reflejaron unas pérdidas de 171,6 millones de euros.

Concretamente 30 millones de euros serán recibidos mediante una suscripción para una ampliación de capital, 70 millones de euros irán a través de un préstamo participativo, mientras que los 20 millones de euros restantes irán cómo préstamo ordinario convertible en participativo. Para aquellos que quizá el término participativo le suene raro quiere decir que se convierten en acciones. A efectos prácticos estamos hablando de una ampliación de capital de 120 millones de euros para rescatar a la cotizada.

Cierto es que MDF se disparó más de un 20% en la jornada en la que se conocía la noticia -el martes pasado-, pero poco tardó en cerrar el hueco manteniendo la cotización en verde. Habrá que ver los fundamentales, que en parte han estado muy deprimidos por la gestión de la propia empresa, y si este rescate es la solución o unos meros cuidados paliativos.

Analizando la viabilidad

Pero este no es el final y sí el principio de un nuevo camino que dependerá no solamente de un socio capitalista, sino también de un socio gestor que participe directamente en la actividad y aporte proyectos que garanticen la viabilidad de la compañía. Tal circunstancia está previsto suceda en el mismo momento en el que el Consejo de Ministros apruebe el rescate.

Este rescate tiene como fondo principal el mantener los casi 1.200 puestos de trabajo -de los cuales 900 están ubicados en Asturias-; mientras que deberá valorar si es posible la viabilidad de la compañía. No sería la primera vez que el Estado rescata a una empresa para conservar los puestos de trabajo, sin tener en cuenta que la sociedad rescatada pueda seguir quemando dinero año tras año.

En cualquier caso, este rescate pendiente de aprobación tiene el visto bueno de los inversores que esperan -desde hace muchos años- como mínimo recuperar su inversión. Pero como ahora está muy de moda esto de los rendimientos de la renta fija y la inflación, estos inversores podrían hacer la cuenta de cuál ha sido la rentabilidad real de esta inversión y cuánto debería subir la acción para recuperar en términos reales (poder adquisitivo) su capital.

Darío García es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email