GRUPO PLAZA

la integración de oficinas, próximo reto

Noviembre, mes clave para CaixaBank: salida masiva de empleados e integración tecnológica

30/10/2021 - 

VALÈNCIA. Noviembre es un mes clave para CaixaBank, dado que empezará con la salida de los primeros 1.200 empleados y dos semanas después está prevista completar la integración tecnológica. Dos hitos importantes en el devenir de la entidad domiciliada en València, que ayer presentó sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año. Los mismos que arrojaron un beneficio recurrente de 2.022 millones de euros -4.801 millones con la aportación de Bankia- gracias a la intensa actividad comercial y a unas menores dotaciones.

Será este uno de noviembre cuando abandonen la entidad 1.202 empleados de los 6.452 que deben abandonar el banco -todos ellos de forma voluntaria- tras el acuerdo con los sindicatos en el  Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en curso. Ni que decir tiene que se trata de la mayor salida de la centenaria historia de la entidad. El resto lo irán haciendo de forma paulatina donde "habrá importantes salidas a primeros de enero y a primeros de marzo", según manifestó el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en la rueda de prensa. 

Lo hizo advirtiendo que la cifra pactada con los sindicatos es inamovible y de ahí que unos 2.000 empleados que querían acogerse al ERE no podrán hacerlo. "Es una situación que estamos gestionando adecuadamente, pero será así, estas personas no saldrán. Les daremos todo el cariño".

Integración tecnológica, el 12 de noviembre

El banco calcula que antes del próximo 31 de marzo hayan dejado su puesto el 70% de los empleados que firmaron la salida voluntaria, es decir, unos 4.500. Un ERE que -como volvió a recordar el primer ejecutivo- es el mayor de la historia de la banca en España, y que inicialmente afectaba a 8.208 pero que se fue reduciendo "como ocurre en todas las negociaciones laborales".

Por otro lado, el próximo 12 de noviembre está fijada la integración tecnológica en lo que será un paso más en la unificación de equipos directivos, plantilla y marca en toda la red. A partir de ese día se modificarán los números de cuenta (IBAN) de los clientes procedentes de Bankia y todos los usuarios operarán con la misma plataforma tecnológica. 


"Se ha hecho un trabajo de preparación de doce meses con muchas personas, tengo toda la confianza que va a ser un proceso de éxito y trasladar 7 millones de personas -los clientes de Bankia- no es fácil, pero tenemos una aplicación muy renovada. Creo que lo vamos a hacer muy bien, pese a que pueda surgir algún imprevisto que se intentará solucionar lo más pronto posible", señaló el CEO.

CaixaBank estima que la integración con Bankia generará unas sinergias de costes de 940 millones de euros, en su mayoría (590 millones) derivadas del ahorro de costes de personal, que empezarán ya en el cuarto trimestre del año. "Un 80% de las sinergias de costes lo vamos a capturar ya en 2022, el primer año completo de entidades integradas", resaltó Gortázar que informó que a entidad tiene previsto presentar el próximo año su nuevo plan estratégico.

Integración de oficinas, próximo reto

El siguiente reto de CABK será la integración de oficinas, que el próximo 7 de diciembre afectará 747 sucursales en toda España -de las que 156 se ubican en la Comunitat Valenciana- como avanzó este diario el pasado seis de octubre. En total serán 1.500 las sucursales afectadas pero pese a ello Gortázar recordó que tras ello "tendremos con mucho la mayor red comercial de España y seremos la entidad de referencia". Conviene recordar que CaixaBank está potenciando las llamadas 'Oficinas Store' -las de referencia en el ámbito urbano-, y prevé alcanzar las 725 en abril de 2022 en toda España. Además volvió a insistir en que "no vamos a abandonar ninguna población".

En otro orden de cosas, el consejero delegado comentó que que la política de los bancos centrales es la "correcta", mientras defendió que hay que hacer todo lo posible para consolidar la recuperación para que se mantenga el crecimiento. "Seguimos teniendo una visión de transitoriedad y una visión de que en este momento tenemos más a perder restringiendo a través de la política monetaria la actividad y matando una recuperación que todavía no está bien asentada". En este sentido pidió prudencia porque -aunque haya una situación de salida- no se sabe si esta va a ser suave o habrá todavía altibajos, "y si los hay tendrán un impacto en la recuperación".


Sobre las declaraciones de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, tras la reunión de este pasado jueves diciendo de que no va a subir los tipos, incidió en que la cree 'a pies juntillas', y no cree que haya movimientos en los tipos en el corto plazo. "Tengo que decir que me parece bien que nos aseguremos que salimos de esta situación", haciendo un llamamiento a tener un debate serio y profundo sobre a medio largo plazo qué medidas son necesarias para asegurar la estabilidad en las cuentas públicas.

El CEO también constató que la caída del margen de intereses se debe fundamentalmente a la reducción de los tipos de interés -se han puesto más en negativo por la pandemia-, por lo que han ido repreciando su cartera, fundamentalmente la hipotecaria, a tipos más bajos: "Es un proceso inevitable". A eso se suma una competencia fuerte, que calificó de "extrema" en España, y añadió que no están viendo que la consolidación tenga algún impacto negativo en la competencia. También cree que la inflación elevada y las dificultades en la cadena de suministros pueden reducir el ritmo de recuperación. "Pensamos que va a ser gradual, somos optimistas de fondo, pero no quiere decir que no seamos conscientes de que existen notables obstáculos", comentó.

Afectados por el volcán

Por otro lado, Gonzalo Gortázar pidió una reforma laboral "consensuada" y que reduzca la temporalidad. "Cualquier reforma que nos ayude a reducir ese problema es bienvenida, ¿por qué no acometerla ahora?" Asimismo insistió en la necesidad de que esta reforma sea acordada por todos los actores, para que así sea más perdurable en el tiempo.

Finalmente tuvo un recuerdo con los afectados de La Palma por el volcán. "Es una situación dura y allí tenemos 16 oficinas, somos parte del paisaje. Desde el primer momento hemos reaccionado, concediendo moratorias a nuestros clientes, diciéndoles que no se preocuparan, hemos eliminado comisiones en nuestros cajeros para que no tuvieron que pagar nada al sacar clientes de otras entidades, hemos abierto una línea de donativos, hemos puesto en disposición autoridades viviendas, líneas de anticipo...  Es un drama extraordinario. Nuestra gente de allí está absolutamente volcada con los clientes y estoy muy orgulloso de ellos; no solo somos entidad financiera sino que tenemos un alma y lo estamos demostrando. Vamos a seguir ayudando a los habitantes de La Palma".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme