X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

VIDAS LOW COST / OPINIÓN

26 lecturas en caliente sobre el #26M (con forma de tuit)

27/05/2019 - 

1. Compromís es el partido más votado de la ciudad de València y eso supone 3 cosas: que el PP no lo es por primera vez desde 1995, que Ribó es hoy el líder más atractivo y que si el carril bici es el problema más grave de la ciudad, la ciudad no tiene problemas muy graves.

2. Caras largas y “sabor agridulce” de Català con unos resultados inverosímiles para el PP. Inverosímiles por buenos: tras una legislatura anulada por el Caso Taula (todos los concejales fuera de juego por imputación, menos uno), por poco no recupera el gobierno. ¡Por 255 votos! [Rectificado: una lectura posterior de los datos reordena el conteo a varios miles de votos de distancia]

3. De 2015 á 2019, el PSPV de València es el partido que más porcentaje de voto ha sumado. Y aun así, la desazón acompaña a una candidatura que se las prometía más felices. El semblante agotado de anoche tiene que ver con la asunción de que la negociación por 'la Nau 2' será dura.

4. Giner compareció satisfecho por haber sumado 4.000 votos siendo el único partido en la oposición de un Gobierno vapuleado a diario por la prensa local. C's, también en València, muestra su incapacidad para asumir realidades. De haber crecido lo mínimo, hoy gobernarían con el PP.

5. Un porcentaje de València late a un ritmo claro y –atentos– fiel: Vox. Un tramo de ciudadanía que se ha fijado en el 7,25%, poco menos del doble de personas que apoyan a partidos de larga labor democrática (EUPV) o nuevas esperanzas (Unides Podem). Estos últimos, sin representación.

6. Vox ha pasado de 3.000 a 28.000 votos. Votantes desencantados con el PP y o que habían dejado de tener una voz que les representara en democracia. Veremos de qué sirve su presencia en el Pleno y cómo interpretan PP y C’s su coexistencia en la oposición.

7. La distancia entre un gobierno de PP, Ciudadanos y Vox y otro ‘la Nau 2’ se midió en una horquilla de 250 votos [Rectificado: una lectura posterior de los datos reordena el conteo a varios miles de votos de distancia]. Así de escueto acabó siendo el margen. Eso sí: la distancia entre voto de izquierdas y voto de derechas es otra: Unides Podem, EUPV y Pacma lapidaron 20.000 apoyos.

8. Si a Pacma le hubiera dado por integrarse con Unides Podem y EUPV (o viceversa), hubieran obtenido dos concejales. Ningún edil de Compromís y PSPV podrá coger la gripe en 4 años (mayoría por un edil). Allá van sus votos, como en cada comicio, destinados a empequeñecer a la izquierda.

9. Es muy valenciano quejarse del centralismo, pero ojo a la presbicia que genera la capital para Compromís: se hunde en el área metropolitana de València, pierde peso municipal en capitales y provincias de Alicante, Castelllón… ¡pero qué bailes anoche en la sede josefina!

10. Ampliemos el caso Compromís en el área metropolitana de València: Paterna y Alboraya, de 6 a 3; Torrent, Burjassot y Xirivella de 4 a 2, Alaquàs y Picanya de 3 a 2; Aldaia de 2 a 1… ¡Pero qué bailes anoche en la capital!

11. Y, mientras, las Europeas. Esas elecciones que, dicen, marcan el 70% de las normas que nos rigen y en las que el PSOE valenciano se salió (de 378.000 a 762.000), el PP perdió el 7% de su peso y el otro gran triunfador fue Ciudadanos: de 51.462 á 330.001 votos en la Comunitat Valenciana. Pero Giner...

12. De vuelta a la presbicia de Compromís, una apunte más que es casi un aviso a navegantes: Vox obtuvo 25.000 votos menos que la formación de Oltra para las Europeas. Casi 30.000 más de los que Compromís logró en 2014. ¡Pero qué bailes anoche!

13. Un dato para la contradicción en la crónica local del #26M: va y resulta que en los barrios de voto tradicionalmente más próximo a la derecha hubo más participación. Pero, igualmente, la izquierda logró 20.000 votos más…

14. Poco que aportar a la funesta candidatura y peor campaña de Unides Podem y Esquerra Unida por València. Para asombro de periodistas de política, desde hace meses se hablaba en la formación de que no sería tan malo aquello de volver a la oposición si al tándem de derechas le iba bien. El espíritu de la derrota era tan fuerte que, pese a lo que se esperaba que amortiguase EUPV, pese a competir contra un PP que no ha existido durante la legislatura, el candidato más débil de de todos (Giner) y el margen de Vox, pese a ello, ha sido tal el empeño en la derrota que ni a oposición han llegado.

