GRUPO PLAZA

15 empresas aspiran a prestar el servicio de motos compartidas en València ciudad

10/11/2021 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València ya estudia las peticiones presentadas por diferentes empresas para prestar el servicio de motosharing en la ciudad. Son 15 las compañías que han presentado la solicitud de permiso para operar en la capital del Túria después de que el consistorio se haya decidido a regular el sector, algo que hasta ahora no había ocurrido por lo que varias empresas ya operaban sin limitaciones ni reglas más allá de la ordenanza de movilidad.

Hace aproximadamente un año, el consistorio y concretamente la concejalía de Movilidad Sostenible, que encabeza Giuseppe Grezzi, emitió el primer informe relativo a las limitaciones que ha de haber en cuanto al alquiler de vehículos compartidos sin base fija en València -el conocido como sharing de vehículos-. En cuanto al sector de las motos, aquel informe limitaba a 2.000 los vehículos que la ciudad puede absorber, cuantía notablemente menor a la que existía en la ciudad, cercana a los 3.000.

A partir de ahí, y en virtud de aquel informe, es la concejalía de Espacio Público, que dirige Lucía Beamud, la encargada de dar las autorizaciones a aquellas empresas que aspiren a continuar funcionando o que quieran empezar a operar en el Cap i Casal. Fue a finales de septiembre cuando, como publicó Valencia Plaza, el departamento de Beamud abrió el proceso de solicitud de estos permisos.

Concretamente, el edicto que publicó la concejalía informaba que procedía a regularizar la ocupación del dominio público municipal de los sistemas de alquiler de vehículos motorizados sin persona conductora y sin base fija, concretamente de ciclomotores y/o motocicletas compartidas". Proceso que ya ha finalizado y al que han acudido, en total 18 empresas.

Lucía Beamud. Foto: KIKE TABERNER

De ellas, según explicaron en el departamento de Beamud, una acudió a solicitar información pero no un permiso como tal, y otras dos sí pidieron autorización pero una de ellas no contesta a los requerimientos de la concejalía y otra ejercía la actividad de motos en un local con base fija, cuando este proceso es para el servicio de motos de alquiler sin base estable -por la vía pública-. De esta manera, quedan otras 15 empresas aspirantes a conseguir la autorización.

Por el momento, no se ha explicitado públicamente cuáles serán los criterios a partir de los cuales la concejalía dará o no la autorización a cada empresa, teniendo en cuenta que, según fuentes conocedoras del proceso, se han presentado solicitudes para un número de motocicletas sensiblemente superior al límite máximo fijado por Movilidad Sostenible, que alcanza los 2.000 vehículos en toda la ciudad, y 500 como máximo por empresa.

Este proceso abre definitivamente la puerta a que el Ayuntamiento de València pueda finalmente empezar a limitar el número de vehículos de este tipo -2.000- repartidos en las calles del Cap i Casal y, a la postre, iniciar el cobro de la tasa por ocupación de espacio público, algo que hasta el momento no se podía hacer a las cinco compañías que operaban en la ciudad: Acciona, eCooltra, Molo, Yego y Blinkee.city.

De hecho, por su parte, la concejalía de Hacienda, que dirige Borja Sanjuán, ya tramita la liquidación de la tasa por ocupación del espacio público por parte de los vehículos con los que ya están haciendo negocio algunas de estas compañías de transporte compartido. En total, la liquidación por los años 2020 y 2021 asciende a 364.500 euros por 2.573 y 2.738 motos en cada respectivo año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email