Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

divide el proyecto en dos fases

València ofrece a Fomento una salida para el Parque Central que estaría en 2026

9/05/2017 - 

VALÈNCIA. Sin miedo a los plazos, pero con el afán de que las cosas se pongan en marcha, el Ayuntamiento de València presentará este martes a los responsables del Ministerio de Fomento una solución al atasco en el que se encuentra el proyecto del Parque Central, una infraestructura viaria clave en el desarrollo económico de España, ya que afecta directamente al Corredor Mediterráneo, y el urbanístico de la ciudad.

La proposición valenciana, que se presentará este martes en la reunión del Consejo de Administración de la Sociedad Parque Central, aplazaría hasta 2026 concluir la obra del Parque en sí, en el mejor de los casos, pero permitiría activar los trabajos que ahora se hallan empantanados en un laberinto de burocracia, tras las distintas renuncias del Ministerio de Fomento a ponerlo en marcha.

El Parque Central como tal es una propuesta que abarca tres puntos principales: La creación de un Canal de Acceso subterráneo a la ciudad, la estación Central de Portela y, por último, el Túnel Pasante, o túnel de salida, clave para el Puerto de València.

La alternativa valenciana nace como respuesta a las dudas expresadas por el Ministerio de Fomento. 12 años después de la firma del convenio del Gobierno de España con el Ayuntamiento de València y la Generalitat, y ya con el PP en La Moncloa, el Ministerio decidió paralizar las obras en València y no ponerlas en marcha. Entonces el Gobierno central se excusó en que los trabajos tenían dos problemas fundamentales: por un lado se tenían que realizar de manera coordinada durante ocho años y por el otro, además, el coste total de la obra era muy elevado (el presupuesto estimado era de 2.284 millones de euros).

Como quiera que el Gobierno de Mariano Rajoy no se ha mostrado muy partidario de realizar grandes inversiones en la Comunitat Valenciana, optó por buscar una alternativa más barata, una opción low cost, que reducía el presupuesto de la obra considerablemente y a la que se denominó alternativa d. Pero esta opción no convenció en el Ayuntamiento porque no resolvía los problemas urbanísticos de la ciudad, destrozaba el diseño original del Parque Central y tampoco era eficaz. Lo único bueno de la alternativa ministerial era que resultaba más barata, pero en la práctica tampoco sería útil. Ya se sabe, lo barato sale caro.

Como respuesta, desde el Ayuntamiento de València y desde la sociedad Parque Central se han estado estudiado propuestas y finalmente se ha encontrado una alternativa propia, la que se ha denominado como alternativa e, que básicamente consiste en una combinación de ambas propuestas, la original y la nueva que ha lanzado el Gobierno del PP.

No es más barata, pero permite plazos

La vía valenciana empero no supone menos coste, ya que tendrá un presupuesto aproximadamente similar de más de 2.200 millones de euros, pero sobre todo permite realizar las obras en dos fases. Y es que en el consistorio tienen la intuición de que el verdadero problema para Fomento con el proyecto es el tener que abonar de una todo el presupuesto.

En la opción que defenderá el consistorio en la reunión de hoy se apuesta un Canal de Acceso que tendría un coste estimado de 339 millones de euros, y que permitiría el soterramiento de las vías. Este soterramiento podría entrar en servicio sin depender de la previa construcción del Túnel Pasante y de la Estación Central de Portela.

El Canal de Acceso sería a un solo nivel y se extendería desde donde ahora acaba el túnel de San Marcelino y Camí Reial hasta pasar el viaducto de Giorgeta. Sería más corto que el Canal de Acceso de la solución original, y funcionaría con las actuales estaciones en superficie de Joaquín Sorolla y del Norte, sin requerir que ambas estuvieran soterradas.

Con esta propuesta se dejaría para una segunda fase la obra más cara, la construcción sincrónica de la Estación Central diseñada por Portela y el Túnel Pasante. Al mismo tiempo se respetaría el diseño del Parque Central. También se permitiría la urbanización de la zona industrial de las antiguas Macosa, Hierros Mateu, Cervezas Turia, etc…

Los plazos para la obra del Canal de Acceso se extenderían durante más de ocho años. Si el Ministerio de Fomento accede a que la alternativa se ponga en marcha en 2018, las obras durarían hasta pasado 2026. En concreto serían 9 meses de tiempo de licitación, 24 meses para la redacción de proyectos, 9 meses para la licitación de la obra y unos cinco años para la obra en sí. Pero eso sería en el mejor de los casos. Teniendo en cuenta que el objetivo del Ayuntamiento es que las obras estén en marcha en cinco años, el final podría vislumbrarse en torno a 2030. Y sería sólo la primera fase.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email