15. ¿Unides Podem y EUPV son historia? En el ánimo derrotista de sus ambientes, anoche de todo lo que se hablaba es del pase a cuchillo en el futuro Gobierno del Botànic. Como si una cosa y otra tuvieran relación. Lo cierto es que el Botànic II es su clavo ardiendo. Ya carbonizado, en concreto.

16. Un aparte merecen los medios y agentes dedicados durante cuatro años a ridiculizar a Ribó y su gobierno. Se han dado portadas y seguimientos 'informativos' poco menos que incompatibles con que él, Fuset o Grezzi siguieran disfrutando del espacio Schengen. En fin. A ver si en 2023...

17. Pablo Iglesias fue el gran perdedor de la noche y, quizá por eso, no compareció. Santiago Abascal fue, en comparativa con Generales y Senado, el otro gran perdedor, pero sí compareció. Será decisivo en una gran cantidad de ayuntamientos, diputaciones… y lo será por una sola razón: nadie se cuestiona que las ideas de Vox formen parte de un gobierno democrático en España.

18. Que un partido antieuropeísta, enraizado en la idea de desarticular la España de las Autonomías, que quiere revertir los derechos fundamentales de personas homosexuales y deshabilitar cualquier tendencia por una progresiva igualdad de derechos entre iguales (también llamada feminismo), ese partido, ese colectivo "orgulloso" de Falange al cual Casado y Rivera homologan, cambiará el signo de un sinfín de territorios de peso.

19. Pero volvamos a Iglesias a través de la debacle autonómica de Podemos: Madrid, de 27 a 7; Aragón, de 14 a 5; Asturias, de 9 a 4; Baleares, de 10 a 6; Castilla y León, de 10 a 1; Castilla La Mancha, de 3 a 0. Mientras Twitter esperaba que fuera la noche de la dimisión para Casado, ¿cuál es el futuro inmediato de Iglesias?

20. La creciente ajenidad de Madrid para con el resto del territorio español –partiendo de su renta media y hasta el resto de cosas– encofró anoche su futuro: Díaz Ayuso y Almeida, de lejos, los candidatos más excéntricos y difíciles de defender para el PP reciente, gobernarán.

21. Mientras Díaz Ayuso y Almeida daban sus discursos, la mirada de Casado era un poema. Era de no creérselo porque, de no haber existido, la debacle continuada del PP frente al PSOE (ha cedido una cantidad de territorio electoral enorme) hubiera dado como para punto y final al annus horribilis del partido.

22. Eran súper guays, pero no para todos: Carmena y Colau abandonan el cetro de poder. Buenas intenciones, mejores eslóganes y gobiernos del cambio que, a diferencia de València o Cádiz, han durado un asalto en las dos grandes ciudades.

23. Ribó tiene un homónimo aventajado al Sur: Kichi ha pasado del 28 al 44% de votos en Cádiz. La capital gaditana ha dado un espaldarazo a un gobierno local con semblanzas al valenciano: ha gobernado para su programa y ha sobrevivido a una opinión pública, supuestamente, a la contra.

24. Para la miscelánea, otro dato curioso: Ciudadanos, el partido que se iba a comer Cataluña en pro del resto de ‘buenos españoles’, ha cosechado la friolera cifra de ninguna alcaldesa o alcalde entre las cuatro provincias catalanas. La receta, quizá, no sean Rivera ni Garicano.

25. Como ya hemos experimentado en ámbitos más locales, el Parlamento Europeo se fragmenta. Partido Popular y socialdemócratas pierden unas decenas de escaños y la gran coalición se parte. Quizá para bien, dado la rotación bipartidista. Toca hacer política en Bruselas. Un futuro menos precocinado y, para disgusto de los mercados, más inestable.

26. A la ultraderecha en Europa le han salido dos juanetes demasiado grandes como para hacerse notar: los liberales, pero sobre todo los verdes. Estos últimos han logrado sus mejores resultados, con espaldarazos casi unánimes/mayoritarios/absolutos de la juventud en países como Alemania. Nuevos buenos brotes verdes.

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Verano de jarrones chinos y segundas vueltas

Mucho me temo que hasta septiembre no habrá gobierno ni nacional, ni en algunos casos autonómicos,-por ejemplo Madrid-. Pero mientras tanto, tendremos en pleno apogeo a los jarrones chinos habituales transmitiendo todo tipo de mensajes con las meninges derretidas por los calores estivales

Foto: KIKE TABERNER
el tintero

La política es poder

Esa frase o muy similar recuerdo del breve y fortuito encuentro que tuve con el actual vicepresidente segundo del Consell y líder de Podemos, Rubén Martínez Dalmau. Y ha cumplido fielmente con su palabra y ha reclamado y logrado ese poder que anhelaba, una vicepresidencia y una conselleria para sus socios

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email