Notables

2 Estaciones

Alberto Alonso

De Burgos a Gandia hay algo más de 600 kilómetros. De una ciudad a otra se pasa por cuatro comunidades autónomas, seis provincias, campos amarillos y parte de una sierra. En Gandia los inviernos son suaves y los veranos cálidos, en Burgos en diciembre llegan a temperaturas bajo cero y en agosto se pueden superar los treinta y cinco grados. Alberto Alonso es castellano. Mar Soler es puro Mediterráneo. Dos extremos que se encontraron un día de 2016 –cocinando en el restaurante que comparten– y lograron levantar en el barrio de Ruzafa un restaurante de esos que una nunca se cansa de recomendar.

En el pequeño pero coqueto local que ocupa 2 Estaciones, la pareja entiende la cocina como una manera de hacer felices a los demás a través de los productos que cada estación nos regala. Ellos marcan el camino, por eso la carta cambia cada tres meses, al ritmo de los solsticios y los equinoccios. Un día desaparecen los tomates y entran las setas, las calabazas y las acelgas. Los compases los dicta la naturaleza. Al buen producto se le suma la creatividad. Elaboran prácticamente todo cada día; no solo por las exigencias del espacio sino también porque sienten que cuanto más natural y más fresco, mayor honestidad con el entorno.


En confianza: El pan de masa madre que hornean a diario es de otra galaxia.


¿Qué puedo encontrar?

  • Creativa

  • Producto

  • Vinos

¿Qué pido?

Ceviche de boquerones con granada picante