GRUPO PLAZA

ciudadanos urge a la convocatoria de la comisión corts-consell

Podem se suma a la presión de Compromís y PP para exigir la reforma de la financiación

23/06/2021 - 

VALÈNCIA. Después de que Compromís y el Partido Popular de la Comunitat Valenciana tomaran la delantera este lunes con sendas estrategias para exigir una reforma del modelo de financiación, Unides Podem decidió este martes sumarse a la causa para hacer lo propio y no quedarse rezagado en esta reivindicación que ocupa el primer puesto de los problemas de la agenda valenciana. 

La síndica del grupo parlamentario y coordinadora del partido morado en la autonomía, Pilar Lima, mantuvo una reunión con el conseller de Hacienda, Vicent Soler, para trasladarle la preocupación de la formación que lidera por el último portazo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a iniciar siquiera los trabajos para reformar el modelo que lleva caduco desde 2014 con la excusa de que la responsabilidad última recae ahora en el PP porque sin su apoyo en el Congreso la viabilidad para aprobar cualquier cambio es nula. 

La patada a seguir de Montero no es una reacción novedosa, pues lleva dos años demandando prórrogas para cumplir con este compromiso adquirido con Compromís en la investidura, pero sí que ha calentado los ánimos -aún más de lo que ya estaban tras siete años de espera- entre los socios de Gobierno. Especialmente en la coalición valencianista, que planea una estrategia al margen del Consell y la plataforma Per un Finançament Just, por sentirse "ninguneados" con cada una de las promesas lanzadas por el Gobierno de España de manera reiterada que nunca llegan a materializarse. 

Pero el ataque de sinceridad del Gobierno de Sánchez también ha removido a Unides Podem, si bien la reacción de los morados no es tan contundente como la del socio mayoritario del PSPV en el Consell, dado que ellos mismos también forman parte del Gobierno central que aplaza la resolución de la infrafinanciación valenciana. Ahora bien, a pesar de arrastrar este hándicap y de que el tono es diametralmente distinto al de Compromís, Lima trasladó a Soler este martes "en un clima de cordialidad" que los acuerdos "están para cumplirse" y la ministra debe al menos abrir el melón de la financiación y comenzar a negociar. 

Lima y Soler en el encuentro de este martes. Foto: Unides Podem

En definitiva, no posponer sine die este deber; poner la primera piedra, un documento sobre la mesa que, incluso, pudiera ofrecer el propio Botànic II y tratar de sentar a las 17 partes alrededor de la mesa para comenzar a negociar. Más aún ahora con el PP tendiendo la mano al president de la Generalitat, Ximo Puig, para conformar un "frente común" que reclame la reforma del sistema al Gobierno central. Un dardo envenenado con el que los populares pretenden poner en un aprieto al jefe del Consell, pero que visto de otro modo desmonta los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Hacienda para presentar un primer borrador de la reforma y demuestran que el PP está dispuesto a dialogar.  

El talante de Lima, por tanto, anuncia ser distinto, más descafeinado, que el de Compromís en los próximos meses por ser parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Los morados ya se habían mostrado más tibios en los últimos días respecto al resto de fuerzas -tanto los valencianistas, PP, como Ciudadanos- tras la reunión con Montero del pasado lunes. Sin embargo, el tirón de orejas -"cordial", eso sí, como reconoció la propia Lima en su perfil de Twitter- a Soler de este martes, coincidió también con la presentación que hizo el grupo confederal Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados del "Informe sobre el Empobrecimiento del País Valencià 2020", elaborado por la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valencià, Decidim, para exigir el cambio del modelo actual que "empobrece" a la autonomía. 

Según dicho informe, la financiación de la Comunitat Valencianan está lastrada desde los años 80 por el pacto autonómico donde "se asumieron" competencias de gasto "sin tener en cuenta los ingresos necesarios". En este sentido, se precisa que la Comunitat Valenciana, aporta en materia fiscal 2.000 millones de euros más de los que recibe, "lo que supone un expolio de los recursos", indicaron desde Unidas Podemos en un comunicado.

Foto: Unides Podem

Con todo, la presión al Gobierno central se incrementa por la suma de actores que, además de haber sido socios puntuales del Ejecutivo en un momento u otro en el Congreso para aprobar diferentes medidas, reclaman a Montero que mueva ficha. Una presión que alcanza también por extensión a Puig, puesto que las dos fuerzas con las que gobierna en la Comunitat, Unides Podem y Compromís, reclaman al Ejecutivo de Sánchez que se ponga manos a la obra para desbloquear una cuestión que lleva esperando siete años en el cajón y lo sitúan en la encrucijada de cómo liderar la reivindicación sin molestar en exceso a Sánchez

El envite a Puig también adquiere mayor relevancia no solo porque el PP ahora esté en esta batalla, sino también Ciudadanos, que este martes reclamó la convocatoria de la comisión Corts-Consell para conformar ese frente propuesto por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Todos, salvo Vox, juegan ahora la partida de ajedrez de la financiación autonómica. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email