GRUPO PLAZA

Los servicios jurídicos temen que la medida se estanque en tribunales

Vivienda suavizará el veto anunciado a los bloques de pisos turísticos para evitar recursos

26/10/2021 - 

VALÈNCIA. La concejala de Vivienda en el Ayuntamiento de València, Isa Lozano, anunció este lunes que el veto a los bloques exclusivos de pisos turísticos se suavizará para evitar que entre en constante conflicto con los tribunales. En este sentido, explicó que será necesario justificar de manera muy pormenorizada el porqué de la medida en cada una de las zonas afectadas, por lo que se ha llevado a cabo un estudio técnico acerca de la transformación de bloques enteros de viviendas al uso turístico en la capital del Túria para conocer en qué zonas de València se está produciendo más este fenómeno.

Inicialmente, la responsable de Vivienda había anunciado que la medida se extendería a 37 barrios de la ciudad entre los que se contemplaba principalmente la zona de Ciutat Vella y l'Eixample. Sin embargo, los servicios jurídicos y la concejalía de Urbanismo que dirige Sandra Gómez mostraron algunas reticencias ante la propuesta al considerar que podría motivar una batalla judicial en forma de recursos por parte de las empresas que aspiran a convertir bloques residenciales en negocios exclusivos de pisos turísticos. Así, por ello, el consistorio decidió estudiar más a fondo dónde puede implantarse la medida y dónde no, para luego proceder a una explicación detallada que sostenga el veto y lo blinde ante las objeciones de los promotores. 

Y es que, tal y como explicó Lozano este martes en una entrevista en 99.9 Plaza Radio, una de las principales preocupaciones es que la proliferación de pisos turísticos acabe expulsando a los vecinos de los barrios, especialmente en aquellos donde el acceso a la vivienda ya está empezando a ser un problema por su escasez o elevados precios. "Se ha hecho un estudio más detallado para poder acotar y que no sea una medida tan generalizada porque judicialmente te la pueden tumbar si no se razona suficientemente las consecuencias de los cambios de uso", matizó Isa Lozano en su intervención radiofónica. 

Cabe recordar que el veto a bloques exclusivos de pisos turísticos propuesto por Vivienda es una medida transitoria y temporal de dos años que tiene por objeto frenar el avance de estos negocios mientras se modifica el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con lo que se introducirá de forma definitiva las limitaciones por zonas a los bloques exclusivos de pisos turísticos. Esto se une a la normativa ya vigente sobre la materia: por ahora, tan solo pueden existir en edificios completos o, si se trata de un edificio de uso mixto con el residencial, están restringidos a las plantas bajas o primeros pisos. 

Foto: KIKE TABERNER

Así, el veto transitorio implicaría el rechazo de todas las peticiones de licencia o declaraciones responsables que lleguen al Ayuntamiento para implantar bloques de este tipo en las zonas señaladas, y tendrá una duración de dos años desde el momento en el que ente en vigor, cosa que todavía no ha sucedido. De hecho, una de las principales preocupaciones era que el anuncio atrajese una fiebre inversora antes de que la medida se hiciera efectiva. 

Un ejemplo de ello, tal y como publicó Valencia Plaza, es el de la calle Ruzafa, donde se está tramitando una licencia de este tipo a pesar de que la zona sí que estaría cubierta, según las previsiones, por el veto. Y no es el único caso: desde que se anunció la medida, en el mes de marzo, el consistorio ha recibido más de una quincena de peticiones para bloques exclusivos de pisos turísticos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email