Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el mejor trabajo para este año según el jurado

Silvia Lerín gana la beca Velázquez con su proyecto 'Cooper skin'

La artista investiga la manera en que el cobre, en su proceso de oxidación, genera un color verde aturquesado sobre su superficie

17/09/2020 - 

VALÈNCIA. La artista licenciada en Bellas Artes, Silvia Lerín, ha sido becada por el Ayuntamiento de València en la Casa de Velázquez por su proyecto 'Cooper skin', una serie autobiográfica que investiga la manera en la que el cobre, durante su proceso de oxidación, produce un verde aturquesado sobre su superficie resultando, en palabras de la propia artista, "en una forma de epidermis del metal".

El Ayuntamiento lleva ya años concediendo estas becas a valencianos que desean llevar a cabo proyectos artísticos anuales en la Casa de Velázquez, en Madrid. En este sentido, Lerín ha explicado "el honor" que supone para ella que "el jurado haya considerado su obra como el mejor proyecto para este año". 

"Es una fantástica oportunidad para continuar con mi actual proyecto Cooper skin, que tantas alegrías me está dando". El proyecto en cuestión está compuesto por una serie de obras cuyo común denominador es el óxido. "Tiene una connotación muy poética. En vez de evocar deterioro y decadencia, el óxido se convierte en belleza para el ojo además de ser una piel 'protectiva' del cobre", explica la Lerín. Es, por lo tanto, una metáfora que responde de manera especial a la vida personal de la artista. "El proyecto busca esa segunda mirada que puede hacernos entender y ver la belleza de algo que nos parecía viejo e inservible". 

El trabajo de Silvia Lerín se centra en la creación de obras de texturas variadas, combinando técnicas de grabado y de pintura, creando efectos de ‘cobre oxidado’, jugando con las formas y los volúmenes. En muchos de los casos, sus obras se transforman en pinturas escultóricas que van creando nuevas sombras y perspectivas, interactuando de manera instalativa con el espacio de exposición.

Cooper skin

La Casa de Velázquez

Inaugurada en 1928 en un terreno cedido por el Estado español a Francia, ubicada en lo que sería después el campus de la Universidad Complutense, la Casa de Velázquez es una institución pública que ha venido acogiendo desde entonces a varias generaciones de artistas e investigadores. La Casa presenta la particularidad, desde su fundación, de acoger conjuntamente a artistas (como lo hace la Villa Médicis de Roma) y a investigadores en el marco de la Escuela de Altos Estudios Hispánicos e Ibéricos (EHEHI).

La Casa de Velázquez es, a la vez, un centro de creación artística y un centro de investigación, lo que constituye una singularidad con respecto a las cinco Escuelas Francesas en el extranjero que se encuentran bajo la tutela del Ministerio de Enseñanza Superior eInvestigación: la Escuela Francesa de Atenas, la Escuela Francesa de Roma, el Instituto Francés de Arqueología Oriental del Cairo y la Escuela Francesa de Oriente Medio.

Tiene la misión de desarrollar actividades creadoras e investigaciones relacionadas con las artes, las lenguas, las literaturas y las sociedades de los países ibéricos, iberoamericanos y del Magreb. También tiene la vocación de contribuir a la formación de artistas, investigadores y docentes-investigadores, así como de participar en el desarrollo de intercambios artísticos y científicos entre Francia y los países relacionados.

El centro selecciona, por un periodo de un año renovable una vez, a investigadores doctorandos o post-doctorandos cuyos trabajos traten, en el ámbito de las Ciencias Humanas y Sociales, de los campos geográficos de referencia. Los artistas, seleccionados por un periodo de la misma duración, son acogidos en la residencia. Pueden estar representadas todas las disciplinas artísticas: artes plásticas, arquitectura, composición musical, cine, videoarte y fotografía. La Casa concede también becas de corta duración (tanto a artistas como a investigadores, doctorandos y post-doctorandos).Tras dos cursos sin poder organizar actividades ni acoger a sus huéspedes debido a las importantes obras de adaptación a las normas y modernización en el edificio principal, se abre en la Casa de Velázquez una nueva etapa para cumplir mejor su doble misión al servicio del arte y de la investigación en un contexto europeo.

Cooper skin

Silvia Lerín

Silvia Lerín es licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia en 1998. Ha realizado numerosas exposiciones individuales en España, Reino Unido y Alemania. Su obra también se ha visto en ferias y en exposiciones colectivas en Estados Unidos, Reino Unido, España, Finlandia y Alemania.

Ha sido premiada y becada por instituciones como: Pollock-Krasner Foundation, The Annex Collection Award, la Freelands Foundation, la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, o el Ministerio de Cultura Español. Por otro lado, ha sido invitada a participar en varias residencias artísticas: The Florence Trust Residency (Londres), ESXLA (Los Angeles) y The Prairie Center of the Arts. (Peoria, IL, US)

El trabajo de Silvia Lerín comprende mayoritariamente pintura e instalaciones. Ambas prácticas se basan en la manipulación del material mediante pliegues, cortes, superposiciones creando formas hasta alcanzar un equilibrio en la composición.

En este proceso de creación, muy a menudo combina la pintura con otros materiales a través de collages y ensamblajes. Esta amalgama de diferentes materiales ofrece así una mezcla de texturas que enriquece la experiencia visual de la pieza mediante impresiones de sombras, pliegues y fisuras.

En su trabajo, destaca la importancia de la relación física con el material. Lo investiga y explora sus posibilidades expresivas para crear obras que sugieren objetos, lugares o experiencias y que, tras una pausada observación, desencadenan una especie de reconocimiento del objeto, del lugar o de la emoción que lo inspiró mediante nuevos caminos de la imaginación. En este sentido, los títulos que Silvia Lerín elige para sus obras tienen un papel importante en este proceso de reconocimiento, a veces dando pistas, otras veces actuando como una clara declaración de intenciones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email