GRUPO PLAZA

en 25 de los 32 municipios ha empeorado la situación después de tres semanas

Solo siete municipios en los que se estableció el primer toque de queda reducen su incidencia

Foto: KIKE TABERNER
4/08/2021 - 

VALÈNCIA. Solo siete de los 32 municipios que la Generalitat Valenciana incluyó en la primera tanda del toque de queda selectivo han mejorado su situación tras una veintena de días -salvo seis de ellos que solo estuvieron dos semanas- cumpliendo las restricciones impuestas por la Conselleria de Sanidad. Así se extrae de la comparativa realizada entre el la incidencia acumulada del 12 de julio, previa a las medidas, y el 2 de agosto.

Estas medidas, aplicadas en las localidades de más de 5.000 habitantes que presentan mayor riesgo epidemiológico por covid-19, suponen la limitación de las reuniones sociales y familiares a un máximo de 10 personas -medida que afecta a toda la Comunitat Valenciana- y la restricción de la movilidad nocturna entre las 1 y las 6 horas. Una directriz que no parece haber surtido un gran efecto en la reversión de la situación, aunque podría haber servido para desacelerar el crecimiento de la incidencia a 14 días. 

Los municipios en los que se estableció el toque de queda fueron Benicàssim, Sant Vicent del Raspeig- en Castellón y Alicante, respectivamente-, y 30 en la provincia de Valencia, concretamente Almàssera, Buñol, El Puig, Tavernes Blanques, Vilamarxant, Alboraya, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, l'Eliana, Meliana, Moncada, Picanya, Picassent, Puçol, Requena, Riba-roja, Sedaví, Silla, Utiel, Alaquàs, Aldaia, Burjassot, Catarroja, Quart de Poblet, Xirivella, Gandia, Mislata, Paterna y València capital-.

De éstos, solo siete mejoraron su situación: El Puig, que redujo su incidencia de 493,23 a 481,76, Valencia Capital, al pasar de 774,29 a 739,3, Meliana, que mejoró su situación de 638,1 a 601,64, Benicàssim, al pasar de 1018,3 a 909,39, Requena, que mejoró notablemente de 700,81 a 553,79, Almàssera, que pasó de 887,34 a 618,45, y Alboraya, que fue la que mayor reducción obtuvo al rebajar la incidencia de 897,3 a 396,1.

¿Una desaceleración en la subida?

Aunque la mayoría de estos municipios no han mejorado respecto a su datos anteriores, sí están por debajo de la actual media de incidencia acumulada de la Comunitat Valenciana. Entre el 12 de julio y el 2 de agosto, ésta subió de 368,49 a 593,02. Sin embargo, una veintena de estos municipios están por debajo de esa media. Mientras, son cinco los que han empeorado y además superan la media: Sant Vicent del Raspeig, con 639,22 de incidencia, Picassent, con 846,54, Benetússer, con 733,33, Vilamarxant, con 808,82 y Riba-roja de Túria, con 751,29.

Una vez pasada la primera tanda del toque de queda, Sanidad revisó los municipios y la situación forzó al Consell a extender esta restricción a un total de 77 poblaciones el pasado 22 de julio, momento en el que seis de estas localidades salieron de la lista. Sin embargo, la mayoría han incrementado su incidencia en los últimos 14 días respecto a la del pasado 12 de julio. Concretamente, Moncada (que pasó de 417,78 a 426,87), Quart de Poblet (que creció de 426,94 a 462,85), Catarroja (cuya incidencia ascendió de 398,49 a 545,3), Picanya (que pasó de 379,11 a 439,43) y Sedaví (que creció de 336,83 a 461,94). Solo mejoró Almàssera, al reducir las cifras de 887,34 a 618,45.

¿Surten efectos las medidas?

Rafael Toledo, catedrático de parasitología de la Universitat de València (UV), considera que los toques de queda contribuyen muy poco a mejorar la situación de contagios. "Lo único que hace es desplazar el horario de salida", señala. Además, también destaca que no tiene sentido incorporar esta medida para controlar el botellón, algo que ya estaba prohibido.

"A nivel epidemiológico, es verdad que en algunos municipios está bajando, pero eso está ocurriendo en toda España y no hay toque de queda en la mayoría del país", apunta. "Esto también está ocurriendo en otros países como Reino Unido o Países Bajos". Una situación que achaca a la variante delta, con subidas rápidas por ser más transmisible y que al saturar los grupos más sociales luego inicia el descenso.

Foto: KIKE TABERNER

También destaca la peculiaridad de municipios turísticos con población flotante como Benicàssim. "La incidencia ha subido considerablemente porque va mucha gente de fuera y, sin embargo, el cálculo de incidencia se hace sobre la población censada. Incrementas el numerador, pero no el denominador", señala. Por el momento, las 77 poblaciones que tienen el toque de queda lo mantendrán al menos hasta el 16 de agosto.

9 nueve fallecidos y 1.704 nuevos casos

Los últimos datos de este martes en la Comunitat Valenciana recogían el fallecimiento de nueve personas en los últimos siete días a causa del coronavirus y 1.704 nuevos casos. Los hospitales valencianos tienen, actualmente, 682 personas ingresadas, 111 de ellas en la UCI: 79 en la provincia de Castellón, 16 en UCI; 187 en la provincia de Alicante, 27 de ellas en la UCI; y 416 en la provincia de Valencia, 68 de ellas en UCI. Las cifras han bajado ligeramente, ya que el lunes eran 731 ingresados y 113 en UCI.

Mientras, la incidencia acumulada a 14 días descendía este martes hasta los 569,01 casos por cada 100.000 habitantes, 24 puntos menos que los 593,02 casos del día anterior, y se sitúa 84,8 puntos por debajo de la media del conjunto de España (673,52). 

Por grupos de edad, la IA a 14 días desciende también en los grupos de edad con mayor incidencia. En el tramo de 12-19 años es de 1.370,69 casos (frente a los 1.425,34 del día anterior) y en el grupo de entre 20 y 29 años está en el 1.358,39 (frente a los 1.420 de ayer). Respecto a los treintañeros, la IA es de 741,42, y los menores de 11 años tienen una incidencia de 571,11. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email